May 10 2012
688 lecturas

Política

Venezuela, terreno electoral: cambiar la montura en medio del río

Las dificultades de la campaña de Capriles Radonski se hacen notables por los cambios de estrategia que comienzan a percibirse y que son típicos de situaciones de estancamiento y caída de una campaña electoral. Uno de esos cambios es el que se refiere al aumento de la agresividad y de la confrontación por parte del candidato majunche. Esto niega toda la estrategia anterior de “no confrontación” y desdibuja la imagen del candidato, haciéndola menos creíble. Ejemplos hay varios, como el de ayer, cuando Capriles dijo que el único desestabilizador que hay en Venezuela es Hugo Chávez.| NÉSTOR FRANCIA.*

 

Muy reveladora en el sentido que señalamos fue la intervención de José Vicente Rangel en su programa del domingo, cuando se refirió a unos twitts ofensivos del majunche contra su persona por revelar encuestas que muestran la amplia brecha que separan al candidato de la derecha de Chávez en la intención electoral. Capriles tildó a José Vicente de “personaje funesto, mafioso y oscuro”, mandando al diablo su imagen angelical, de reconciliador y hombre de paz, cada vez más negada por sus propias acciones.

 

Rangel dijo que “Debo aclararle al señor Capriles que las encuestas que publico son de empresas del ramo con larga experiencia profesional, como es el caso de IVAD, Datanalisis, Hinterlaces, GIS XXI, ICS y otras, a las que el candidato presidencial de la oposición atribuye la condición de instrumentos de mercenarios”.

 

Y agregó: “No responderé en el mismo terreno del insulto al señor Capriles lo cual sería relativamente fácil hacer con alguien que tiene tantos flancos débiles. Por el contrario, dejaré que se cocine en la salsa de su propia frustración electoral”. Peligrosa frustración que, como hemos dicho, prende las alarmas de la derecha más radical y empujan a los opositores hacia la opción de la violencia.

 

Sin duda, uno de los problemas de Capriles es su falta de credibilidad. Su insistencia desmedida con el tema de que no desmantelará las misiones lo hace más bien sospechoso. Es como el cuento del hombre que enterró un tesoro y, para que no lo descubrieran, fijo un cartel en el sitio que rezaba “aquí no está escondido un tesoro”.

 

El guión que mostró Diosdado Cabello es algo realmente patético, propicio para alguien que no cree en lo que dice y que es manejado como una marioneta por los asesores. Por supuesto, los medios de la derecha minimizaron al máximo el hecho, ya que apunta contra uno de los grandes engaños fraguados por los laboratorios que asesoran al majunche. De hecho, el guión deja claro que algunos periodistas, carentes de toda ética y catadura moral, se prestan a la farsa haciendo preguntas pre-elaboradas.

 

Por otro lado, se le hace muy difícil a Capriles ocultar que es el candidato de la gran burguesía, no solo por su procedencia de clase, que todo el mundo conoce, sino además por la coincidencia con los argumentos y propuestas del gran capital. Ayer, por ejemplo, la Cámara de Industriales del estado Carabobo efectuó, en el hotel Hesperia World Trade Center, la cena institucional en compañía de distintos sectores de la burguesía, así como representantes de todas las cámaras empresariales del país.

 

Según los organizadores, este encuentro se realizó con la finalidad de “fortalecer la fraternidad corporativa” y afianzar la campaña comunicacional “Empresa privada, progreso para todos” ¿No queda claro quién conduce y hacia dónde rueda el “autobús del progreso”? De paso, uno de los oradores principales del evento fue uno de los personajes más conocidos en el espectro de la derecha política, Teodoro Petkoff, quien disertó sobre “Los retos políticos de la empresa privada en Venezuela”. Ya ni siquiera tienen el tacto de tongonearse para que no se les vea el bojote.

 

Por cierto que uno de los expedientes a los que echa mano permanentemente la burguesía en Venezuela es el de la amenaza y el chantaje. Ante la aparición en Gaceta Oficial de la ley contra la Estafa Inmobiliaria, reaccionó el presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela, Aquiles Martini Pietri, preguntándose “¿Quién va a construir en Venezuela?”. Es el mismo tipo de razonamiento que hemos escuchado con relación a la ley de Costos y Precios Justos, que ha generado amenazas de escasez y desabastecimiento por parte de la burguesía.

 

Según Martini Pietri, “Pretender que todos los urbanismos y construcciones del país, sin discriminar su tamaño, se van a realizar en menos de 24 meses obviando, entre otras cosas, la escases de materia prima que existe, hace de este compromiso algo difícil de alcanzar”. Por supuesto, este burgués obvia el fondo del problema. En Venezuela se hizo costumbre que los constructores de viviendas cobraran cuotas iniciales por adelantado, así como cuotas especiales, para que las personas adquirieran viviendas que estaban en las primeras etapas de construcción. Esto significa que eran los adquirientes quienes financiaban el proyecto, corriendo con los riesgos que ello implicaba, mientras los burgueses se enriquecían a costillas de ellos.

 

Pero el colmo es que resultaba muy común que los desarrollos habitacionales no fueran entregados en los tiempos ofrecidos y a menudo los retardos se combinaban con aumentos sobre los precios establecidos en principio, o generación de intereses no previstos para los compradores que habían obtenido créditos bancarios. Así la burguesía inmobiliaria y financiera (a menudo actuando en comandita) se pagaba y se daba el vuelto. Por supuesto, es esta manguangua lo que no quieren perder.

 

Y todavía el presidente de la Cámara mostró su “preocupación” porque en caso de paralización del proyecto se prevé la intervención del mismo y su ocupación. No tienen ninguna vergüenza. Por supuesto, su apoyo al candidato majunche supone que si este llegara a la presidencia, promovería la abrogación de ese tipo de leyes que favorecen a las mayorías.

 

Pero el gobierno revolucionario no se amilana ni se detiene en su camino de justicia, para mal de la burguesía y sus majunches. Ayer la ministra para la Salud, Eugenia Sader, anunció que a partir de la próxima semana será de obligatoriedad la inscripción de las empresas en el Sistema Integral de Control de Medicamentos.

 

Los costos de los medicamentos son una de las groserías más ofensivas para el pueblo que se conoce en Venezuela. Hay casos de medicamentos esenciales, como el suero pediátrico, que estuvo desaparecido de las farmacias por más de tres meses y reapareció con un aumento de precio de más de trescientos por ciento.

 

Al anuncio de la ministra se suma otro muy importante, la creación de la cadena de farmacias populares Farmapatria, que tendrá más de 170 locales, donde no solo se venderá medicamentos con importantes descuentos, sino que además, en sus sedes más grandes, habrá atención gratuita en distintos servicios de salud primaria, como vacunas, terapias, orientaciones farmacéuticas, medición de valores como tensión y otros ¡Así es que se gobierna!
——
* Periodista.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario