May 31 2004
393 lecturas

Política

Venezuela: terminaron los reparos. ¿Y ahora qué?

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Llovió en Caracas el domingo. Un palo de agua digno de cualquier invierno; sin embargo el pueblo -la ciudadanía- resistió el grueso chaparrón del último día habilitado para “reparar” (verificar, autentificar, negar) su firma en el pedido para revocar el mandato del presidente Hugo Chávez.

A las 18.33, hora de Nueva York, CNN “espanol” emitió un despacho de la Agencia Reuters: “El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, que está feliz -la palabra feliz está entrecomillada- por el desarrollo de los reparos de firmas a favor de un referendo en su contra, prometió a observadores internacionales que aceptará la consulta si la oposición logra reunir las rúbricas necesarias”.

“El CNE (Consejo Nacional Electoral) es el que dice, el árbitro”, dijo Chávez a periodistas. ‘Si el Consejo Electoral Nacional mañana o pasado mañana dice que la oposición llegó a las firmas, yo feliz voy a un referéndum'”.

El proceso de tres días por el cual los ciudadanos cuyas firmas en el petitorio, consagrado por la Constitución venezolana, fueron en principio objetadas por diversos motivos, se llevó a cabo con normalidad.

Timoteo Zambrano, un vocero de la opositora Coordinadora Democrática, habría manifestado satisfacción por la marcha del proceso de “reparos”. El ex presidente de EEUU, James E. Carter, de estar con las informaciones recibidas, no encontró tampoco motivos para que su organización de vigilancia por el respeto a los derechos políticos alzara la voz; de hecho se reunió con Chávez el domingo.

Pocos piensan, en la noche del domingo, que las fuerzas de oposición lograron el número de firmas necesarias para el referendo revocatorio del mandato del presidente -víctima en abril de 2001 de un golpe de Estado que contó con el estímulo político y la ayuda logística del gobierno de EEUU-; la preocupación instalada en los sectores, chavistas o anti chavistas, menos pasionales es qué sigue a continuación.

El CNE dará a conocer, se espera, los resultados oficiales del proceso de reparos el próximo jueves 4 o viernes 5 de junio. Es difícil que para entonces se apacigüen los ánimos de la oposición de derecha más militante, que acusa a Chávez de ser un dictador “en ciernes” y de conducir a Venezuela hacia un “sistema castro-comunista”.

Algunos observadores, por otra parte, plantean que la derrota del proceso conducente a la revocatoria del mandatario pudiera tener como consecuencia una mayor radicalización de las bases chavistas ansiosas de eliminar una oposición a la que califican de “entregada” a los intereses de EEUU.

Lo cierto es que hubo por parte de los adversarios del presidente Chávez manipulación de identidades y firmas falsas; también hubo presiones indebidas de organizaciones pro chavistas -incluso de organismos gubernamentales, se denunció- sobre ciudadanos para que no reconocieran su firma.

De cualquier modo, y salvo incidentes y algunos actos de mayor gravedad, que no parecieron conformar en su conjunto una táctica deliberada, la ciudadanía venezolana -el pueblo de Venezuela- dio un ejemplo de madurez; ningún otro país americano establece una fórmula para revocar los mandatos de sus representantes o autoridades elegidas por sufragio universal; legislación que, incidentalmente, se debe a la República Bolivariana instaurada por Hugo Chávez.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario