Sep 16 2011
391 lecturas

EconomíaSociedad

Vive en la pobreza uno de cada seis estadounidenses (46,2 millones)

A la vez, estas cifras sólo continúan registrando la creciente desigualdad económica en este país, donde Estados Unidos se mantiene entre los países con mayor tasa de pobreza entre los 34 socios de la OCDE: sólo Chile, Israel y México tienen tasas superiores, y ya hace dos años era el más desigual después de México y Turquía en la lista de ese club. En una lista de 136 países, medida según el índice Gini, en la que el primero es el más desigual, Estados Unidos está en el lugar 39, con un índice Gini de 0.469 en 2010. El índice Gini es una medida de la desigualdad de ingresos de los hogares; cero representa la igualdad de ingresos perfecta y uno representa la desigualdad perfecta; México está en el lugar 27.

En los últimos 10 años, informa el economista premio Nobel Joseph Stiglitz, el ingreso de uno por ciento más rico se ha elevado en 18 por ciento, mientras que el de los trabajadores industriales se ha desplomado 12 por ciento. El uno por ciento de los hogares concentra más de un tercio de la riqueza nacional, y en 2009 el uno por ciento más rico de los hogares gozaba de un valor neto 225 veces más grande que el hogar típico, según el análisis del Instituto de Política Económica (EPI).

A tal extremo están las cosas, que algunas de las empresas más poderosas de Estados Unidos elaboran nuevas estrategias de mercado tomando en cuenta que la clase media se está encogiendo. Procter & Gamble, que antes se dedicaba sobre todo a promover productos para la clase media, ahora cambia su estrategia para enfocarse sobre el mercado de la clase baja y el de la clase más rica, ya que ambos se están ampliando, reportó el Wall Street Journal.

La empresa, que calcula que tiene por lo menos un producto en 98 por ciento de los hogares estadunidenses (detergentes, pasta de dientes y más) y es la más grande a nivel mundial en productos para consumidores, está suponiendo que la clase media (40 por ciento de hogares con ingresos anuales de entre 50 mil a 140 mil dólares) continuará encogiéndose. "Nos ha obligado a pensar de manera diferente sobre nuestro portafolio de productos para complacer a los mercados altos y bajos. Francamente, ahí es donde está ocurriendo mucho del crecimiento", comentó Melanie Healey, presidenta del grupo América del Norte de Procter & Gamble, al Wall Street Journal. El rotativo reporta que hay una amplia gama de empresas que están percibiendo y haciendo lo mismo. Tiffany’s y otras de artículos de lujo gozaron un gran año en 2010,

El Journal dice que los ejecutivos estudian el famoso índice Gini, que en 2009 registró un incremento de disparidad de ingreso de 20 por ciento a lo largo de los últimos 40 años, algo que se acentúa ahora. "Ahora tenemos un índice Gini similar al de Filipinas y México; jamás nos hubiéramos imaginado eso", comentó Phyllis Jackson, vicepresidente de Procter & Gamble, al Journal.

*Corresponsal de La Jornada en EEUU

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario