Mar 26 2013
805 lecturas

PolíticaSociedad

Deus Ex Machina

El papa Francisco, sus vinculaciones con delitos de lesa humanidad, su coherencia reaccionaria, su defensa de genocidas y su falso testimonio producen un combo aborrecible que parece no incomodar a su grey, sin embargo debería interesar a los agentes de la justicia autóctona y la internacional por el carácter universal de las imputaciones. | MARTÍN BEDROSSIAN.*

 

¡Que influencia!, cuánto poder de coerción! Una organización que se solventa en el oscurantismo y reproduce el infierno en la tierra, con la complicidad sobre exterminios, matanzas selectivas, colusión y omisiones sobre terrorismo de estado, robo de niños, expropiación de tierras a originarios, torturadora sexual de menores, autor intelectual y guía moral de genocidios, socia de mafias y del poder económico concentrado, contraria a cualquier expansión de derechos, corrupta en todas sus formas, tristemente ilustre lavadora de dinero del crimen organizado. Ni la mafia en su sentido tradicional italiano y socia de la primera, posee un historial tan ignominioso para la humanidad. La Iglesia amiga del sionismo tanto como del nazismo, acaso la misma cosa, y de cualquier ismo que contemple alguna forma de poder, más allá que para la escenificación mediática se imposte enfrentamiento. Dueña del peor de los conceptos éticos y rebalsada de moralina jurásica con compulsión por desestimar las faltas propias y engordar las ajenas, ha ejercido con destreza el dominio de las almas en cuanto psiquis.

Puede lograr la parálisis de un estado cuanto aún más de un individuo; infundir terror como lo hacía la Santa Inquisición del medioevo luego remozada como “Congregación para la Doctrina de la Fe” para evitar su vinculación histórica con aquella, con su ideólogo Ratzinger a la cabeza, era y es su especialidad. Antes abrían con un barreno la cabeza de algún hereje vivo, aserruchaban a una mujer incrédula en vida hasta obtener dos partes, incendiaban atados a postes mientras los alaridos desgarradores terminaban en muerte de quienes se atrevían a pensar, a ser libres, ni hablar de aquel que esbozara una posición crítica o acusativa contra, aunque sea algún, aspecto de la Iglesia; Giordano Bruno por sustraer algo con facilidad de la memoria.

Esta macabra lógica repulsiva, muy a pesar del siglo XXI, en el siglo de la libertad hecha ciencia, en el siglo de los pueblos, sigue invariable, tal vez con otros resortes, otras estrategias y otro poder organizativo, con logística inusual, pero perpetúa la inoculación de miedo extorsivo, entre otras modalidades, mediante su trillado reguero de pensamiento único y mágico, persiguiendo su objetivo final del siempre inveterado poder. Pueden perder los pelos pero no los vicios saecula saeculorum.

Francisco I, todo un Papa protector.

Bergoglio defensor del abominable cura Christian Von Wernich, calificaba de “calumnias” el juicio que lo encontraría, al segundo, culpable de atroces delitos de Lesa Humanidad, con la garantía de derechos que ofrece un proceso judicial en tiempos de democracia. Von Wernich: homicida, torturador y confesor de genocidas y otros torturadores. Los delitos cometidos por Von Wernich fueron probados sobradamente en los testimonios de los sobrevivientes de los diferentes centros clandestinos y que fueron recogidos en 1985 en el Informe de la CONADEP (Comisión Nacional de Desaparecidos). Se ha demostrado su participación directa en los homicidios de los desaparecidos María del Carmen Morettini, Cecilia Luján Idiart y Domingo Héctor Moncalvillo. El fallecido policía Julio Alberto Emmed, quien confesó que Von Wernich y él participaron junto a otros represores en el asesinato de los tres jóvenes cuando supuestamente los trasladaban al puerto de Buenos Aires para que dejaran el país rumbo a Uruguay.

Mantenía entrevistas con personas privadas ilegalmente de la libertad que se hallaban en dependencias policiales y militares, tratando de captar voluntades con el objeto de obtener –mediante esos tratos- información útil para ser entregada a sus superiores, valiéndose de su servicio sacerdotal que no denotaba sospecha. También realizaba aportes más que considerables para mantener esa situación e imponía tormentos principalmente psicológicos y morales a los prisioneros que, conjugados con las condiciones torturantes de detención y los padecimientos físicos, terminaban por constituir un cuadro decididamente horroroso.

Les llevó a los militares argentinos aquello que los alemanes llevaban inscripto

Sacerdote católico Christian Von Wernich

Sacerdote católico Christian Von Wernich

en sus hebillas: Gott mit uns (Dios está con nosotros). Que un religioso cayera en estos pecados indescriptibles no alcanza, por lo visto, para hacerle perder su patente de cura ni su derecho canónico a dar misa. La información viene de buena fuente, del núcleo pleno de lo que se podría llamar la hincha de Von Wernich, la revista Cabildo. La aritmética implacable de la justicia de la democracia nos da 31 casos de torturas, 34 casos de privación ilegiíima de la libertad y 7 homicidios calificados cometidos por el Cristiano Won Wernich que es igual a reclusión eterna (por tiempo indeterminado).

Existe una plétora de hechos que vinculan al papa Francisco con lo peor de la condición humana, estos son los delitos de lesa humanidad, en su situación de conocidos y probados contactos con la dictadura militar, en pleno conocimiento contemporáneo cuando se sucedían uno tras otro los secuestros, torturas y desapariciones durante el último terrorismo de estado, evidencia una pastosa impunidad. Pero existen, para la desgracia del papa criminal, unos casos que gozan de un estado más mediático y que resonaron en virtud de los trabajos de investigación periodística del destacado presidente del CELS (Centro de Estudios Legales y Sociales) y periodista Horacio Verbitsky, estos son los referidos a los curas jesuitas Yorio y Jalics, dependientes durante la dictadura del entonces Provincial Bergoglio, quien los privara de protección y entregara a las patotas de militares asesinos contra su pueblo para su tortura en 1976.

El otro caso es el de Estela de la Cuadra con la búsqueda de su sobrina nacida en cautiverio, expropiada por los genocidas sustrayéndole así la identidad, arrancada de los brazos de su madre Elena que, fue secuestrada en 1977 y atravesaba el quinto mes de embarazo, con lo que Bergoglio incurrió en falso testimonio al declarar en 2006 que no tenía conocimiento de las detenciones ilegales ni de apropiación de menores aunque existe abundante documentación que lo desmiente fehacientemente, como el facsímile donde figura que Bergoglio acusa a Jalics y Yorio en un tiempo histórico en el cual decir algo, aunque sea ligeramente relacionado con la categoría “subversivo”, significaba tortura y desaparición automática de personas, de ésta manera: “(sobre Jalics) acusado con el padre Yorio de sospechoso contacto guerrillero”, por otro lado referido al robo de bebés de madres torturadas, violadas y luego asesinadas por la dictadura, en aquella declaración, Francisco I volvió a mostrarse ignorante y reticente sin embargo el testimonio de de la Cuadra pone blanco sobre negro como palmariamente se lee en una nota de Pagina/12 “Al ahora Papa recurrió su padre [el padre de Estela de la Cuadra] en 1977, cuando su hermana Elena fue secuestrada durante la dictadura y dio a luz una niña que aún ignora su identidad. Bergoglio (…) lo mandó a hablar con el obispo auxiliar de la ciudad de La Plata, monseñor Picchi y se desentendió del caso”, bajo juramento escribió: “No recuerdo que me haya referido que su hija se encontraba embarazada”, “No recuerdo haber tenido conocimiento de las reuniones que podría haber realizado monseñor Picchi, apuntó.

Aseguró que no informó de la denuncia a otra autoridad que no fuera Picchi y admitió que no hizo ninguna gestión para ayudar a la familia (…)”. Monseñor Picchi por la derivación de Bergoglio, le cuenta, en ese momento, a Elena, que su nieta había nacido y agrega “la tiene un matrimonio bien (entiéndase en ese lexicón: cercano a los ‘valores religiosos’, de buen pasar y raigambre tradicionalista derechista), no hay vuelta atrás, eso es lo último que se tiene”. Bergoglio estratega contumaz, jugo a dos puntas, entregando a la dictadura a unos ayudando a unos pocos, de esa manera, no estar desprevenido por si los vientos cambiasen de dirección.

 

La mansedumbre que decepciona al concepto de justicia.

vaticano francisco-jalicsDe estos hechos y dichos, ahora el curita Jalics, residente en una convento de Munich Alemania, se da vuelta como una tortilla para dar comienzo a un culebrón macabro afirmando que, “Yo me he reconciliado con lo sucedido y considero, por lo menos por mi parte, el asunto cerrado”, para luego realizar una lóbrega confirmación, sobre, que habló de lo sucedido (su secuestro en 1976) con el entonces arzobispo de Buenos Aires Bergoglio.

“Después celebramos juntos una misa y nos abrazamos solemnemente. Yo me he reconciliado con lo sucedido y considero, por lo menos por mi parte, el asunto cerrado”. Un caso más de lesa humanidad, punto final, todos amigos y no se hable más de este tema. Y aquí emergen con indignación algunas preguntas, ¿operó el terror de la curia sobre Jalics?, ¿puede más el miedo a la soledad y al desamparo en la vejez que la verdad?, ¿puede más la comodidad de la vida clerical en un lugar privilegiado como Munich que la misma consciencia?, ¿es de tal magnitud el lavado de cerebros en los claustros como para doblegar la consciencia ética y la voluntad de una persona aun en el siglo XXI?, ¿conserva la Iglesia la manía de la amenaza hacia una víctima de secuestro y tortura por parte del terrorismo de estado?, ¿un torturado queda traumado, condicionado, con el temor actualizado a que le vuelva a pasar lo mismo? ¿qué llevaría a un monje supuestamente sensible y comprometido en el pasado con los desfavorecidos a funcionar como limpiador de fachada en el presente de un personaje vinculado a delitos de lesa humanidad?, seguramente las respuestas están en el seno de la Iglesia Católica, en su entretejido de poder y complicidad, en la mente de Francisco 1º, y si todavía está en sus cabales, en la mente del vacilante o si cabe, senil cura Jalics.

 

Autopoyesis

Jalics quien dijo reconocer la voz de Bergoglio cuando estaba secuestrado con los ojos vendados en un centro de tortura en 1976, no es el único cohonestador, hay otros devaluados, que vinieron destruyendo progresivamente su reputación de izquierda, de progresismo y humanismo, por muestra podríamos nombrar al cada vez más extraviado argentino Premio Nobel de la Paz, Adolfo Perez Esquivel, de quien, si nos remitimos a su historia apreciaremos su lucha por el retorno de la democracia, y lamentablemente sin solución de continuidad una gradual pendiente hacia abajo en lo que respecta a la defensa del modelo político que desde 2003 aunque tardío hace posible el enjuiciamiento de los genocidas a los que él presumiblemente combatió …claro, con su cruz.

Luego de la fabricación del nuevo papa, se escucharon voces que quebrantaron su pasado, parecería que el poder en tanto condicionante tiene la cualidad de catalizar posiciones que aparecían en cierta gama de grises, eso es altamente positivo, esa capacidad de contrastar de la que los propios procesos políticos con frecuencia carecen, vino a enrostrar las contradicciones internas nada menores sobre las que deberán trabajar la militancia y sus referentes intelectuales mas temprano que tarde por la buena salud del kirchnerismo y para evitar el efecto centrifugo que provoca la discrecionalidad pragmática.

El amigo de la Paz del status quo, le hace el juego a la oligarquía mafiosa eclesiástica, en clara actitud genuflexa, practicando un raid mediático que empezó por la británica BBC (todo un hecho simbólico) donde asevera que el papa Francisco “no tenía vínculos con la dictadura”, una afirmación de brusquedad taxativa relativo a un personaje nefasto por su ideología contraderechos (contrario a: matrimonio igualitario, educación sexual, uso del preservativo, legalización tenencia de droga para consumo personal, adopción igualitaria, identidad de género, eutanasia…) y sospechado de por lo menos complicidad en crímenes contra la humanidad e in fraganti testigo mendaz, abre un espacio de dudas sobre los motivos de dichas declaraciones del Nobél aun más al observar el carácter tajante de quien en 2005 durante un reportaje que le hiciera Canal America de Buenos Aires aseguraba lo opuesto “muchos obispos tenían un doble discurso (durante la dictadura) cuando yo estaba en prisión, mi mujer los iba a ver … (los obispos) decían que iban a ver que podían hacer y después hacían todo lo contrario … la actitud de Bergoglio … se inscribe dentro de todas estas políticas de pensar que todos aquellos que trabajaban socialmente con los sectores más necesitados son subversivos, terroristas”. Hasta aquí queda claro que aq

vaticano bergoglio-Jalics 41

Aquellos que cambiaron en favor de éste papa execrable, no resisten archivo alguno.

Es un “personaje ávido de poder” y “hasta papa no para” comentaban los que lo conocían, Verbitsky agudo con el análisis sobre el hasta entonces Bergoglio titula una nota “Operación Cónclave”; de la materia que trata aquel y otros informes es de un ser lleno de dobleces, hábil, coercitivo, pergeñador, lobbista infatigable, delator de curas comprometidos con las causas sociales, histriónico, con ansias ostensibles de ejercer el poder sobre otros, según el testimonio de Mom Debussy un exmonje que pudo “escapar” de las garras psicológicas de Bergoglio y constató el despotismo jactancioso del actual Papa cuando Provincial y su comportamiento rayando con lo perverso además de graves irregularidades de caja con un faltante de 6.000.000 (seis millones) de dólares. Si se entrecruza los relatos de los testigos en tanto víctimas, es posible trazar una línea de comportamiento bastante coherente que se podría resumir como que, debajo de la mesa es un agresivo operador ultraconservador totalitario intolerante hasta el paroxismo vinculado al poder concentrado, por arriba la apariencia, un sacerdote espartano, afable, dialoguista y cercano a la gente. Quiera creer la humanidad que ya no caemos en esas trampas.

La doble cara junto a su suspicacia lo convertirá rápidamente, con el empuje de los medios hegemónicos globalizados necesitados de un líder espiritual de la derecha mundial, en un “reformista”, la realidad de los hechos marca lo diametralmente opuesto. Se trata en realidad de un aggiornamento superficial para tranquilizar a los incautos y en parte a su rebaño con aires críticos, mientras como bien titula Verbitsky se convierte en un “ersatz” de lo ya ampliamente conocido. Se espera su golpe de efecto fenomenal que logrará adhesiones a diestra y siniestra expulsando como una gran onda expansiva todas las acusaciones en su contra que actualmente lo encierran, es altamente esperable que se pronuncie contra la neocolonización de las Islas Malvinas, será de provecho para los pueblos independientes del mundo sobre todo los que tienen su soberanía comprometida, pero siempre si éstos no hipotecan los principios, no olvidan la responsabilidad de Bergoglio en los tiempos que lastimó a la humanidad.

En los meses venideros probablemente asistiremos a una magistral muestra teatral de cinismo, con la férrea intención de vender al mundo una imagen de un papa “diferente”, de hecho y evidentemente perseguido por el fantasma de la cercana dimisión de Ratzinger apresurado en su segundo día como sucesor de Pedro, empezó a barrer lo que se ve y era obvio, lo que en la inecuación reditúa más eliminar que apañar, expulsando al conocido obispo que irónicamente lleva “Derecho, Ley” por apellido, Bernard Law, encubridor de 250 sacerdotes que obligaban a niños a tener sexo. Por lo expuesto, gentío del mundo preparen sus butacas para el mayor montaje de la historia de la Iglesia, digno del hollywoodense Oscar, esta vez se superará y hasta se podría augurar un final apoteósico.

Ni tarde ni perezoso ese serpentario de supremacía clerical, el Vaticano, montó la primera punta de lanza mediática practicando el negacionismo de la vinculación de Francisco I con el terrorismo de estado en Argentina, proceso de aniquilación sistemático que dejó además de un país en ruinas que empezó su recuperación cualitativa recién a partir de 2003, una cantidad espeluznante de muertos, treinta mil desaparecidos (la mayoría adolescentes) que pasaron por tormentos de una crueldad jamas concebida, la expropiación de los menores que nacieron de sus madres en cautiverio en condiciones de violación y tortura, de los cuales Abuelas de Plaza de Mayo ha recuperado 105 de un total estimado de 500. Los documentos y testimonios prueban exactamente lo contrario, osea, prueban sus vínculos explícitos con delitos de lesa humanidad. Pudiera ser, ensayando una hipótesis, que los mortales no entendamos que la palabra del representante de dios en la tierra pudiera con el gesto omnipotente que lo caracteriza hacer que los documentos, los testimonios y la historia misma no valga absolutamente nada.
En Argentina tenemos un apotegma que toma forma de cantito, consagrado como himno popular de la memoria ética, cobrando mayor énfasis y número en cada manifestación, en cada marcha: “¡Iglesia basura vos sos la dictadura!”
El cierre conceptual a tanta denuncia derramada que rebota contra el impune e inmune Francisco I pueda acaso ser el del lapidario dirigente político y social argentino Luis D’Elia quien en su cuenta de twitter @Luis_Delia posteaba “FRANCISCO I es a América Latina lo q Juan Pablo II fue a la Unión Soviética.El NUEVO INTENTO DEL IMPERIO POR DESTRUIR LA UNIDAD SURAMERICANA”

La derecha global sabe que su existencia en el futuro depende en una medida inusitada de la mala suerte de los procesos progresistas con espíritu de socialismo del siglo XXI, justicia social, inclusivo e igualitario, que se gestan en América Latina.

 Referencias:

http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/20-156521-2010-11-08.html

http://www.pajarorojo.info/

http://www.desaparecidos.org/nuncamas/web/testimon/dela_cuadra.htm

http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/subnotas/20-62822-2013-03-15.html

http://www.argenpress.info/2013/03/el-nuevo-papa-colaboro-con-la-dictadura.html

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-167453-2011-05-03.html

http://www.exdesaparecidos.org.ar/VonWernich.htm

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-191371-2012-04-08.html

http://youtube.googleapis.com/v/alTbb6foF_M
——
*Director del periódico Pachakutiq.com

 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario