Sep 20 2007
266 lecturas

Economía

Voces del caos. – ESTADOS UNIDOS: DEMANDAR A DIOS

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Los muy cristianos habitantes del estado de Nebraska, que coforman el 90% de la población – católicos y luteranos a la cabeza– no lo podían creer: un senador estatal, Ernie Chambers, había presentado el 14 de setiembre (2007) en los tribunales de la localidad de Douglas una demanda contra la divinidad en la que ellos creen por las nefastas catástrofes que causan muertes y destrucción que deja caer sobre la creación. El alrededor de nueve por ciento confeso de ateos y escépticos no sabe si reír o llorar.

Con el objeto de evitar que se desestime su alegato, el senador Chalmers deja constancia en el escrito de que al demandado se lo conoce y nombre de muchas maneras, con “alias, títulos, nombres y designaciones” variados. En la eventualidad de que dios no se presente a juicio, cita a quienes reconocen como y aseguran ser sus representantes: hombres de las iglesias cristianas que hablan por él en público.

Para dejar las cosas en claro, el legislador asegura que ha intentado sus mejores esfuerzos para ponerse en contacto con el demandado –invocándolo, rogándole que se manifieste– sin lograr una respuesta. Ante el silencio divino optó, entonces, por una prosaica demanda para que responda por “”espantosas inundaciones, terremotos, horrendos huracanes, terroríficos tornados, perniciosas plagas, feroces hambrunas, devastadoras sequías y guerras genocidas (que han causado) muertes generalizadas, destrucción, y aterrorizado a millones y millones de habitantes de la Tierra, incluido bebes inocentes, niños, ancianos y enfermos…”

La Casa Blanca no manifestó reacción alguna ante el primer paso procesal del senador de las grandes llanuras, pero no se descarta que los asesores del presidente Bush utilicen algunos argumentos del político del Oeste Medio para librar al mandatario de sus responsabilidades por la desastrosa conducción de los asuntos nacionales e internacionales; al fin y al cabo el señor Bush se ha jactado de interpretar, él también, la voluntad divina.

Si así fuera el actual Presidente de los Estados Unidos de América del Norte no podría ser imputado ni por incapacidad para resolver los problemas internos del país ni por su extrema crueldad en la conducción de los asuntos exteriores, que sólo en Iraq suman poco menos de un millón de muertos. La demanda de Chalmers, en todo caso, no menciona los nefastos consejos de dios a Bush.

Cabe indicar que el senador estatal accedió por voto popular en 1970 a la legislatura de Nebraska, y desde entonces ha sido reelegido.

Se dirá que la curiosa demanda del senador estatal Chalmers contra el dios de los cristianos prueba el ejercicio irrestricto de la democracia en EEUU, toda vez que se la acoge aunque absurda –habida consideración a: 1) que no está probada la existencia del demandado y b) no se ha establecido si es o no sujeto de derecho–; una mirada más atenta, empero, da lugar al temor que desata la irracionalidad en un país que ha perdido el rumbo –pero no el control de su vasto arsenal bélico ni la apetencia de dominio y poder de sus elites.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario