Nov 24 2011
588 lecturas

Política

Venezuela: la derecha lame heridas, no confiar

La derecha se está moviendo en el exterior, con sus congéneres políticos, dentro del plan de crear un escenario electoral que pueda apuntar a la desestabilización y a apoyarse en factores contrarrevolucionarios externos para respaldar alguna matriz de fraude. La situación económica europea se torna más preocupantemente inestable. | NÉSTOR FRANCIA.*

Ayer viajó a Colombia el copeyano Eduardo Fernández para participar en el Foro “El Estado de la Democracia en Venezuela”, invitado por la Fundación Internacionalismo Democrático de Colombia (FID), presidida nada más y nada menos que  por el ex narco- presidente Alvaro Uribe.

El aquelarre neoliberal y proimperialista también fue convocado en Bogotá por la Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia, promovida por José Obdulio Gaviria, antiguo asesor de Uribe hasta 2010 y por Plinio Apuleyo Mendoza, ultraderechista y defensor a muerte del neoliberalismo.
Llama la atención que unos de los que participarán en el foro, el ex embajador Edmundo González Urrutia aseveró que según “las últimas mediciones”, cuya autoría y fechas no precisó, la MUD cuenta con un 59 % de aprobación en el país, lo que a su juicio transmite la idea de que en Venezuela “ya está conformad

Esta aseveración, que va a contrapelo de todas las encuestas conocidas en nuestro país, persigue establecer que si Chávez gana, solo podría ser consecuencia de un fraude. La derecha del patio profundizará la injerencia de sus parientes políticos en el mundo para tratar de reforzar el desarrollo del conspirador Plan 2012.

Es evidente que la situación interna de la oposición es harto difícil. Es creíble lo expresado por la diputada socialista Cilia Flores, en el sentido de que los candidatos de la autollamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD) tienen una guerra interna a muerte para postularse como candidatos a la presidencia de la República. Pero además pareciera que se tiende a cierta anarquía en el sector opositor, y ya hay algunos que empiezan a actuar por su lado, quizá en correspondencia con la información aportada por José Vicente Rangel, en el sentido de que hay sectores de la oposición que proponen desmarcarse de la MUD para asumir una política más agresiva contra el Gobierno e insistir en calentar la calle.

Son quienes acusan a la MUD de electorera, de ser blandengue y de que en el fondo es colaboracionista con el “régimen”. Ha habido dos acciones recientes, por ejemplo, que no parecieron contar con consenso en a MUD. Una fue el “cacerolazo” convocado por Miguel Angel Rodríguez, Ismael García, Eduardo Gómez Sigala y otros representantes de la derecha contra el fondo Venezuela-China. De tal convocatoria no participó ninguno de los  principales partidos de la MUD (AD, UNT, PJ) ni tampoco la Mesa en su conjunto. De hecho, los medios le dieron a la convocatoria una importancia y una cobertura menores (salvo casos aislados, como el pintor de cuarta categoría y “humorista” amargado Pedro León Zapata, quien dedicó una caricatura a la estupidez del “cacerolazo”).

El otro cuento es el de la acusación de Diego Arria contra Chávez en La Haya. En este caso la cobertura mediática ha sido mayor, pero es claro que se trata de una acción de Arria absolutamente en solitario, anárquica. De hecho, factores mediáticos de la derecha, como Kiko Bautista, se han pronunciado públicamente contra la acusación. Bautista tildó a Arria de “radical” y adujo que la acción de esta especie de zombi de la política más bien favorece a Chávez.

Cada día se hace más claro que la llamada “unidad” opositora no es más que un saco de gatos. Ahora bien, a nosotros no nos cabe ninguna duda de que habrá un solo candidato de la derecha contra Chávez, como ha ocurrido desde 1998 en todas las elecciones presidenciales. Por una parte, a pesar de las contradicciones, los distintos sectores de la derecha tienen un solo objetivo supremo, salir de Chávez. Pero por otro lado, si aun no se pusieran de acuerdo en las cúpulas, la historia reciente nos dice que la base social escuálida se cobijará bajo un solo paraguas y decidirá, con o sin primarias, con o sin acuerdo, quién será su candidato. Ese electorado no vota por nadie ni por nada, sino contra Chávez. Tal obsesión se impondrá al final.

Lo que pasa es que las peleas internas y las contradicciones múltiples harán que los factores de la derecha lleguen maltrechos a la campaña de 2012, heridos por resentimientos, algunos de ellos insalvables. La maquinaria adeca, por ejemplo, no se partirá el lomo por Capriles si este es el candidato, aunque lo apoye de la boca para afuera. Ni la militancia de PJ se sentirá cómoda batiendo lanzas por Pablo Pérez. Además que las peleas internas, que pueden ponerse más amargas a medida que se acerquen las primarias de febrero de 2012, van a estimular cierto grado de abstención y apatía en las bases escuálidas.

Ya se apareció por allí el propietario principal y presidente de Empresas Polar, Lorenzo Mendoza, bramando contra la Ley de Costos y Precios Justos. Este burgués de arcas rebosantes declaró que “Los controles no generan bienestar ni empleo, ni inversión, ni confianza. Debemos probar algo distinto como promover la facilidad para que los empresarios puedan invertir”

¿Acaso Mendoza no puede invertir o está en riesgo de quiebra? La suya es la posición de principios de la más alta burguesía, defendida ferozmente por sus representantes en la Asamblea Nacional y en el escenario político, así como por la canalla mediática. Recordemos, no olvidemos jamás, que Lorenzo Mendoza es uno de los hombres más ricos del mundo. Aparece en la lista de Forbes, junto a Gustavo Cisneros, por encima de billonarios como Donald Trump y su fortuna se calcula en 3.4 billones de dólares. Y  hay quienes dicen que la lucha de clases es un invento de Marx, y hasta de Chávez.

La recesión económica

Recordamos al vice-primer ministro chino Wang Qishan y su opinión de que “En medio de la incertidumbre, podemos estar seguros de una cosa, y es que la recesión económica global causada por la crisis financiera internacional será crónica”.

Ayer mismo se conoció un informe del Instituto Internacional de Finanzas (IIF, vocería de importantes banqueros) en el cual se asegura que la situación en la zona euro “ha empeorado” en el último mes hasta caer “en una nueva recesión”, que contraerá la economía europea el uno por ciento de su Producto Interior Bruto (PIB) en 2012. “La situación en la zona euro ha tomado un serio giro negativo en el pasado mes. La economía ha entrado en lo que consideramos una nueva recesión”, aseguró el IIF en su nuevo informe sobre las perspectivas económicas mundiales para 2011 y 2012.

El informe critica a los líderes políticos europeos que están “luchando por mantenerse a flote” en la difícil situación y lamentó que algunas de sus acciones “están haciendo el problema peor, no mejor”. Igualmente considera el IIF que “El programa de alivio de la deuda de Grecia está espantando a los inversores de otros mercados periféricos, y los bancos están siendo forzados a aumentar sus ratios de capital rápidamente lo que acelerará la contracción de sus balances”.

Para el capitalismo llueve y no escampa.

* Periodista.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario