May 24 2010
1039 lecturas

Economía

Venezuela ¡y saltó el asunto de la propiedad privada!

Néstor Francia.*

El tema de la “propiedad privada” está ocupando buena parte de la batalla de matrices de opinión a la cual nos tiene acostumbrados la canalla mediática. El gobierno revolucionario sigue avanzando paulatinamente y de manera sostenida en la lucha por la transformación del concepto de propiedad, que en el capitalismo se fundamenta en el afán de lucro, la especulación y la explotación de los trabajadores (de lo cual es una muestra la situación actual de los trabajadores europeos).

En esa perspectiva se ubican las intervenciones que afectan a la Polar, a Cargill, a Friosa y casas de bolsa. A esto reacciona la burguesía de diversas maneras, sobre todo en el terreno mediático, aunque también ha promovido escuálidas manifestaciones de la “sociedad civil”, su personal ejecutivo y pequeños grupos de trabajadores desclasados o presionados.

Por otra parte, también se manifiestan los trabajadores que actúan desde el punto de vista de sus reales intereses de clase, como se nota en las declaraciones de Efrén Méndez, dirigente sindical de SINTRALIMENT, quien ha dado a conocer las propuestas de los trabajadores de Empresas Polar y Pepsicola con respecto a los galpones en Barquisimeto, y las cuales dejan claro la posición de tales trabajadores a favor de las medidas, aunque siempre pendientes de que los intereses de los mismos no se vean  afectados. Cabe destacar que el dirigente sindical funge de vocero de 29 sindicatos que representan a los trabajadores de esas dos empresas.

El tema de fondo, más allá de lo instrumental, ha sido planteado por Chávez, quien resaltó que la propiedad privada que acepta el proyecto socialista que se construye en el país, es la propiedad con función social: “La empresa privada no la excluye este proyecto, aquí necesitamos otro proyecto de propiedad privada con otra cultura, de seriedad y trabajo”.

El Presidente manifestó que este tipo de empresas debe estar en capacidad y disposición de trabajar en conjunto con el Estado en una etapa pre-socialista y en la construcción de un nuevo modelo económico.  Ratificó que el proceso socialista no acepta los monopolios económicos, ni la explotación del hombre por el hombre.

Aquí debemos recordar, como lo hemos dicho varias veces, que la propiedad privada no puede ser borrada de manera voluntarista ni repentina, sino de manera paulatina, en la medida que se desarrollen las habilidades de la propiedad social y que las condiciones económicas objetivas lo permitan, hasta que dicha propiedad social pueda ser predominante y capaz de satisfacer las necesidades de la sociedad. De manera que el camino de nuestro Gobierno es el correcto, así como la precisa definición del momento actual del proceso revolucionario, al cual define como “pre-socialista”.

Ahora bien, el debate en torno al asunto de la propiedad no tiene solo componentes económicos, sino también y en buena parte de carácter político. Por un lado, desde el punto de vista estratégico, se trata de la lucha entre los sectores revolucionarios que impulsan la estrategia socialista y los conservadores que pretenden prolongar el capitalismo per secula seculorum. Por otra parte, desde el punto de vista táctico, se plantea como uno de los varios temas mediáticos que tratarán de influir en los resultados del 26 de septiembre. Por eso no puede haber en este tema ninguna debilidad, la pelea es peleando.

Pero hay otras matrices que también maneja la canalla mediática en su tarea desestabilizadora para sembrar temores y desconfianza de aquí a las elecciones parlamentarias, y así poder influir en ellas. Una es la que se vincula al tema de la violencia, donde no podemos dejar de incluir la situación carcelaria, en la cual, más allá de las razones válidas que tengan los presos y sus familiares, sería ingenuo no inferir la acción de factores externos a las cárceles, que tratan de atizar el fuego, pescar en río revuelto y hasta ponerse al frente de algunas de las protestas, por medio de infiltrados y paramilitares.

Es significativo que junto a la última huelga carcelaria se haya desatado una campaña mediática sobre la violencia, por medio del expediente de “expertos”, “especialistas” y “analistas”, así como “organizaciones de derechos humanos”. El fin de semana los medios de la derecha fueron prolijos en ese sentido. 

El Universal, por ejemplo, dedica una de las páginas centrales de su segundo cuerpo de ayer domingo a un reportaje titulado “El que protesta muere” donde alude a la violencia en manifestaciones públicas. También en la última página de ese mismo cuerpo aborda el tema de la violencia en funerales de malandros.  Pero El Universal la “bota de jonrón” con el titular principal de primera plana, donde propone, a todo dar, que “Expertos denuncian alza en los crímenes con saña”.

La sobredimensión mediática de la inseguridad y la violencia será una de las principales armas de la oposición en este año electoral, ya que las encuestas señalan que están entre los problemas que más preocupan a los venezolanos.

Otra de las tácticas que parece querer reeditar la oposición es la de las manifestaciones callejeras. Una pequeña muestra la dio ayer un escuálido grupo del partido de Leopoldo López, Voluntad Popular, que se reunió a protestar a las afueras de La Casona para pedirle al gobierno que sea “expropiada la residencia presidencial y puesta a la orden del pueblo”. Pero más significativo aun es el hecho de que sectores universitarios de la derecha están anunciando una marcha para el 27 de mayo. Así lo anunció el presidente de la FCU, Roderick Navarro, quien afirmó que “Marcharemos juntos la academia y el pueblo venezolano con gallardía para defender a la Universidad Autónoma”.

El llamado  “movimiento estudiantil” carece de fuerza de masas, pero puede servir de instrumento de agitación mediática y de detonante de guarimbas y otras alteraciones, dentro del plan electoral general opositor, que contempla varias vías, con lo mediático a la cabeza, y el sabotaje, la violencia y la desestabilización como cartas bajo la manga.

Durante la reunión con el Estado Mayor Eléctrico, el presidente Hugo Chávez anunció que fueron suspendidos en todo el país los bloques de racionamiento eléctrico durante los fines de semana, días feriados y fuera de las horas pico. Otra victoria mediática del Gobierno en este espinoso asunto. Chávez aseguró, sin embargo que se debe mantener la política de ahorro, e igualmente  “la dieta eléctrica” hasta que llegue la hora de que se recuperen los embalses y se lleven a cero los niveles de racionamiento.

Por su parte, la oposición sigue sumando prospectos para la selección del Frijolito del 2012. La pelea será a cuchillo. Ya suenan los nombres de Ledezma, Borges, Leopoldo López, Alvarez Paz, Enrique Mendoza, Capriles Radonsky, Diego Arria, María Corina Machado, la rectora García Arocha, entre otros.

* Analista de asuntos políticos.
 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

1 Comentário

Comentarios

  1. Antonio Casalduero Recuero
    26 mayo 2010 4:04

    Difícilmente podemos creer que los sectores reaccionarios venezolanos se quedarán de brazos cruzados para las próximas elecciones. Echarán fuego a la caldera creada “ex-profeso” para dar pasos hacia una desestabilización del gobierno. Chile ya probó esa fórmula, y con éxito sinigual, hoy es uno de los países más reaccionarios de Latinoamérica. Chávez y los sectores que apoyan esforzadamente la revolución no deben dar muestras de debilidad en esta lucha contra los segmentos oligárquicos apoyados por EE.UU. La manipulación mediática será intensificada para no repetir el craso error de no haberse presentado a las parlamentarias anteriores. Latinoamérica mira con interés el dinamismo ya en curso de la agitada sociedad venezolana. Las estrategias populares han de ser vitales para un feliz logro de los objetivos por alcanzar el socialismo y arribar a una sociedad más justa.
    Antonio Casalduero Recuero, Chile