Nov 29 2010
449 lecturas

Política

Venezuela: para la oposición golpista la lluvia es su clavo ardiente: se queman

Néstor Francia.*

La oposición y la canalla mediática han comenzado a politizar el tema de las lluvias y sus consecuencias. Parecen olvidar lo que ocurría en la Cuarta República, cuando apenas caían algunos aguaceros los muertos se contaban por decenas y los damnificados eran amontonados en especies de basureros y después abandonados a su suerte. Por supuesto, el drama de las lluvias afecta sobre todo a los pobres, que fueron arrinconados durante décadas y obligados a vivir en barriadas peligrosas e inestables.

Hoy el número de fallecidos es lamentable pero controlado, baste con ver el caso de la vecina Colombia, donde los muertos por la lluvias pasan ya de doscientos. Pero allá nadie está culpando a Santos por eso. Lo que pasa es que la oposición venezolana se ha destacado siempre por su carácter carroñero, regodeándose en la muerte y en el dolor del pueblo. Deben estar muy preocupados porque las lluvias están cediendo.

Recurriendo al expediente del ladrón que grita “¡Atrapen al ladrón!” para confundir, el inefable burgués Julio Borges ha expresado:

“De nuevo el Presidente nos confirma que su prioridad no es Venezuela ni los venezolanos y que su Gobierno pretende politizar absolutamente todo sin importar el sufrimiento ocasionado a miles de familias por la tragedia de las lluvias. Mientras ya tenemos la lamentable cifra de 7 decesos en Caracas y 5 en Miranda y miles de familias damnificadas en varias regiones del país, el Presidente estaba preocupado por sus viajes, continuar con la regaladera a otros países y la próxima llegada de más juguetes militares para engrosar sus desfiles”.

Y mientras uno se pregunta qué ha hecho este farsante, más allá de balbucear sus mentiras, para ayudar a los damnificados, el presidente Chávez pidió hoy ante un grupo de damnificados por las lluvias que el Parlamento redacte una ley que permita a nuestro gobierno disponer de terrenos a fin de construir viviendas para familias afectadas. “He pedido una Ley de Emergencia de Vivienda (…), he pedido actuar con rapidez. Empecemos ya, no perdamos un día más”, dijo Chávez al recorrer uno de los refugios que se abrieron en Caracas, donde las lluvias han derrumbado centenares de casas.

“El problema es de todos”, repitió el gobernante al solicitar la identificación de terrenos donde construir viviendas en reemplazo de las derrumbadas por las lluvias o por las mismas autoridades, en el caso de las levantadas en zonas de alto riesgo. Si los terrenos aptos para levantar viviendas seguras son privados, Chávez pidió negociar con los dueños, quienes “tienen que entender” que deben ser traspasados a las autoridades para la construcción de viviendas.

“Hay que legislar y actuar ya”, remarcó en unas instalaciones de la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad, ubicada en la populosa barriada caraqueña de Catia, transformada en las últimas horas en refugio para algunos de los damnificados. También han sido convertidos en refugio diferentes instalaciones públicas, entre ellas unas del Fuerte Tiuna, el mayor destacamento militar de Caracas.

Es decir, mientras la canalla habla, el gobierno actúa. Un ejemplo de ello fue lo que dijo el delincuente prófugo Manuel Rosales desde su exilio dorado en Lima: “… Mientras este régimen impúdico prohíbe mi imagen, no puede ocultar el estruendoso fracaso en la atención de los miles de compatriotas damnificados. Sencillamente la bonanza fue derrochada y no se construyeron las viviendas prometidas a los pobres, no se dragaron los ríos y quebradas, y mucho menos se modernizo la red vial del país…”.

Precisamente, el hecho de que el número de fallecidos y los daños materiales sean muy inferiores a los que situaciones similares arrojaban en el pasado, es un mentís a las palabras de este mafioso.

Otra lluvia: de documentos incriminatorios

Recientes documentos develados por Wikileaks no hacen sino confirmar las políticas injerencistas de Estados Unidos en América Latina, aunque esto es minimizado por la canalla mediática, que se concentra en las presuntas perturbaciones mentales de líderes como Hugo Chávez y Cristina Fernández, sugeridas por personeros de la derecha y reseñadas por Wikileaks. La página Web de Globovisión de hoy, por ejemplo, titula falsando la realidad, y pone en boca de los representantes de Wikileaks lo que fueron palabras de un asesor del gobierno francés, Jean-David Levitte, reveladas por el mencionado portal. El titular manipulador reza: “Wikileaks: Chávez quiere convertir a Venezuela en otro Zimbawe”.

Según documentos secretos filtrados ayer por Wikileaks la diplomacia estadounidense trabajó para que países de América Latina aislaran al presidente venezolano Hugo Chávez.

Otro informe confidencial de la embajada de Estados Unidos en Honduras revelado por Wikileaks muestra que Wáshington no tiene duda de que en Honduras hubo golpe de Estado contra el entonces presidente, Manuel Zelaya, y agrega que “los militares, la Corte Suprema y el Congreso Nacional conspiraron el 28 de junio en lo que constituyó un golpe ilegal e inconstitucional contra el Ejecutivo”.  De igual manera en el texto, la embajada de Estados Unidos en Honduras afirma que el gobierno de Roberto Michelleti fue completamente ilegítimo: “No hay duda de que desde nuestra perspectiva la llegada al poder de Roberto Micheletti ha sido ilegítima”.

Estados Unidos nunca reconoció públicamente esta realidad, y más bien se negó a aceptarla oficialmente y fue uno de los primeros en reconocer el gobierno espurio de Porfirio Lobo.

* Analista de asuntos políticos.
 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario