Ene 16 2010
449 lecturas

Opinión

Venezuela, la luz que se apaga en la oposición

Néstor Francia.*

La canalla mediática está creando la falsa matriz de que hay una especie de insurrección en el interior del país debido al racionamiento de electricidad. Si bien es verdad que el racionamiento crea dificultades a la población, también es cierto que la gente en general está a actuando con calma y tratando de resolver los problemas sin formar alboroto.

La Web de Globovisión ofrece “Fotos de las protestas por situación eléctrica en el interior del país”. Cuando usted abre el vínculo aparecen unas diez fotos, ocho de la cuales no son protestas sino tráfico normal de vehículos en algunas avenidas (¿qué aparentan: caravanas, tumultos?). Solo dos fotos muestran a cuatro gatos protestando en el Zulia. Cuando se lee la “noticia”, todo queda claro: “El movimiento estudiantil tomó la sede de Enelven en el estado Zulia para protestar contra el racionamiento eléctrico en la región”. Ya sabemos qué es y qué representa el fulano “movimiento estudiantil”.

Luego reseña que “El presidente del Consejo Legislativo del estado Zulia, Eliseo Fermín, se encuentra reunido con la directiva de Enelven para buscar una solución a la problemática”. Eso no es una gran protesta popular ni nada parecido, está muy bien que este miembro de Un Nuevo Tiempo se reúna para buscar soluciones, pero el mismo aprovecha para cargar contra Chávez: “No porque usted (Hugo Chávez) viva en Caracas la va a suspender nada más allá y el resto de los venezolanos tengamos que pagar”.

Sigue el reporte de las “protestas” indicando declaraciones del “dirigente estudiantil” Roberto Puppio: “es un irrespeto, no solo al Zulia, sino a todas las regiones del país…Aquí nosotros seguiremos protestando porque nosotros pagamos para que nos ofrezcan servicios públicos de calidad”.

Estas son todas las “protestas” que se reseñan, más una que no se ha realizado, pues solo anuncian “una caravana por Ciudad Bolívar, la cual saldrá de las sedes de las industrias básicas”.

Con este fingimiento de protestas, la canalla mediática trata de crear ambiente para la manifestación opositora del 23 de enero. De hecho, el alcalde derechista Antonio Ledezma utilizó de nuevo la situación eléctrica para convocar la marcha que realizará la Mesa de la Unidad en esa fecha. Todas las mentiras serán pocas para intentar que tenga éxito esta primera acción de la campaña electoral parlamentaria. Como siempre, habrá que mantener vigilados a los alborotadores que podrían organizar guarimbas o toma de instituciones ese día. Como dice la canción de Carlos Puebla: “al que asome la cabeza, duro con él”.

Por otro lado, el presidente de Conindustria, Carlos Larrazábal, saludó la suspensión del racionamiento en la ciudad de Caracas pero señaló que este miércoles fueron publicados los listados de corte de electricidad en las regiones del país. Larrazábal pidió que se revoque el plan de racionamiento hasta acordar los horarios con el sector empresarial.

Según él, “Más de 80% del sector industrial está fuera de Caracas (…) Todos esos listados hay que revisarlos y hay que pararlos de forma inmediata”. Lo cortés no quita lo valiente, así que esta propuesta al menos hay que escucharla, esto dentro del mismo espíritu anunciado por Elías Jaua en la presentación del Fondo Bicentenario, y al cual nos referiremos más adelante en este mismo análisis. Inclusive, Larrazábal expresó que en el estado Lara las industrias mantienen reuniones con los responsables de la electricidad para acordar recortes de uso voluntarios y afectar en menor grado la producción. También aseguró, convenientemente, que en el país, “todos estamos conscientes de la gravedad del problema y todos tenemos que buscar una solución”.

También el alcalde contrarrevolucionario Emilio Graterón anda haciendo propuestas, como la de crear el “Consejo Nacional de Ahorro de Energía”, con los alcaldes de las 30 principales ciudades de Venezuela. Claro, el hombre tiene sus exigencias:

“La solución es gerencia eficiente. Por eso exigimos la renuncia del presidente de la Electricidad de Caracas y toda su directiva y que se le devuelva la empresa de distribución eléctrica a la ciudad” ¿Qué será lo que quieren? ¿Reprivatizar? Pero no todo es negativo en las declaraciones de Graterón, pues es correcta su idea de que

“Si involucramos debidamente a los miembros de los consejos comunales y asociaciones sociales de cada ciudad podremos crear y aplicar una política consensuada de ahorro de energía, en lugar de los cortes de luz…Los planes no pueden ser centralizadores, sino coordinados con la gente, identificando las zonas territoriales, edificios, empresas, industrias y comercios de mayor consumo, a fin de diseñar y poner en marcha el plan de ahorro de energía”.

 Ahora bien ¿De dónde sale esta onda colaboracionista? Recordemos que Graterón es miembro del nuevo partido opositor que lidera Leopoldo López, que está empeñado en diferenciarse del resto de la oposición, con la cual tiene desavenencias casi insalvables de cara a las elecciones parlamentarias. Una de sus propuestas corporativistas (colectivismo de derecha) es realizar elecciones primarias para la selección de candidatos, además de tratar de colonizar a las organizaciones populares. De allí que intentan aparecer como voceros de los intereses de los consejos comunales y otras organizaciones de base. Es una táctica para nada despreciable, ya que el sector de los “antipartidos” en la oposición tiene sus fortalezas, pues se sabe que su base social no reconoce al liderazgo opositor y no responde a su convocatoria.

En otras palabras, el partido de López y Graterón intenta pescar en río revuelto.

También es claro que el Gobierno no está de brazos cruzados, y quizá algunos, como Conindustria y Graterón, pueden estar pensando que si finalmente se resuelve básicamente el problema, toda la gloria se la podría llevar Chávez. El vicepresidente Ramón Carrizales anunció que el Gobierno Nacional ya tiene previsto la adquisición de plantas generadoras de energía para ser colocadas a finales de 2010 en los estados Vargas y Miranda a fin de disminuir la dependencia de la ciudad capital sólo de las plantas termoeléctricas, del Guri. Chávez tiene tiempo, de aquí a 2012, de sumar puntos en un área que por lo pronto es una complicación para él.

El ministro de Agricultura y Tierras, Elías Jaua, al anunciar ayer las condiciones con las cuales operará el Fondo Bicentenario, dijo cosas importantes:

“El Gobierno garantiza la participación de todos los sectores. Confiamos en que la mayoría del sector empresarial venezolano es honesto y que esta política no va a ser utilizada para mecanismos de fraude… Nosotros vamos a estimular cambios preferenciales para sectores empresariales que estén dispuestos a avanzar en la construcción del modelo socialista, productivo, y a todos aquellos que quieran participar en modelos de asociación mixta con el Gobierno Bolivariano. Queremos agradecer la actitud positiva que han tenido los sectores empresariales de acoger estas medidas. Contamos con el sector privado consciente, responsable y con la disposición a dialogar, a tener diferencias, a resolverlas en los espacios de diálogo y conversación”.

De nuevo debemos referirnos a lo correcto de estas políticas. En medio de una etapa de transición, los socialistas necesitan establecer alianzas con algunos sectores de la burguesía que están dispuestos a trabajar para construir y no para destruir. Ni el mundo ni el capitalismo se acabarán mañana. No por mucho madrugar amanece más temprano y el camino debe recorrerse paso a paso. Trabajo y más trabajo, constancia y más constancia, paciencia y más paciencia.

En otro orden de idea, se realizó la procesión de la Divina Pastora. Esto es una verdadera manifestación sobre todo cultural del pueblo de Lara. Nos consta que mucha gente que no es católica participa de ella. Por eso da un poco de asco como los opositores tratan de aprovecharse de ello, con la segura complicidad de los dinosaurios de la jerarquía católica. Por ahí se lee vieron las caras a personajes como Antonio Ledezma, Leopoldo López y Henrique Capriles Radonski.

“El Gobierno garantiza la participación de todos los sectores. Confiamos en que la mayoría del sector empresarial venezolano es honesto y que esta política no va a ser utilizada para mecanismos de fraude", declaró.

Dijo que el Estado se comprometerá a encontrar mecanismos ágiles para la tramitación de las exportaciones, al tiempo que destacó la actitud del sector empresarial ante la implantación de nuevas medidas económicas.

"Nosotros vamos a estimular cambios preferenciales para sectores empresariales que estén dispuestos a avanzar en la construcción del modelo socialista, productivo, y a todos aquellos que quieran participar en modelos de asociación mixta con el gobierno Bolivariano. Queremos agradecer la actitud positiva que han tenido los sectores empresariales de acoger estas medidas. Contamos con el sector privado consciente, responsable y con la dispioscion a dialogar, a tener diferencias, a resolverlas en los espacios de diálogo y conversación", afirmó.

* Analista de asuntos políticos.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario