Sep 9 2004
1100 lecturas

Opinión

1002 invasores muertos… ¿pero qué ocurre fuera de Iraq?

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

«Cada arma que se fabrica, cada buque de guerra, cada cohete disparado significa al final de cuentas un robo a aquellos cuya hambre no recibe alimentos, a aquellos que tienen frío y carecen de abrigo». La cita no pertenece a un revolucionario en las montañas ni a un intelectual progresista en su escritorio. Fue dicha en 1953 por el entonces presidente de EEUU, Dwight D. Eisenhower.

En los últimos años sendas, cruentas invasiones obligan a repetirla: la de Afganistán y la de Iraq. «Todos los principales contendientes en la carrera demócrata (hacia la candidatura para la presidencia de EEUU) -escribió en febrero de este año Naomí Klein, artículo recogido en castellano por La Jornada, de México- toman prestado el lenguaje de la terapia pop para discutir sobre la guerra y su número de víctimas -no sobre Irak…» (www.jornada.unam.mx/2004/feb04/040222/mas-klein.html).

Dolíanse los precandidatos, según Klein -y por sus dichos- del precio que su país paga. Dean dixit: «Y, lo más importante, ese precio se paga con las vidas de los jóvenes estadunidenses que se ven obligados a cargar con el peso de la misión solos».

Prosigue la articulista: «Las vidas de los civiles iraquíes que se perdieron como un resultado directo de la invasión están conspicuamente ausentes de la cuenta de Kerry. Incluso Dean, el ‘candidato antiguerra’ hasta su retiro de la contienda, regularmente sufre de la misma matemática miope: ‘Hay casi 400 personas muertas que no estarían muertas si no hubiéramos ido a guerra’, dijo en noviembre. El 22 de enero, actualizó el número de pérdidas a ‘500 soldados y 2 mil 200 heridos’.

Menos de ocho meses después los muertos llegaron a 1002 -última cifra consignada por diversos medios de prensa hacia el mediodía del miércoles 8 de setiembre-. Los heridos, discretamente, no se contabilizan ya con premura entre los ‘héroes caídos’.

fotoLas otras víctimas

Extraña guerra la de Iraq, que sólo contabiliza los muertos de un bando: el invasor; los muertos que cayeron en la defensa de su tierra y defendiéndose de la «civilización» venida en helicópteros artillados y por medio de proyectives disparados quién sabe desde dónde, son apenas cifras al pie de fotografías indecentes: jóvenes tendidos en el polvo, mujeres que lloran, niños quemados, mercados populares derruidos…

Con típica «inocencia», que algunos prefieren llamar candor estadounidense, entre el 20 de marzo y el 20 de abril de 2004, Associated Press calculó 3.240 cadáveres en los hospitales de Bagdad; probablemente ni la mitad.

En la internet muchas páginas procuran mantener al día el costo de la invasión ilegítima. En el portal de Paralelo 21, un programa de la radio de la Universidad de Guadalajara, México, se señalaba una cantidad inquietante: US$ 131.623.811,072 -cuando usted termine de leer la cantidad, ésta ya será mucho mayor- (www.radio.udg.mx/programas/paralelo/indexp21.htm). Probablemente es más fácil llevar la cuenbta de las monedas que de las vidas. ¿O se trata de una argucia para no pensar en las vidas?

Tal vez. Pero que no sea un pretexto que nos aleje de nuestra realidad. La única manera de solidarizar con los inocentes asesinados por los invasores es no olvidar la propia condición. No se miran -o leen- las noticias de Iraq como si fueran hechos de otro mundo. Ocurren en éste.

Foro Ecuménico

Se realizó en Buenos Aires el Foro Ecuménico para el epígrafe «Los nuevos desafíos éticos de la Argentina y de América Latina.» (www.foroecumenico.com.ar). Bernardo Kliksberg, asesor especial de ONU, BID, Unesco, OPS, y otros organismos internacionales, Profesor Honorario de la UBA, presidente de la Cátedra Abierta de Etica, Cultura y Desarrollo establecida por el Teatro San Martin y uno de los expertos en temas sociales de mayor reconocimiento internacional, expuso en la Cátedra Abierta del Foro el 27 de julio.

Sus investigaciones muestran a la región como la más desigual del mundo y apremian la necesidad de superar la disociación entre ética y economía. Entregó algunos datos, todos refrendados por insospechadas fuentes academicas, internacionales y no politizadas:

* 58% de los niños menores de 5 años son pobres
* 36% de los menores de 2 años están en situación de alto riesgo alimentario

* 190.000 niños mueren al año por enfermedades prevenibles ligadas a la pobreza

* 22 millones de niños menores de 14 años trabajan
* En Bolivia, Perú y Ecuador, el 20% de los niños de 10 a 14 años trabaja

* 20% a 30% de la familias humildes desarticuladas
* 37% de los adolescentes de 15 a 19 años desertan del sistema educativo
* 50% lo hacen antes de terminar la primaria

* La tasa de escolaridad promedio es de 5.2 años

* La tasa de desocupación de los jóvenes de 15 a 24 años es mayor al 30%.

fotoDia tres, primera cuenta;

y cuenta del ataúd número 1000

Lejos, en Oriente Medio, un médico señaló que luego de comenzado el ataque contra Iraq, arededor de 500 personas murieron durante los primeros tres días del ataque. «La gran mayoría de las víctimas han sido aquellos que tienen menos capacidad de escapar del peligro, como las mujeres y los niños. Las tropas estadounidenses usaron fuerza excesiva.

«Los milicianos iraquíes disparaban con fusiles desde los tejados de las viviendas y desde las callejuelas en zonas densamente pobladas, y los soldados estadounidenses respondían con misiles desde helicópteros, lo que provocó la muerte a familias enteras». Cosa lejana.

Según la televisora regional, hace no demasiadas horas, un comunicado del Comando Central de las fuerzas invasoras aceptó que, uno de sus militares pereció en un ataque insurgente con bomba cuando su convoy transitaba anoche por una carretera cerca de la ciudad de Balad, al norte de la capital. Fue el fatídico número mil.

El parte omitió detalles sobre el incidente ocurrido horas después de que el Pentágono reconociera que la cifra de bajas entre sus filas llegó a mil. En las últimas 48 horas murieron 12 soldados invasores en distintas ciudades, hecho que demuestra que la resistencia opera en todo el país con efectividad.

¿Algún día la opinión pública estadounidense tomará ¡conciencia de que su gobierno está sumido en una guerra de enormes proporciones cuyo final es impredecible. Dudoso, míster Bush y míster Kerry buscan votos a costa de la guerra; saben lo que hacen.

¿Quién paga por nuestras bajas?

fotoAlgunas de las mediciones recientes permiten tener idea de la magnitud del genocidio que padece América Latina.

El informe del PNUD-Unión Europea de 1999 indica, respecto a Centroamérica, que son pobres: el 75% de los guatemaltecos, el 73% de los hondureños, el 68% de los nicaragüenses, y el 53% de los salvadoreños. En los sectores indígenas las cifras pueden ser aún peores. Así en Guatemala es pobre el 86% de la población indígena frente al 54% de los no indígenas.

En Venezuela las estimaciones oficiales señalan que es pobre el 80% de la población. En Ecuador se estima que el 62.5% de la población está por debajo del umbral de la pobreza. En Brasil se ha estimado que el 43.5% de la población gana menos de dos dólares diarios y que 40 millones de personas viven en pobreza absoluta. En Argentina la tasa de pobreza de las provincias del noreste es del 48.8% y la de las provincias del noroeste del 46%. Una estimación reciente (1999) indica que el 45% de los niños menores de 14 años del país son pobres.

Según las Naciones Unidas entre 1970 y 1980 había en toda la región unos 50 millones de pobres e indigentes, cifra que en 1998 sería de 192 millones. Cuba es la única excepción a este rastro y rostro de miseria que deja el neoliberalismo conservador capitalista con la ayuda y entusiasta complicidad de los ricos criollos locales y los respectivos gobiernos de área. No son esos jóvenes estadounidenses que mueren en Oriente los responsables.

Tras 17 meses de producida la sangrienta invasión, EEUU, Inglaterra y socios menores no logran controlar a los combatientes iraquíes, ni siquiera en Bagdad donde-según Al Arabiya- los ocupantes tienen su mejor dispositivo de vigilancia.

——————————-

Las primeras cuatro fotografías que ilustran el horror se han tomado de www.visionesalternativas.com/imagenesiraq/home.htm.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    Añadir comentario