Sep 12 2008
440 lecturas

Política

Venezuela expulsa al embajador de EE.UU. en solidaridad con Bolivia

surysur

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, expulsó al embajador de Estados Unidos en Caracas, Patrick Duddy, en solidaridad con el gobierno y el pueblo de Bolivia, y convocó a su representante en Washington, Bernardo Álvarez. El mandatario justificó el llamado al embajador venezolano en Estados Unidos para que regrese "antes de que lo echen de allá".

"Cuando haya un nuevo Gobierno en los Estados Unidos mandaremos un embajador. Un gobierno que respete a los pueblos de América, a la América de Simón Bolívar", agregó el presidente venezolano.

El Jefe de Estado venezolano anunció que comenzará a estudiar las relaciones diplomáticas con la Casa Blanca, al tiempo que indicó que el Embajador estadounidense en Caracas tiene 72 horas para salir del país.

El presidente Chávez responsabilizó a Washington "de estar detrás de todas las conspiraciones contra nuestros pueblos" y advirtió que "defenderemos la unidad de nuestros pueblos hasta las últimas consecuencias".

El Gobierno de Bolivia había expulsado al embajador estadounidense Philip Goldberg de La Paz por su participación en reuniones secretas con los prefectos opositores que impulsan el separetismo. En respuesta a esa decisión, Washington anunció la expulsión del embajador boliviano en Estados Unidos.

El gobierno constitucional de Bolivia recibió el incondicional apoyo de Argentina, Brasil, Paraguay, Chile, la Organización de Estados Americanos (OEA), la Comunidad Andina de Naciones (CAN), la Comisión de Representantes Permanentes del Mercado Común del Sur (Mercosur), la Federación Latinoamericana de Periodistas (Felap) y la Oficina en Bolivia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

El presidente brasileño Lula da Silva se comunicó ayer por teléfono con Morales y le ratificó su apoyo a la institucionalidad democrática. Itamarati advirtió que Brasil no reconocerá "a ningún gobierno que sustituya o pretenda sustituir al legítimo gobierno constitucional de Bolivia".

Argentina manifestó a través de su cancillería que la presidenta Cristina Fernández "ratifica su pleno e incondicional respaldo al gobierno constitucional de Morales y tampoco aceptarán un quiebre democrático".

Los gobiernos de Chile y Paraguay expresaron su preocupación por el desborde de violencia, deploraron la pérdida de vidas humanas y pidieron emprender un diálogo constructivo en bien de la democracia y la institucionalidad en el país altiplánico.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario