Abr 5 2011
410 lecturas

Política

Venezula, suman y siguen las contradicciones insalvables de la oposición

Néstor Francia.*

Ayer nos referíamos a los bloques de intereses políticos e ideológicos de la derecha en Venezuela. Sobre esas diferencias, vistas desde otra perspectiva, habló ayer el vicepresidente ejecutivo, Elías Jaua, al plantear que las propuestas de gobierno que hace la oposición resultan “contradictorias entre sí”, por los “múltiples intereses que están detrás de su dirigencia”.

Así lo expresó Jaua en una entrevista concedida a Unión Radio. Desde esta perspectiva, mientras un sector de la oposición promueve “una oferta electoral demagógica para hacer creer al pueblo que se puede alcanzar el Estado social de derecho y de justicia con un gobierno de derecha y sin necesidad de confrontar al capital”, otra parte, conformada por los sectores empresariales, presiona para que se ofrezca abiertamente “la restitución del dominio del capital sobre el Estado y las políticas públicas”.

Es claro que ambas posiciones son de derecha y se diferencian, sin embargo, en algunos matices. No obstante, la situación de esta gente es tan contradictoria, como opina Jaua, que en la reunión del Domo de Barquisimeto donde se lanzó el “Frente Progresista por el Cambio”, además de estar presente buena parte de la “izquierda de la derecha”, también los acompañaban ultraderechistas y fascistas reconocidos, como Tomás Guanipa, de Primero Justicia.

Por otra parte, el mismo Henry Falcón informó que al “Frente” se incorporan integrantes del Movimiento 13 y de Juventud Activa Venezuela Unida (JAVU), movimientos juveniles fascistas expertos en la creación de guarimbas y otras formas de violencia desestabilizadora ¡Dime con quién andas y te diré quién eres!

La oposición anda armando escándalo con el caso de los fondos cedidos por nuestro gobierno al de Uruguay para programas de salud. El diputado opositor William Ojeda, ridículo autor de conocidos shows mediáticos, entregó ayer una carta en la embajada de Uruguay en Caracas dirigida al presidente de ese país, José Mujica, en la que le pide que no acepte diez millones de dólares que su homólogo venezolano donó a Montevideo por entender que es una ayuda “inmoral”.

Por supuesto, Pepe Mujica no le va a parar ni media bola, pero lo importante para este histrión es la resonancia mediática. Entretanto, el gobierno venezolano, con algún retardo y cierta debilidad, ha aclarado que esa donación es parte de acuerdos firmados hace varios años. El diputado revolucionario a la Asamblea Nacional, Earle Herrera, aseguró ayer que los 10 millones de dólares que recibió la Facultad de Medicina de la Universidad de la República de Uruguay no fueron un regalo, sino parte de un acuerdo “en varias áreas” firmado en 2005:

“Los medios comerciales no saben qué criticar y entonces buscaron una información de 2005, cuando era Presidente Tabaré Vázquez y hubo un acuerdo en varias áreas…se trata de una noticia de hace seis años”. Bien, la canalla mediática hace lo que tiene que hacer; nosotros debemos hacer lo nuestro.

Como una nota más bien cómica, hay que agregar que Ojeda anunció el lanzamiento de la precandidatura de Manuel Rosales por parte del partido Un Nuevo Tiempo. Lo insólito es que Ojeda afirmó que la escogencia de Rosales obedece a que él es “el maestro de los tiempos en política y el más agudo estratega de la democracia venezolana”. Habría que pedirle al diputado derechista que no le pida “peras al olmo”.

También continúa la oposición tratando de sacarle punta al caso de Walid Makled. El diputado Miguel Ángel Rodríguez consideró inminente la extradición de Walid Makled a Venezuela, dado el previo compromiso que asumió el presidente neogranadino, Juan Manuel Santos. Por esta razón, propuso la conformación de una comisión “plural y calificada de veedores” para un juicio que, en su opinión, debe arrojar “respuestas creíbles para todos los venezolanos”:

“Todos debemos considerar que la desconfianza en el manejo de la justicia en estos tiempos, fundamentalmente por la politización de los casos, es una dificultad que debemos sortear”. Rodríguez opinó que si no accede el Estado al juicio televisado que propone Makled, “calificados veedores de plural adscripción ideológica” sí garantizarían que el juicio no estará orientado al “ocultamiento de cosas muy graves”.

De verdad que el descaro no tiene límites. Lo que propone Rodríguez es una intromisión inadmisible en las atribuciones del Poder Judicial, que implicaría que este acepte una supuesta parcialidad o incapacidad. Todo en base a unas acusaciones, hechas por un homicida y narcotraficante, que no han sido formuladas formalmente y sobre las cuales no se ha presentado ni una sola prueba, a excepción de la patraña que se quiso montar con la foto trucada donde aparece Rodrigo Cabezas.
Pero la oposición está loca porque Chávez y nuestro gobierno se sumen al reality show de Makled. 

El periodista tarifado de la CIA Casto Ocando, se quejó de que el gobierno de Venezuela mantiene “absoluto silencio” luego de la entrevista que él le hiciera a Makled. Está molesto porque no caímos en su trapisonda, en su canallesca trampa ¡Hay que ser bien desvergonzado!

En cuanto a la continuidad del “Plan 2012”, el grupete de enfermeros en “huelga de hambre” anunció que dos de ellos se van a sellar sus labios por 12 horas “sin ingerir nada de líquido”. A pesar de los pesares, estos grupos fascistas siguen sin lograr su cometido de generar caos y desestabilización. El problema es que no van a parar, tal como denunció con acierto el diputado revolucionario Robert Serra

¿Lograrán finalmente sus objetivos reales? Las condiciones parecen no estar dadas, pero cuentan con recursos y mucho apoyo mediático ¿Se hará realidad, en este caso, el axioma de que “tanto va el cántaro al agua hasta que revienta”? Hay que estar preparados para todo.

La derecha peruana se queja por la supuesta injerencia de Chávez en las elecciones presidenciales de ese país. Pero el hecho es que ellos mismos no dejan de involucrarlo. Ahora se juntan con escuálidos venezolanos para atacar a Ollanta Humala tratando de enarbolar el coco de Chávez que la canalla mediática ha construido. Dos opositores venezolanos, acompañados por el candidato al Congreso de la Alianza por el Gran Cambio, Daniel Córdova, realizaron una conferencia de prensa para alertar a los peruanos sobre los “peligros de un régimen chavista” en el Perú, a raíz de los últimos sondeos que dan como favorito en la primera vuelta a Humala.

Ricardo Sánchez, ex presidente de la Federación de Centros Universitarios de Venezuela y actual diputado derechista de la Asamblea Nacional venezolana, así como Alonso Domínguez, presidente de la ONG Liderazgo y Visión, subsidiada por la CIA, expusieron una visión del “régimen” del mandatario Hugo Chávez. Por su parte, Daniel Córdova comentó que la reunión con los “colaboradores” venezolanos responde a una preocupación de que el Perú siga el mismo destino y se convierta en un país de “censura, miedo y retroceso económico”.

¿Y esa injerencia de la derecha venezolana sí está permitida? Ahora bien, resulta que la Alianza por el Gran Cambio es la fuerza más a la derecha del espectro electoral peruano actual, aun más que Toledo y Keiko Fujimori.

El principal soporte de esa alianza es el Partido Popular Cristiano, equivalente en Perú al PP español y al COPEI venezolano. Su presidenta es la tristemente célebre Lourdes Flores, conocida ultraderechista y antichavista jurada. El candidato presidencial de esta alianza es nada más y nada menos que Pedro Pablo Kuczynski, multimillonario que fuera jefe de Planificación y Política en el Banco_Mundial.

Asimismo, fungió como presidente de otro poderoso consorcio financiero, el First Boston International y como director del First Boston Corporation. Anteriormente, fue socio de Kuhn, Loeb & Co. International y presidente de Halco Mining, Inc. Es conocido porque durante su estadía en Estados_Unidos adoptó la nacionalidad de dicho país, que aún conserva, aunque afirma que en está en trámites de renunciar a ella.

Una vez afirmó, en un país de mayoría indígena, que hay “una parte de los Andes, lugares donde la altura impide que el oxígeno llegue al cerebro”. En enero de 2011, un informe secreto revelado por Wikileaks dio a conocer que el entonces embajador de Estados_Unidos en el Perú, James Curtis Struble, consideraba a Kuczynski un aliado fundamental de las empresas mineras gringas en el Perú y en contra de los movimientos políticos opositores a la actividad minera en ese país.

Esa es la joyita que andan apoyando estos opositores venezolanos. Otra vez… ¡Dime con quién andas y te diré quién eres! 

También el pervertido farandulero prestado a la política y a la literatura, Jaime Bayly, comentó que “Humala dice ahora que su modelo o arquetipo o inspiración es Lula da Silva y no Hugo Chávez. Me reservo el derecho de no creerle del todo. Una vez en el poder, creo que el señor Humala será un fiel amigo y dócil aliado del dictador venezolano”.

El conductor de la cadena estadounidense Mega TV opinó que el próximo domingo “el Perú debe elegir si quiere parecerse a la Venezuela de Chávez o al Chile próspero y con creciente justicia social de Bachelet y Piñera”.

Un informe de la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo, más conocida por sus siglas en inglés, OECD, del año 2008, aunque se confirma el “crecimiento económico de Chile”, también se asienta el sostenido aumento de la brecha entre los más ricos y los más pobres; para ese momento, el 10% más rico del país tenía ingresos 29 veces más altos que el 10% más pobre, en circunstancias en que el promedio de los países miembros de la OECD es de 9 veces.

Ese es el crecimiento económico que le gusta a Bayly, los ricos pa’ arriba y los pobres pa’ bajo. Como contraparte, el libro “América Latina frente al espejo”, elaborado por la Cepal, Latinobarómetro y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (junio de 2010), establece que La República Bolivariana de Venezuela y el Estado Plurinacional de Bolivia han registrado un avance notorio “en la relación entre las condiciones socioeconómicas objetivas en la región y la percepción y expectativas que de ellas tiene la población”.

Igualmente asienta el texto que “Las brechas sociales hacen referencia a las distancias y carencias socioeconómicas existentes en los países de América Latina, y que se expresan en la privación, para determinados grupos de población, del acceso a derechos básicos y de las oportunidades para desarrollar plenamente sus potencialidades”.

En el análisis, Venezuela resulta ser el segundo país latinoamericano con la brecha social más baja, el 28.5%, solo por detrás de Argentina (21%) ¿Qué sería mejor para los pobres peruanos, un modelo neoliberal parecido al chileno o uno con semejanzas con el modelo socialista venezolano?

* Analista de asuntos políticos.
 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario