Jul 27 2019
307 lecturas

Despacito por las piedras

«A las niñas las violan porque no llevan calzones»: polémica declaración de ministra brasileña

Se trata de Damares Alves, la ministra de la mujer dentro del gobierno de Jair Bolsonaro, quien ha sido pastora evangélica por varios años. No es la primera vez que la política lanza afirmaciones refutables: muy temprano en su cargo afirmó que las niñas debían vestir de rosado y los niños de azul. «A las niñas las violan porque no llevan calzones», dijo esta semana.

Damares Alves, cabeza principal de la cartera de la Familia, Mujer y Derechos Humanos en Brasil, demostró una vez más por qué no debería estar en el cargo. En medio de la presentación de un imporante informe sobre abuso sexual de menores de edad en varios estados del país, entre ellos Pará, la ministra aseguró que, según los especialistas con los que ha hablado, a las «niñas las violan porque no llevan calzones». Luego, complementó la frase al añadir que «las niñas no tienen calzones porque son pobres».

Las palabras de la ministra, como era de esperarse, despertaron la indignación de muchos sectores de la sociedad brasileña. Entre ellos, las habitantes de las Islas del Archipiélago de Tapajos, en el estado de Pará, donde se presentan muchos casos de abuso de menores. En teoría, el informe que presentó la ministra Alves desde Brasilia debería mitigar la desinformación y los mitos que rodean un tema tan sensible como el abuso sexual de menores.

Sin embargo, las palabras de la ministra produjeron el efecto contrario y voces autorizadas en el tema recordaron que no hay ninguna evidencia científica que vincule los abusos sexuales de menores con usar o no ropa interior.

La ministra ya ha recibido fuertes críticas en el pasado. Prácticamente desde que fue elegida, se prendieron las alarmas por ser una pastora evangélica activa. Para un sector progesista del país sudamericano, eso podría significar que Alves impulsara una agenda conservadora y que restringiera las libertades y los derechos de comunidades como la LGBTI.

Resultado de imagen para niñas brasileñas violadasAlves no ha tenido pelos en la lengua para afirmar que dentro de un matrimonio la mujer debe «obedecer al hombre» y acatar un rol «sumiso» dentro de la relación. De igual manera, la ministra, justo en las primeras semanas en el cargo, dijo que los «niños debían vestir de azul y las niñas de rosado» porque así lo dictaminaba la tradición.

A pesar de la lluvia de críticas que ha recibido la política, el presidente Jair Bolsonaro la ha defendido en cada una de sus polémicas declaraciones. Muchos aseguran que la presencia de Alves en el Gobierno corresponde a una cuota que Bolsonaro debió pagar por recibir los apoyos de los poderosos y populares grupos evangélicos en Brasil.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario