Ene 4 2010
505 lecturas

Opinión

Venezuela y la compleja entrada a 2010

Néstor Francia.*

Llega un año particularmente difícil en lo nacional y en lo internacional. En lo nacional, tenemos, en septiembre, las elecciones de diputados a la Asamblea Nacional. Tanto la oposición como la Revolución le dan a estos comicios una importancia muy especial. Si los opositores lograran mayoría en la AN (lo que en mi opinión es un supuesto negado, aunque no es bueno contar los pollos antes de que nazcan), aplicarían en el corto plazo la receta de Honduras y asestarían, antes de 2012, el “golpe constitucional”.

Ahora bien, la contrarrevolución se conformaría, por los momentos, con el trofeo menor: evitar que la Revolución tenga mayoría absoluta en la Asamblea, lo cual les permitiría sabotear el trabajo legislativo de diversas maneras e impedir la aprobación de importantes leyes y decisiones. Por eso mismo se dedicarán durante todo el año a hacer cualquier cosa por lograr sus objetivos: guerra mediática, infundios, desestabilización, conflictividad, guarimbas, uso de paramilitarismo, incluso la violencia.

De hecho, ya los medios de la derecha han estrenado el 2010 enfilando todas sus baterías en contra de las medidas oficiales destinadas al ahorro de energía. Los grandes titulares de los dos últimos días así lo confirman.

El Nacional de ayer: “Expertos responsabilizan al Gobierno por la crisis del sector: Es imposible reducir 20% consumo eléctrico este año”, mientras la foto principal hace doblar las campanas por el Sambil de Chacao.

El Universal: “Racionamiento eléctrico en centros comerciales afectará vida ciudadana”, acompañado de foto de sala de cine en un centro comercial, con el pie: “El público se queda sin teatro y sin cine”.

Hoy, con foto incluida, El Universal titula su primera plana: “Centro comerciales apelan a plantas eléctricas”. Y El Nacional, citando al ministro de Energía Eléctrica, Angel Rodríguez: “Racionamiento regirá hasta mayo, pero si no llueve será más fuerte”.

Sensación de crisis, manipulación, mentiras, siembra de miedo: a todo apelarán los medios oligarcas, con variado menú, para tratar de quitarle puntos a nuestro gobierno y debilitarlo de cara a las elecciones parlamentarias.

Por nuestra parte, tenemos por delante un serio compromiso de unidad, trabajo arduo, instrumentación de respuestas a las demandas populares, para que tengamos de nuevo mayoría parlamentaria absoluta. Nada debe distraernos de ese objetivo supremo para este año. Cualquier cosa menos que eso sería una victoria de los enemigos históricos de la patria, quienes no escatimarán recursos para alcanzar sus metas.

Panorama en el exterior

En lo internacional, la derecha no ha dejado de trabajar para seguir batiendo armas contra la Revolución Bolivariana. Ya conocemos el comunicado de nuestra cancillería, en el cual se afirma: “…el Gobierno guerrerista de los Estados Unidos, en complicidad con el del Reino de los Países Bajos, prepara una agresión contra el territorio y el pueblo de la República Bolivariana de Venezuela”.

Paralelamente, sigue la reacción paraguaya tratando de impedir nuestro ingreso al Mercosur. El vicepresidente de Paraguay Federico Franco, que conspira contra Fernando Lugo, se manifestó contrario al ingreso de Venezuela al Mercosur mientras Hugo Chávez sea presidente. Esto lo declaró el pasado jueves, día de Año Nuevo.

Por su parte  el presidente peruano, Alan García, reiteró este sábado, dos de enero, que los problemas con Bolivia son ideológicos y subrayó que a él le “parece” que su colega boliviano, Evo Morales, constantemente ataca a su país bajo las órdenes de Chávez.

Bien temprano se está moviendo la canalla neoliberal internacional en el 2010 para ordenar su ataque combinado contra el liderazgo de Chávez y la Revolución Bolivariana.

Entretanto, sigue latente la amenaza de Colombia y las bases militares. Tal como afirmó Díaz Rangel en su columna dominguera: “Es en este cuadro, cuando deben valorarse las denuncias del presidente Chávez sobre los ‘falsos positivos’ que estarán planificando para Venezuela, a fin de justificar acciones no solo armadas, sino ante los organismo internacionales”.

En fin, a ponerse las alpargatas, que lo que viene es joropo, pajarillo y golpe tocuyano.

* Analista de asuntos políticos.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario