Abr 4 2012
1229 lecturas

NoticiasPolítica

A la causa Malvinas hay que agregarle verdad y justicia

En un emocionante y simbólico acto realizado en la Plaza Puerto Argentino de Usuhaia, capital de Tierra del Fuego, la provincia más austral de Argentina,, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner reconoció y destacó   el valor de los jóvenes soldados que combatieron contra Gran Bretaña en la guerra de las islas Malvinas en 1982.

Asimismo anunció que pidió a la Cruz Roja Internacional (CRI) ayudar a la identificación de cuerpos de soldados enterrados en esas islas durante el conflicto al recordar que “todos merecen tener su nombre en una lápida y cada madre tiene ese derecho inalienable de enterrar a sus muertos, poner una placa y llorar frente a esa placa”.

La jefa de Estado solicitó a la CRI “como autoridad reconocida por todos”, que colabore a identificar a “los soldados argentinos y aun británicos que no han podido ser identificados”.

En el cementerio de Darwin, aún hay 123 tumbas donde sólo existe una lápida que dice “soldado argentino sólo conocido por Dios”. Son tumbas NN de tan trágico recuerdo para un país, que aún sigue encontrando en tumbas similares aquí en el continente a las víctimas de la pasada dictadura militar (1976-1983).

Esto lo habían solicitado a la mandataria el centro de ex combatientes de La Plata, que ha comprometido la colaboración del Equipo Argentino de Antropología Forense con gran reconocimiento aquí y en el mundo.

Fernández de Kirchner acompañada de importantes figuras de su gabinete y la gobernadora socialista de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos, destacó la importancia de la decisión de desclasificar el informe Rattembach, porque “es necesario agregarle a la memoria, verdad y justicia en la causa Malvinas. Así lo requieren la historia, nuestros muertos y sus familiares que nos debíamos la verdad . Una verdad dolorosa, pero encendida de gestos heroicos y valores, de cobardías e injusticias”, señaló.

Mencionó asimismo que es injusto que “en pleno siglo XXI todavía subsistan enclaves coloniales como los que tenemos aquí, a pocos kilómetros de distancia”, recordando que “de los 16 enclaves coloniales en el mundo, diez de ellos son del Reino Unido” y afirmó que “resulta absurdo pretender el dominio” sobre las islas Malvinas.

También reclamó justicia “para que no se siga depredando nuestro medio ambiente, nuestros recursos naturales ictícolas y petroleros, y para que se respete la integridad territorial” argentina.

Al expresar el reconocimiento a los jóvenes que lucharon la presidenta lamentó que “la historia siempre se lleve a los más jóvenes en momentos difíciles”, y recordó que fueron “sin preparación, sin los pertrechos suficientes, sin formación y con miedo”, porque “¿quién no lo tiene ante una guerra”?

Por esa razón remarcó que “héroes no son los que no sienten miedo sino los que aún así siguen adelante y cumplen con su deber” y por eso centró el homenaje en los “miles de jóvenes que vinieron a combatir en el territorio y a los cientos (649) que dieron sus vidas” en las Malvinas.

En otro tramo de su discurso respondió a las declaraciones del primer ministro británico, David Cameron, quien señaló desde Londres que con la guerra “se había atacado la libertad de los isleños”.

“La libertad de los argentinos estaba confiscada en ese momento, tampoco teníamos libertad los argentinos, con presos sin nombre y apellido, en campos de concentración, con detenidos desaparecidos que nunca volverán a aparecer”, sostuvo

Reclamó al Reino Unido que acepte las resoluciones de la Organización de Naciones Unidas para “discutir la cuestión de la soberanía, respetando el interés de los isleños”. Entre miles de banderas y la presencia de más de un centenar de ex combatientes, la mandataria destacó la necesidad de verdad, memoria y justicia. “Un joven soldado que ahora es periodista Edgardo (Esteban ) ha dicho que en las Malvinas perdió la guerra la verdad. Por eso tenemos que recuperarla”, dijo la mandataria que fue recibida con el grito de “Cristina malvinera”.

En el lugar inauguró un cenotafio con los nombres de monumento funerario con 649 nombres de los soldados muertos en el conflicto, que recordó “no fue el pueblo argentino el que lo decidió”. Se erigirá un monolito que recordará a los 325 muertos del crucero General Belgrano, hundido por los ingleses, en uno de sus ataques más duros.

“Queremos justicia para la región y una zona desmilitarizada. No queremos tambores ni cascos de guerra”, señaló la presidenta y destacó que “esto ha dejado de ser una causa nacional, de los argentinos, para pasar a ser, también de todos los paises de la Unsaur y de los que se alzan a favor del diálogo”.

Hubo miles de actos en toda argentina. Programas dedicados a Malvinas, exposiciones, conciertos públicos, los futbolistas llevaron banderas que se desplegaron en los partidos, con el lema “Las Malvinas son argentinas” . En esta capital hubo una marcha de de distintos sectores a la embajada británica y aunque fue pacífica todo el tiempo al final un grupo de encapuchados comenzó a arrojar piedras y bombas molotov enfrentándose con la policía que cuidaba el lugar y hubo severos incidentes con el uso de carros hidratantes y gases lacrimógenos.

Por otra parte en las últimas horas la Corte Suprema de Justicia consideró “causa de trascendencia” el recurso de queja contra el fallo de la Corte de Casación que rechazó considerar delitos de lesa humanidad los estaqueos y otras torturas y tratos crueles e inhumanos que sufrieron soldados que combatieron en la guerra de Malvinas por parte de sus superiores, oficiales y suboficiales, lo que abre las puertas a la justicia y a la esperanza de las víctimas.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario