Sep 26 2005
275 lecturas

Política

Venezuela: “Waltergate”, elecciones, sarcasmos y denuncias

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

UN RELATO TAL CUAL*

Excluido de la programación de VTV por emitir opiniones que no gustaron en Miraflores y obligado a retractarse, el productor de Dossier, Wálter Martínez (foto apertura) sostiene que la suya es una lucha de resistencia. “Vamos a ver quién aguanta más”, señala en declaración que pide sea discreta, pero termina convirtiéndose en dominio público luego de la insistencia de los medios.

Con más de 25 años de ejercicio profesional y una convicción ideológica que asegura “no hipoteca a nadie”, Wálter Martínez se muestra airado y sostiene que con el veto a Dossier, quien pierde es el canal del Estado: “pierde credibilidad y prestigio”. Con respecto a las expresiones de solidaridad de televidentes a las puertas de VTV y algunos graffitis que la presidencia de la televisora ordenó borrar, aclara que nada tiene que ver. “No le he pedido a nadie que vaya a protestar y, de hecho, he tratado de impedir que lo hagan”.

Desmiente la información según la cual el presidente Chávez le habría ordenado al titular de Comunicación e Información, Yuri Pimentel, que como condición para que Dossier volviera al aire, Martínez debía retractarse de los comentarios emitidos jueves y viernes de la semana pasada. Se molesta porque la presidenta del canal no ha dado la cara. “Un ejecutivo de menor rango”, a quien no quiso identificar, fue quien le dijo: “por orden mía el programa no irá al aire”.

Wálter Martínez jura no tener miedo. “Si esto sigue así, voy a tener que desafiar en debate público, en vivo y directo, ante las cámaras, y con los empleados del canal en el estudio, al ministro y a la presidenta del canal”. Martínez insiste en que no es él quien incumple el contrato porque, “junto con mi equipo, todos los días voy a VTV y grabo el programa, pero no lo sacan al aire”. La explicación que le dan es: “si usted no rectifica, no irá al aire”. Para el periodista no hay dudas: “con esta actitud el canal 8 está violando no sólo la Constitución sino que me está cercenando a mí y los empleados el derecho al trabajo”.

Destaca las contradicciones de VTV en el comunicado emitido ayer por el Ministerio de Comunicación e Información, en el que “invitan” a Wálter Martínez a cumplir con el contrato, “el cual establece la obligatoriedad del uso del espacio para fines de información periodística y de opinión”. Pues bien, precisa, “lo que dije en Dossier es una opinión”. Martínez recuerda que el contrato establece en una de sus cláusulas que es él, el “único” que dicta la línea editorial de Dossier.

Corresponsal de guerra en distintas épocas, Martínez dice sentirse como un soldado: “espero instrucciones de la línea de mando”, refiriéndose a las órdenes que provengan del Presidente. “Cuando yo digo que hay quienes juegan a un chavismo sin Chávez, lo digo desde el fondo de mi compromiso absoluto con el proceso”. Respecto al impasse con la viceministra para Norteamérica, aclara: “yo no me molesté porque Maripili Hernández fuera a la ONU”. De hecho, la misión venezolana quería que “yo fuera con mi equipo a cubrir el intento de deformación que EEUU intentaría”.

Pero la arremetida de Wálter Martínez no termina, y sostiene que por cada bolívar que el canal 8 gasta en Dossier, el programa le devuelve siete al canal, “y eso que lo venden mal”. Así que la razón para su salida no tiene que ver con dinero.

En cuanto a su programa en Radio Nacional, explica que prefirió sacarlo del aire, “porque no tiene sentido que me censuren en un canal del Estado y pueda continuar en el otro”. Así que pidió licencia a la directiva de la radio y a los patrocinantes para no salir hasta que se aclaren las cosas. Deja pasar los minutos, y se molesta tanto que enfatiza: “me sacaron del aire porque les di donde duele”, refiriéndose a la “cuerda de sinvergüenzas que están aislando al Presidente”.

Aseguró haber estado en tres salas situacionales donde ha hecho análisis escritos que nunca le han llegado al jefe de Estado. Incluso, “en uno de los viajes del Presidente a Uruguay, Chávez me pidió que lo acompañara, pero en el avión nunca me dejaron hablar con él”, y Martínez debía entregarle en ese momento “tres informes gravísimos, dos del área militar, y no se los pude entregar”.

Ayer en la noche, las manifestaciones de apoyo a Martínez siguieron en las puertas del canal 8. Chávez, en una llamada telefónica al programa La Hojilla, dijo que había que ser más responsables con lo que se decía por televisión.

¿Le bastará eso como respuesta a Wálter Martínez?

* (Reproducido de Noticiero Digital (www.noticierodigital.com), donde se indica que la fuente es la revista caraqueña Tal Cual).

DESDE LA OPOSICIÓN**

En un artículo publicado en El Universal de Caracas el periodista Clodovaldo Hernández recordaba al ministro Jesse Chacón, que alguna vez afirmara: “No es tanto lo bien que nosotros lo hacemos, sino lo mal que ellos lo hacen”. Sigue Hernández:

“Tómese cualquier episodio de la vida política actual y verá que la ley de Jesse puede explicarlo. Por ejemplo, era difícil superar –en lo censurable– el mecanismo mediante el cual el chavismo (o Chávez sin ismo) escogió a sus candidatos para las elecciones parlamentarias de diciembre. Allí se aplicó el denostado sistema de cuotas partidistas, en desmedro de la participación y el protagonismo que se suponen inmanentes al proceso (…).

“Resultaba, pues, un gran reto para la oposición hacer algo peor. ¡Pero lo hicieron! Primero dieron un espectáculo perverso con sus clásicas peleas de náufragos por un chaleco salvavidas. Luego alcanzaron un acuerdo provocado más por el tictac del reloj que por los avances en las negociaciones y presentaron al país opositor un trabuco que, por lo que se ha visto hasta ahora, tiende a disparar por la culata.

“Pero, en fin, la pregunta sobre qué bando presentó la mejor plancha –o la menos mala– la responderán los electores el cuatro de diciembre y se supone que con una alta participación puesto que sólo el subsector de la oposición conocido en círculos periodísticos como los Locos Adams está llamando a la abstención. Pero, revísese otro aspecto del mismo episodio: el anuncio de las listas de candidatos.

“El chavismo (o Chávez sin ismo), presentó a los suyos, previsiblemente, con una edición especial de Aló Presidente miniatura (sólo dos horas) en la Sala José Félix Ribas del Teresa Carreño. Allí el Presidente fue elocuente. Elocuentísimo. En medio de anécdotas y minientrevistas, le dijo a sus escogidos cómo quiere que actúen una vez electos, prueba palmaria de un sistema político centrado en un liderazgo personal. Lamentable, después de siete años, pero la oposición no se iba a quedar atrás, así que montaron el acto de la quinta La Piragua, cuyo hecho más noticioso fue el segundo debut de Enrique Mendoza. Saque usted la cuenta.

“En su afán de superar al rival –en lo deplorable, pues–, allí quedó claro que al ex líder de la Coordinadora Democrática no sólo se le hace difícil expresar con claridad sus propios puntos de vista, sino que también sigue sin entender cómo es que se leen la ideas ajenas en un telepronter. Ley de Jesse, le dicen”.

** El artículo completo puede leerse en El Universal aquí.

COMUNICADO OFICIAL

 
“El Ministerio de Comunicación e Información y la Junta Directiva de VTV, en defensa del derecho a la libertad de expresión y de la verdad, invitan al señor Walter Martínez a formalizar ante la Fiscalía General de la República y los órganos competentes, los señalamientos realizados por él durante el espacio del programa Dossier los días jueves 15 y viernes 16 del mes en curso (setiembre de 2005).

“El MCI y la Junta Directiva de VTV ratifican su compromiso con una televisión pública de calidad, abierta al pueblo y respetuosa de los derechos de todos los ciudadanos y ciudadanas, y con la necesidad de honrar los acuerdos comerciales establecidos entre entes privados y el canal para el uso de los espacios de la programación.

“El MCI y la Junta Directiva de VTV aclaran que valoran el aporte periodístico del programa Dossier. Manifiestan además que VTV ha cumplido con todas las cláusulas establecidas en el contrato que mantiene el sr. Walter Martínez con este canal, y le ratifican la invitación a cumplir, por su parte, con los objetivos y términos de dicho contrato, el cual establece la obligatoriedad del uso del espacio para fines de información periodística y de opinión.

“El MCI y la Junta Directiva de VTV exhortan al uso de los medios de comunicación con respeto a los principios del periodismo responsable y al servicio de la información veraz, de acuerdo con lo establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela”.

REPRESIÓN CENSURA Y AUTOCENSURA

CONDENADOS POR EL SINDICATO DE LA PRENSA
***

Los sindicatos como representación de la clase trabajadora tienen –se sabe– una larga historia universal de heroísmos y traiciones; de defensa de los derechos de los oprimidos y de enriquecimiento –¿lícito, ilícito?– de sus dirigentes; de luchas y entregas; de negociaciones y “vistasgorda”.

Para no ir muy lejos, en la Argentina un ex dirigente sindical es socio del muy exclusivo club que agrupa a los turfmen, otro posee una casita para sus vacaciones en Italia; en Chile los dirigentes de la Central Única (¿o unificada?) de Trabajadores persiguen a cachetazo limpio a un representante del sindicato que trabaja para ellos…

En Caracas el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) de Venezuela “con profunda preocupación, denuncia, condena y llama la atención de las autoridades y de la opinión pública por los graves hechos acaecidos el pasado lunes 19 de setiembre en la sede del diario Ultimas Noticias y que afectaron gravemente la libertad de expresión y las garantías para el ejercicio del periodismo libre y sin censura:

 
“1.- En la fecha arriba señalada tuvo lugar en el Panteón Nacional una ceremonia, con la presencia del ciudadano presidente de la República, al final de la cual varias ciudadanas que pugnaban por acercarse al Jefe del Estado, Hugo Chávez, fueron violentamente reprimidas por efectivos de la Casa Militar.

 
“2.- Las escenas de los excesos represivos por parte de los uniformados fueron recogidas por el reportero gráfico de la Cadena Capriles, César Palacios, desde uno de los balcones de la Torre de la Prensa, adyacente a la Plaza del Panteón.

 
“3.- Cuando los militares se percataron de la presencia del reportero gráfico, primero lo apuntaron con armas largas conminándolo a retirarse del lugar donde se encontraba y luego un comando de la Guardia de Honor irrumpió, sin ningún tipo de autorización, en la sede de la Cadena Capriles, donde exigieron la presencia del fotógrafo.

 
“4.- En presencia de los militares, Palacios fue conminado, bajo amenaza de detención, a borrar de la memoria de su cámara digital las gráficas sobre los atropellos a las ciudadanas en las afueras del Panteón. Y ese pedimento fue ejecutado arbitrariamente por el Jefe de Fotografía de la Cadena Capriles.

 
“5.- De acuerdo con la información que los trabajadores han suministrado al SNTP, tales abusos militares fueron ejecutado con conocimiento del director y el jefe de información del diario Ultimas Noticias, sin que éstos prestaran su apoyo al reportero gráfico objeto del vejamen, ni hicieran valer su autoridad para evitar el atropello que se cometía contra el trabajador de la prensa y el propio diario.

 
“6.- No menos gravedad reviste el hecho de que en su edición del día martes 20 de setiembre, el citado diario no publicó la información sobre los excesos militares contra las humildes ciudadanas, ni tampoco sobre las graves violaciones que se cometieron contra el reportero gráfico y contra la sede del diario, lo cual constituye un gravísimo y preocupante caso de autocensura, sobre todo si se toma en cuenta las credenciales profesionales de quienes la ordenaron o convalidaron.

 
“7.- El SNTP se solidariza con los periodistas de la Cadena Carriles, que en comunicación dirigida a los niveles directivos del diario, expresan sentirse lastimados y heridos en su autoestima profesional ante la situación de indefensión en que se encuentran, según lo evidencia lo ocurrido, y nos unimos a su solicitud de aclaratoria.

 
“8.- El SNTP viene apreciando desde los pasados meses de julio y agosto una nueva escalada de agresiones contra medios y periodistas, siendo algunas de las más graves la intempestiva salida del aire del programa Dossier, conducido en el canal 8 por el periodista Walter Martínez, afiliado a nuestra organización sindical, en una acción claramente retaliativa, y el allanamiento de la planta TV Guayana, el pasado jueves 22 de setiembre.

 
“9.- El SNTP reitera a todos nuestros colegas periodistas y trabajadores de la prensa que la defensa de la libertad de expresión y de las garantías para el ejercicio del periodismo es un deber que nos impone el Código de Etica del Periodista Venezolano, por encima de consideraciones personales, empresariales, políticas, partidistas o de cualquier otra índole y que se necesita de un gran de toma de conciencia y solidaridad para enfrentar atropellos como los aquí señalados.

 
“La Junta Directiva
 
“Caracas, 22 de septiembre de 2005”.

*** En el diario El Universal de Caracas.

Si no es cierto, ¡qué bien contado que está!

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario