May 12 2010
706 lecturas

Política

Venezuela: suman y siguen denuncias frente en barranco por el que se despeñan

Néstor Francia.*

Fedecamaras está muy activa políticamente en este año electoral, pues es uno de los principales factores de la oposición venezolana, hasta el punto de que estuvo al frente tanto del golpe de abril de 2002, como del sabotaje petrolero de 2002-2003. Su actual presidente, Noel Alvarez se explaya en su discurso anhelante de neoliberalismo. Por eso habla de falta de estímulo del aparato productivo (el Estado fomentando los negocios de la burguesía, como en la IV República), de falta de inversión de otros países  (en Venezuela hay grandes inversiones chinas, rusas, brasileras y hasta gringas).

También se sumó este representante de la oligarquía a la cantaleta sobre “la escasez y el incremento de precios”, mientras pidió al gobierno un “cambio de rumbo”, es decir que tomemos el rumbo del neoliberalismo, del capitalismo salvaje, del puntofijismo. Ese es, sencillamente, el programa de la oposición venezolana.

 Alvarez, por cierto, denunció que sus hijos recibieron amenazas de secuestro. Dijo que no han podido comunicarse con los cuerpos de seguridad, a pesar de los intentos y añadió: “Tengo que decir que nunca me callaré, fui elegido para decir lo que tengo que decir. Pierden el tiempo quienes nos quieren amedrentar. Voy a seguir en Venezuela”. Nótese como el tipo culpa de una vez al gobierno de las supuestas amenazas

¿Será que estamos ante una nueva estrategia terrorista por parte de la burguesía, para generar miedo y desconfianza a partir de este tipo de denuncia? Lo decimos porque una denuncia similar hizo ayer la súper-escuálida Rocío San Miguel, jefa de una fantasmal ONG que nadie sabe cómo se financia, aunque no es muy difícil sospecharlo. San Miguel, vocera de la “asociación civil Control Ciudadano”, acudió a la Fiscalía General de la República para denunciar que ha sido víctima de hostigamiento y persecución desde que dio a conocer que militares se encuentran inscritos en el PSUV. Precisó que ha recibido llamadas telefónicas, que se le ha hecho seguimiento y que desde el canal del Estado han hablado ferozmente en su contra.

Esto último  es en verdad notable, porque parecer ser que está señora quiere jugar con candela y no quemarse. Ella vive metida en Globovisión despotricando contra Chávez y la revolución, pero cuando le responden lloriquea. Esto es una batalla, así que hay fuego (verbal, pero fuego al fin).

El barranco del escuálido Henri Falcón es cada vez más grande. Ahora es uno de los personajes favoritos de Globovisión. Ayer, en un programa de ese canal, siguió botando las plumas. Dijo, por ejemplo, que “existen muchos militantes del PSUV que tienen posturas más críticas que la mía y no lo dan a conocer por miedo”. Nos pondremos nosotros mismos como ejemplo, ya que hemos sido y seguimos siendo críticos del proceso revolucionario, pero nunca hemos sentido miedo ni nadie nos ha intimidado por ello.

Lo que ocurre es que Falcón no es un crítico sino un tránsfuga, alguien que tiene estrategias muy diferentes a las de la revolución, por eso en ese programa habló como lo que es: un vocero de la contrarrevolución.

En ese sentido soltó varias perlas: que está en desacuerdo con la presencia cubana en la Fuerza Armada Nacional, que hay que atender “la realidad del mercado”, el problema de las divisas y los requerimientos que se dan en el ámbito productivo (Léase arriba y nótese que son los mismos planteamientos de Fedecamaras), que el gobierno tiene entre sus planes acabar con el control de cambio y esto podría generar que se dispare la inflación, que hay desabastecimiento y delincuencia, que existe un déficit de médicos venezolanos, debido a que cada año se gradúan menos y han emigrado a otros países, y que en cuanto a la educación, en la infraestructura escolar también existe un “déficit muy grande”.

En fin, lo que está a la vista no necesita anteojos, Falcón se salió del closet y en el apuro hasta olvidó cerrar la puerta. Que en paz descanse el PPT.

* Analista de asuntos políticos.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario