Mar 17 2010
838 lecturas

Política

Acusad, acusad, que descubriremos la mentira

Néstor Francia.*

Hace bien Chávez en poner claramente los puntos sobre las íes en el caso de las acusaciones de la derecha española en cuanto el supuesto apoyo de Venezuela a ETA. El presidente ratificó la afirmación que hizo el canciller Nicolás Maduro cuando aseguró que José María Aznar, ex jefe de Gobierno español, es un mafioso, y cuando criticó a las autoridades hispánicas por defenderlo.

“Aznar apoyó el golpe aquí. ¿Cómo lo van a defender? Es como que alguien aquí ataque a Carlos Andrés Pérez y yo me moleste…Aznar y su gobierno sabían del golpe, y sin embargo mantuvimos las relaciones (…) nunca he entendido a Zapatero por defender a Aznar, pues tengo pruebas irrefutables de quién fue Aznar…Si Zapatero quiere dañar las relaciones por Aznar, allá él”.

Aquí lo correcto, no hay duda, es no hacer depender nuestras opiniones y nuestras relaciones, con respecto a España, de las contradicciones que se mueven en torno a la debilidad interna del gobierno de Zapatero y a la prepotencia proverbial de la ultraderecha española.  Los hechos demuestran cuánta razón tiene Chávez cuando afirma que “la prensa de la derecha española está empeñada en dañar las relaciones entre España y Venezuela”.

 Como muestra de ello baste un botón, el editorial de ayer del diario franquista ABC, hace afirmaciones como las que siguen:

“Cada día aparecen nuevos indicios de las relaciones -directas o indirectas- que el régimen autoritario de Hugo Chávez mantiene con la banda terrorista ETA y sus secuaces…Hoy informa ABC sobre las andanzas en Venezuela de José Antonio Egido… Egido trabaja ahora para el Ministerio venezolano de Asuntos Exteriores, contratado por el Instituto de Altos Estudios Diplomáticos Pedro Gual…

"Desde su puesto en el citado instituto y en sus colaboraciones con la Universidad Bolivariana, este individuo de adscripción inequívoca al sector más radical del independentismo vasco, transmite una imagen hostil de España, a la vez que proclama el derecho de autodeterminación y una visión sectaria de la historia con una evidente influencia sobre futuros diplomáticos y servidores públicos… Aunque Egido no tenga causas pendientes con la Justicia española, es notorio que Chávez está protegiendo a un enemigo de nuestro país y de las instituciones democráticas, por eso, entre otras muchas razones, Rodríguez Zapatero y el ministro Moratinos deberían exigir explicaciones contundentes al dictador venezolano…

"Como director del Instituto de Altos Estudios Diplomáticos Pedro Gual ejerce John Balza Arismendi, un activista defensor de la causa de Hugo Chávez y simpatizante de los narcoterroristas de las FARC.

"Admirador del Ché, Egido admira, junto al Ché Guevara, al etarra Pakito Arriarán, muerto a principios de los 80 cuando colaboraba con la guerrilla salvadoreña. Sus referentes políticos, además de Carlos Marx, Lenin y Stalin, son quienes gobiernan actualmente Irán, Rusia, Bielorrusia, China y Palestina, entre otros países”.

Hemos presentado este largo fragmento porque es muy revelador del tipo de manipulación mediática al que nos viene acostumbrando la derecha internacional. En primer lugar, el editorial pretende criminalizar el hecho de que un ciudadano nacionalizado venezolano y residente en nuestro país ejerza legalmente cargos en la administración pública. Pero además, pretende criminalizar sus ideas.

El mismo editorial reconoce que Egido no tiene causas pendientes con la justicia española. Lo que critica es que tenga su propia visión sobre la realidad del país vasco y que la exponga, y además que sea admirador del Ché Guevara ¡Oh, Crimen! También afirma que el mencionado ciudadano tiene como referentes políticos, otro gran delito, a gente como Marx, Lenin y Stalin.

El diario derechista español parece desconocer que en Venezuela viven unos cuantos personajes de origen extranjero que todos los días, en universidades, eventos y medios de comunicación despotrican contra Chávez como les viene en gana y defienden las posiciones de la derecha mundial, y lo hacen libremente.

Los ejemplos sobran: Fausto Masó (origen cubano), Alfonso Salgueiro (origen argentino), Norberto Mazza (origen uruguayo), Luis Ugalde (origen español) ¿Y entonces? ¿Tiene razón o no Chávez en que los derechistas españoles conforman una mafia mentirosa, manipuladora y que maneja planes muy concretos para calumniar permanentemente a Venezuela y fomentar la subversión en nuestro país? ¡Que el gobierno español haga lo que quiera, nosotros no vamos a callar!
 
La internet

Ha levantado revuelo mediático la referencia de Chávez en el sentido de que habría que regular los contenidos de internet. Nos parece correcta la posición de la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, cuando declaró que el espacio de la información digital debe estar controlado e instó a la Asamblea Nacional a que elabore una normativa que regule el uso de internet por parte de los medios de comunicación social. En cambio las declaraciones de Aristóbulo Istúriz se nos antojan un tanto defensivas, con eso de tratar de explicar lo que dijo Chávez, quien habló de manera clara y contundente.

No es verdad que no se esté exigiendo regulaciones. Existen ya en más de 60 países, y hasta la derechista jefa de Estado alemana, Angela Merkel, se muestra partidaria de ellas. La Ley Resorte, por ejemplo, no es aplicable a internet, pues se denomina “Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión”. Internet es un medio con características y realidades propias, muy complejas, que necesita instrumentos legales ad hoc.

Es significativo, por ejemplo, lo que sucede con Cuba. El gobierno de Raúl Castro estimó ayer que la reciente decisión de Wáshington de permitir que empresas estadounidenses exporten a Cuba algunos servicios de internet, busca desestabilizar a la isla, que enfrenta desde hace casi medio siglo un embargo de ese país. Al anunciar la medida hace una semana, el gobierno de Estados Unidos expresó claramente que su objetivo es usar esos servicios como herramienta de subversión y desestabilización, señaló una declaración de la cancillería cubana, entregada a la prensa internacional.

Estados Unidos anunció el 8 de marzo “la exportación de algunos servicios de comunicación en línea, como mensajería instantánea, chat y correo electrónico” hacia Cuba, Irán y Sudán, para “fomentar la libertad de expresión”. Washington y contrarrevolucionarios cubanos aseguran que el gobierno restringe el acceso a Internet para controlar y coartar la libertad de información. Son los mismos argumentos, y los mismos fines, que enarbolan los contrarrevolucionarios de aquí. Golpeados pos las leyes y acciones de nuestro Gobierno, los conspiradores mediáticos ven en Internet y su “libertad ilimitada” el refugio perfecto para sus trapisondas.

 Toda la derecha anda de plácemes y haciéndole carantoñas a Henry Falcón. El causaerrista Alfredo Ramos, muy activo en el golpe de abril de 2002, también respaldó al gobernador de Lara. Al respecto, dijo que las consecuencias de los conflictos entre Chávez y el gobernador las sentirá el pueblo de Lara y pidió al PPT que salga en defensa de su honor. El partido azul se está enredando con los cables. Eso pasa cuando la gente se atora por robar cámara.

* Analista de asuntos políticos.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario