Feb 22 2018
249 lecturas

Política

Argentina: multitudinaria marcha contra el ajuste de Mauricio Macri

Cientos de miles de trabajadores, dirigentes sindicales, sociales y políticos, protagonizaron este miércoles en la capital argentina una marcha contra el ajuste que ejecuta el gobierno de Mauricio Macri, contra los despidos masivos en el Estado y por negociaciones paritarias dignas.

“Preparémonos los trabajadores, cuando llegue el momento de expresar la voluntad democrática. Los gorilas no pueden estar más en la conducción del país porque nos quieren quitar la dignidad a los hombres de trabajo y no lo podemos permitir.” Con esa frase el líder de la Central General del Trabajo (CGT) Hugo Moyano cerró la masiva y transversal movilización de sindicatos y organizaciones sociales que colmó la avenida 9 de Julio para rechazar las políticas de ajuste aplicadas por el gobierno de Mauricio Macri.

Las críticas a las políticas económicas y sociales —que Moyano calificó como “políticas de hambre”— fueron el eje de los discursos de las representantes de la CGT, la Corriente Federal, la CTA Autónoma, la CTEP y la CTA de los Trabajadores, que precedieron al líder camionero, quien aseguró que las miles de personas presentes estuvieron por “un solo objetivo: decirle al Gobierno, al señor presidente, no siga llevando políticas que hambrean a la parte más sensible de nuestra sociedad”.

“Acordamos repudiar enérgicamente la rebaja a los jubilados y reclamar la derogación de la ley previsional, exigir negociaciones libres y sin topes, rechazar en todos sus términos el proyecto de reforma laboral que el Ejecutivo ha enviado al Parlamento nacional, rechazar el megadecretazo”, lanzó Juan Carlos Schmid, otro de los miembros de la cúpula de la CGT, el primer orador.

Los líderes sindicales apuntaron en sus discursos contra el techo a las negociaciones salariales paritarias, la reforma jubilatoria y los despidos. La avenida 9 de Julio fue un mar de trabajadores, que se desconcentraron de manera pacífica, sin dar oportunidad a la preparada represión.

Durante el entrecortado discurso de Moyano, quien reconoció que estaba emocionado por volver a participar de una movilización tras los primeros dos años de coqueteos con Cambiemos, desde el sector camionero surgió el cantito popular que se escuchó en las canchas de fútbol en las últimas semanas (andate Macri, la p… que te parió), pero el sindicalista pidió bajar el tono: “déjenlo, no hace falta”, solicitó.

Todos los oradores destacaron la condición pacífica de la marcha de los miles y miles que colmaron la 9 de Julio como contracara de la represión estatal durante las movilizaciones contra la reforma previsional y de las crónicas de los medios hegemónicos, en los que “parecía que veníamos a una guerra civil”.

“Los que más queremos la pacificación del país somos los trabajadores, pero se hace con salarios dignos, se hace con un país donde los chicos coman dignamente”, insistió. El resto de los dirigentes que se pararon frente a la multitud se encargó de resaltar que la transversalidad de la movilización marcaba el inicio de “una nueva resistencia a las políticas de Gobierno”.

Moyano terminó de cerrar la idea de unidad de cara a las elecciones de 2019: “Compañeros, preparémonos los trabajadores para cuando llegue el momento de expresar la voluntad democrática, que siempre hemos tenidos. Sepamos elegir y aquellos que se puedan haber equivocado reflexionen. Los gorilas no pueden estar más en la conducción del país porque nos quieren quitar la dignidad a los hombres de trabajo y no lo podemos permitir”.

Este día va a quedar en la historia como el día de la unidad de los trabajadores, el día de la dignidad de los que no nos ponemos de rodillas frente a la prepotencia de un gobierno de patrones, señaló Hugo Yasky, líder de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA).

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario