Mar 2 2021
248 lecturas

Econom铆a

El modelo agropecuario exportador, incompatible con las necesidades de los argentinos

La pandemia originada por el Covid-19 afect贸 al trabajo y a la producci贸n que debi贸 readaptarse a nuevos protocolos que implicaron menos trabajadores empleados y menos horas de trabajo generadas y, con ello, menores remuneraciones pero, paralelamente, se fortaleci贸 el modelo agropecuario exportador, dado que sobre todo China (1.400 millones de habitantes) pero tambi茅n en menor medida los dem谩s pa铆ses con poder adquisitivo para hacerlo, demandaron alimentos para su poblaci贸n, b谩sicamente importaron e importan para sustituir el hacinamiento de los animales por la gripe aviar, porcina y el 鈥渟铆ndrome de la vaca loca鈥.

Pero la soluci贸n de ellos es un problema para nosotros dado que, la Argentina que representa menos del 0,3% de la cantidad de bienes y servicios que se producen en el mundo, es el d茅cimo exportador de alimentos y el tercero en grano, pellet y aceite聽 de soja del planeta. El problema es que esa mayor demanda ocasion贸 una suba sideral de sus precios, la tonelada de soja en el mercado de Chicago (EU) que es el mercado referente de granos, val铆a el 24聽 febrero del 2020 341,54 d贸lares.

En la misma fecha del corriente a帽o 2021 su valor fue de 523 d贸lares, un aumento en d贸lares del 53,12% a lo que se le debe sumar la devaluaci贸n oficial de la moneda argentina del 48,52% (de $ 64 a $ 95,05) en el mismo per铆odo. Al no modificarse las retenciones (derecho de exportaci贸n), el impacto fue directo al precio de la soja, de su harina y de su aceite y, el mismo mecanismo se reproduce con los dem谩s granos (trigo, ma铆z, arroz, etc.) y con las carnes.

Seg煤n inform贸 el Instituto Nacional de Estad铆sticas y Censos (INDEC), en 2020 el kilo de pollo aument贸 su precio en un 54%, de聽 107 a聽 161 pesos, casi lo mismo que la carne vacuna y mucho m谩s que el 36,1% de inflaci贸n promedio que es el 铆ndice de precio al consumidor oficial.

En el caso de la carne vacuna, en 2020 seg煤n el Ministerio de Agricultura, Ganader铆a y Pesca, se faenaron 3.163.000 de toneladas de res con huesos, se export贸 por 900.609 toneladas a China, Jap贸n, Corea del Sur, Tailandia, Filipinas, Vietnam, Taiw谩n y Hong Kong, destin谩ndose al mercado interno 2.276.000 toneladas.

La carne sin hueso, especialmente la cuota Hilton fueron 29.500 toneladas de cortes de carne proveniente de animales alimentados exclusivamente en pasturas que se destina b谩sicamente a Europa. De la otra carne sin hueso se destinan unas 125.000 toneladas al mercado interno y otro tanto se exporta. El Consorcio ABC liderado por el Frigor铆fico Rioplatense SA de la familia Constantini, realiza el 80% de las exportaciones de carnes argentinas.

En definitiva, al exportarse toda la res, el precio interno se increment贸 de sobremanera, reduciendo el consumo per c谩pita de carne en la Argentina a solo 50,1 kg por habitante, el m谩s bajo de los 煤ltimos cien a帽os.

El abastecimiento en el mercado interno de un producto b谩sico de la canasta familiar local como es el aceite mezcla de girasol y soja, es controlado por cuatro empresas, que concentran el 90,5% de la facturaci贸n y el 90,6% del volumen. AGD (Aceitera General Deheza), con su marca Natura; Grupo Navilli, con su marca Molinos Ca帽uelas; Molinos R铆o de la Plata, de P茅rez Companc, con sus marcas Cocinero y Lira; y el grupo ARCOR de Pagani. El precio de la botella de aceite mezcla de 1,5 litros aument贸 un 50% de febrero de 2020 a febrero聽 de 2021.

Cargill paga u$s66,5 millones para tomar el control de una empresa de la familia BlaquierSi miramos la harina de trigo, la empresa Cargill (EU) tiene siete plantas de molienda, seguida por Molinos Ca帽uelas del Grupo Navilli (Argentina), luego por Lagomarsino e Hijos (Argentina) y Los Grobo (Argentina). Estas cuatro empresas realizan el 50% de la producci贸n y superan el 55% de la exportaci贸n de harina de trigo. En el caso de la comercializaci贸n en el mercado local de la harina de trigo, nuevamente P茅rez Companc (Blancaflor y Favorita) y Navilli (Pureza) concentran el 82% del mercado.

En el aprovisionamiento al mercado interno de fideos, Molinos R铆o de la Plata tiene el 79%, controlando siete marcas l铆deres: Mattarazzo, Luchetti, Canale, Don Vicente, Don Felipe, Favorita y Manera.

Existe una gran cantidad de molinos que procesan arroz. Sin embargo, el dominio lo ejerce claramente la empresa Adecoagro del Grupo Soros (estadounidense), due帽a de la marca Molinos Ala. La otra empresa fuerte del sector es Molinos R铆o de la Plata, due帽a de las marcas Gallo y Luchetti, que en este segmento tienen m谩s de un tercio de la participaci贸n de ventas en el mercado interno.

Otro producto esencial, el az煤car de mesa, tambi茅n est谩 en manos de un pu帽ado muy reducido de corporaciones, donde tres empresas concentran el 85% de la facturaci贸n: Ingenio El Tabacal, de la multinacional estadounidense Seabord (Chango y Tabacal); el Grupo Blaquier (Ledesma), aunque en varios emprendimientos aparece asociada a la multinacional Cargill; y la local Valpafe (Domino, Madison, Santa Luc铆a).

El az煤car increment贸 su precio en un聽 52,77% en un a帽o, tambi茅n por encima de la inflaci贸n general, e incluso de la de alimentos en particular.

En el sector l谩cteo, la familia Mastellone asociada con Inversiones Dallpoint (EU) y Danone (Francia), es la empresa m谩s grande: tiene siete plantas industriales, es l铆der en ventas de leche fluida con el 60% del mercado y acapara tambi茅n el 77% de los yogures y el 70% de los postres.

Finalmente, las grandes cadenas de ventas (Coto, Carrefour, Cencosud, la An贸nima, Walmart) reunidas en ASU (Asociaci贸n de Supermercados Unidos) administran el 65% de la comercializaci贸n de los bienes que se consumen en el pa铆s. En ese marco y con esa sociedad de hecho y de muchos a帽os entre grandes productores y comercializadores, es muy dif铆cil destrabar el proceso de formaci贸n de precios de esos productos.La totalidad de los 鈥淧recios Esenciales鈥 reci茅n estar谩 el lunes 29 en los supermercados 芦 Diario La Capital de Mar del Plata

De all铆 que, la聽Secretar铆a de Comercio Interior, a trav茅s de la Subsecretaria de Acciones para la Defensa de las y los Consumidores,聽imput贸 a las empresas Mastellone, Fargo, AGD (Aceitera General Deheza), Danone, Molinos Ca帽uelas, Bunge, Molinos R铆o de la Plata, Unilever, P&G, Paladini y Potigian,聽por retenci贸n en sus vol煤menes de producci贸n o falta de entrega de determinados productos de consumo masivo para su comercializaci贸n.

Las imputaciones se realizaron luego de聽verificar que estas empresas habr铆an incumplido el acuerdo de incrementar su producci贸n hasta el m谩s alto grado de su capacidad instalada聽y arbitrar los medios a su alcance para asegurar su transporte y distribuci贸n con el fin de satisfacer la demanda, establecida por la resoluci贸n 100/2020, inform贸 en un comunicado la secretar铆a, que comprob贸 una importante ca铆da de la producci贸n o en la distribuci贸n de diversas gamas de productos.

Modelo agropecuario exportador

En el marco internacional descripto, el modelo agropecuario exportador se expande y genera altas tasas de ganancia en el sector por la diferencia abismal entre el costo de producci贸n en la Argentina y el precio de los granos, harinas y aceites en los mercados internacionales, pero tracciona muy poco al resto de la actividad econ贸mica, cuando al mercado interno se destina m谩s del 70% de la producci贸n total de bienes y servicios y su consumo, configurando el principal generador de trabajo.

Es m谩s, se prioriza la exportaci贸n antes que el mercado interno, solo se vende en la Argentina si se puede cobrar el precio que se consigue afuera del pa铆s y, ante la desocupaci贸n y que los salarios y jubilaciones y pensiones no suben en similar porcentaje que el d贸lar, se torna imposible comprar internamente los productos聽 favoreciendo de ese modo a un mayor saldo exportable.

Esto genera serios desequilibrios entre la tasa de crecimiento de la poblaci贸n y la tasa de acumulaci贸n del capital que genera una tasa de ganancia cada vez mayor a las grandes empresas del sector por priorizar las exportaciones. Ganan m谩s vendiendo afuera y se desentienden del mercado interno.

La imposici贸n del modelo que beneficia a unos pocos (menos del 2% de la poblaci贸n) y perjudica en mayor o menor medida al pueblo argentino, es porque se necesitan d贸lares para pagar la deuda externa. Como bien le dijo el Ministro Guzm谩n al diario 鈥淐lar铆n鈥, los m谩s de cien mil millones de d贸lares tomados durante la gesti贸n del gobierno neoliberal de Cambiemos se fugaron en su mayor parte, cuando podr铆an haber modernizado y apuntalado toda la infraestructura del pa铆s (puertos, v铆as navegables, ferrocarriles, rutas, puentes, represas, etc.).

En segundo t茅rmino, la Argentina no tiene un problema de restricci贸n externa, no es que no pueda crecer porque faltan divisas. Al contrario, las divisas deber铆an sobrar y, de hecho, en 2020 el super谩vit comercial (las exportaciones superaron a las importaciones) fue de 12.528 millones de d贸lares y sin embargo, las reservas internacionales del BCRA descendieron en 5.780 millones de d贸lares el a帽o pasado.

Y esto fue as铆 porque el BCRA permiti贸 pagar supuestas deudas externas de empresas como las del Grupo IRSA de Eduardo Elsztain o el Banco HSBC, que seguramente tienen deudas pero tienen mucho m谩s activos afuera que esa deuda que el BCRA les autoriz贸 pagar por 6.200 millones de d贸lares, cuando el mismo banco realiz贸 un informe que residentes argentinos en la gesti贸n de Cambiemos detrajeron del pa铆s 86.200 millones de d贸lares.

Es m谩s le permiti贸 a los importadores pagar en forma adelantada importaciones (antes que los productos ingresaran al pa铆s) por unos 5.000 millones de d贸lares, y todo ello por cumplir con la legislaci贸n de la reforma financiera de 1977 de Jos茅 Alfredo Mart铆nez de Hoz durante la dictadura civil-militar.

Tercero, deber铆a trabajarse en un mayor control y supervisi贸n del comercio exterior y sin embargo se public贸 el Decreto 949/20 del 26 de noviembre de 2020 que continua delegando el control en las grandes empresas acopiadoras y comercializadoras de productos agropecuarios y, en Hidrov铆a Paran谩 SA, sociedad cuyo principal accionista es la empresa de origen belga Jan De Nul Group.

Ese rol lo deber铆a asumir el Consejo Federal de Hidrov铆a que lo constituyen la Naci贸n y las siete provincias que tienen ribera en la cuenca del Plata.Un nuevo canal para cambiar la realidad geopol铆tica argentina - Noticias econ贸micas, financieras y de negocios - El Cronista

Incluso. se propone en dicho decreto que se emplee el canal Punta Indio y salida y entrada por el Puerto de Montevideo (Argentina pierde el control nacional de entrada y salida de productos del pa铆s, los controles lo realizan otra aduana, otra prefectura, etc.), cuando el acuerdo celebrado en el a帽o 2015 en el marco de la Comisi贸n Administradora del R铆o de la Plata, durante la presidencia de Cristina Fern谩ndez, se decidi贸 que todas las exportaciones que vinieran por el Paran谩 desembocaran en el canal Magdalena, bajo control nacional ([1]).

En cuarto t茅rmino, se debe modificar la聽Ley 27.541 de Emergencia Econ贸mica que puso como l铆mite de la al铆cuota de los Derechos de Exportaci贸n (Retenciones) para la soja el 33% y para todo el resto de los productos que exportamos el 15%, para que desacople los aumentos de precios en los mercados internacionales con el precio interno y, adem谩s, significa mayores recursos para el Estado.

Y, finalmente, en quinto lugar, ampliar los alcances de la ley 27.541 para que se declare la Emergencia Cambiaria que fue derogada por el Decreto 893 de noviembre de 2017 por el gobierno de Cambiemos, luego de casi 53 a帽os de vigencia desde el Decreto 2581/1964, con diez de interrupci贸n por el Decreto 530/1991 hasta el DNU 1606/2001, Decreto 1638/2001.

Fin de juego

No son compatibles el modelo agropecuario exportador y la defensa del mercado interno, del trabajo y la producci贸n nacional. No es compatible un aumento permanente del precio del d贸lar y que no impacte en el precio de los alimentos y, finalmente, no es compatible que aumenten permanentemente los precios de los alimentos, sin deteriorar la capacidad adquisitiva de los salarios, jubilaciones y pensiones.

Y eso no se arregla confiando en el mercado,聽 solo se puede revertir con intervenci贸n estatal mediante mecanismos de regulaci贸n tendientes a evitar las pr谩cticas mono u oligop贸licas y/o mono u oligops贸nicas (un solo o pocos compradores) por parte de las grandes corporaciones.

Esto deber谩 estar acompa帽ado de mecanismos regulatorios y compensatorios destinados a impedir fuertes oscilaciones en los ingresos de los productores derivadas de variaciones en el precio internacional de los bienes y del establecimiento de l铆neas de cr茅dito especiales destinadas a liberar a los productores de su sujeci贸n financiera a las grandes empresas que controlan la provisi贸n de insumos y la comercializaci贸n de los productos.

La funci贸n econ贸mica del Estado es regular la actividad productiva y distributiva, esto es determinando las reglas de juego聽 y, para ello, se requiere de un plan, que son los grandes lineamientos, los grandes par谩metros que se deben seguir para el alcance del objetivo que debe ser el crecimiento con inclusi贸n social, justa remuneraci贸n, y con el menor da帽o al medio ambiente posible, y a su vez, debe fijar las reglas de comportamiento de toda la sociedad.

Si no lo hace, ser谩n las grandes corporaciones quienes decidan que producimos, c贸mo y para qui茅n y su 煤nico objetivo es maximizar sus beneficios sin importarle la situaci贸n del pa铆s y su gente.

Nota:

1.- El Canal Magdalena empelar铆a solo puertos argentinos. Esa es la raz贸n por la que el gobierno el 4 de febrero 2021 public贸 en el Bolet铆n Oficial la Resoluci贸n 33/2021 del Ministerio de Transporte que crea聽 la Unidad ejecutora especial temporaria 鈥淐anal Magdalena鈥, que ser谩 la encargada de llamar a licitaci贸n y adjudicar el dragado y obras en el Canal Magdalena.

Tanto en el Proyecto de Pedido de Informe del Senador Jorge Taiana, como en el fundado trabajo presentado por el llamado Grupo Bol铆var, se plantea que el Canal Magdalena cuenta con todos los estudios t茅cnicos aprobados as铆 como tambi茅n, la partida presupuestaria necesaria, en el actual presupuesto nacional.

 

*Licenciado en Econom铆a, profesor de Pol铆tica Econ贸mica y de Instituciones Monetarias e Integraci贸n Financiera Regional en la Facultad de Ciencias Econ贸micas (UBA). Fue Director Nacional de Programaci贸n Macroecon贸mica. Analista senior asociado al Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE, www.estrategia.la).

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario