Ene 23 2018
532 lecturas

Cultura

Adiós a Nicanor Parra, el antipoeta

A los 103 años falleció este martes 23 de enero el antipoeta y académico universitario Nicanor Parra. El literato pasó sus últimos años en su casa en el balneario de Las Cruces, donde celebró su centenario, en 2014. “Hoy y siempre”, tributó el Ministerio de Educación. La noticia fue confirmada por el ministro de Cultura, Ernesto Ottone y por familiares.

Nicanor Segundo Parra Sandoval (nacido en San Fabián de Alico, Región de Biobío, el 5 de septiembre de 1914 y muerto en La Reina, Santiago, 23 de enero de 2018)​ fue un poeta, matemático y físico chileno cuya obra ha tenido una profunda influencia en la literatura hispanoamericana.​

Considerado el creador de la antipoesía, es para muchos críticos y autores connotados, tales como Harold Bloom, Niall Binns o Roberto Bolaño, el mejor o uno de los mejores poetas de Occidente.​ El mayor de la Familia Parra —cantera de connotados artistas y músicos de la cultura chilena— recibió el Premio Nacional de Literatura (1969) y el Premio Miguel de Cervantes (2011), entre otras distinciones, además de haber sido candidato al Premio Nobel de Literatura en diversas ocasiones.​Resultado de imagen para nicanor parra

Su obra ha sido traducida a numerosos idiomas, como el inglés, francés, sueco, ruso, checo, finlandés y portugués.​ Entre sus traductores anglohablantes figuran reconocidos escritores estadounidenses, tales como Allen Ginsberg, Lawrence Ferlinghetti, William Carlos Williams, Thomas Merton, Denise Levertov y W.S. Merwin, entre otros.​

Tuvo seis hijos, entre ellos la artista visual Catalina​ y los músicos Colombina y Juan de Dios, alias «Barraco».

Durante la dictadura militar, Parra decidió evitar las represalias y la censura, alejándose un poco de la antipoesía para desviar su atención hacia otros proyectos. En 1975, el único número de la revista Manuscritos reprodujo Quebrantahuesos (1952) y sus textos escatológicos dadaístas inéditos News from nowhere. Más tarde decidió idear sutiles mecanismos de denuncia a la dictadura militar de Augusto Pinochet, asumiendo para ello el álter ego del Cristo de Elqui (1898-1971) en Sermones y prédicas del Cristo de Elqui (1977) y Nuevos sermones y prédicas del Cristo de Elqui (1979).

Resultado de imagen para nicanor parraUnos años después publicó sus Ecopoemas (1982) como una propuesta ecológica alternativa  Desde este enfoque, que mantendría durante los años 1980 y 1990, pudo criticar al sistema desde un enfoque no ideológico y por tanto menos riesgoso.​ Sus denuncias se volvieron luego más explícitas en Chistes parra desorientar a la policía poesía (1983) y en los poemas inéditos de su antología Poesía política (1983), estando también presentes en Coplas de Navidad (1983).

Los poemas de Nicanor Parra, autor de obras muy importantes. Algunos de sus libros más destacados son “Cancionero sin nombre”, “Manifiesto” y “Cachureos, ecopoemas, guatapiques, últimas prédicas”.

Por ello, en esta oportunidad te dejamos fragmentos de algunos poemas escritos por este chileno que marcó la literatura hispanoamericana, ganador de muchos reconocimientos, entre ellos, el premio Nacional de Literatura en 1969 y el premio Miguel de Cervantes en 2011.

lacopiafeliz534 01

A continuación algunos fragmentos de su poemas:

Coplas del vino

Nervioso, pero sin duelo
a toda la concurrencia
por la mala voz suplico
perdón y condescendencia.

Con mi cara de ataúd
y mis mariposas viejas
yo también me hago presente
en esta solemne fiesta.

¿Hay algo, pregunto yo
más noble que una botella
de vino bien conversado
entre dos almas gemelas?…

El hombre imaginario

El hombre imaginario
vive en una mansión imaginaria
rodeada de árboles imaginarios
a la orilla de un río imaginario

De los muros que son imaginarios
penden antiguos cuadros imaginarios
irreparables grietas imaginarias
que representan hechos imaginarios
ocurridos en mundos imaginarios
en lugares y tiempos imaginarios…

Cartas a una desconocida

Cuando pasen los años, cuando pasen
los años y el aire haya cavado un foso
entre tu alma y la mía; cuando pasen los años
y yo sólo sea un hombre que amó,
un ser que se detuvo un instante frente a tus labios,
un pobre hombre cansado de andar por los jardines,
¿dónde estarás tú? ¡Dónde
estarás, oh hija de mis besos!

La poesía terminó conmigo

Yo no digo que ponga fin a nada
no me hago ilusiones al respecto
yo quería seguir poetizando
pero se terminó la inspiración.
La poesía se ha portado bien
yo me he portado horriblemente mal.

Qué gano con decir
yo me he portado bien
la poesía se ha portado mal
cuando saben que yo soy el culpable.

¡Está bien que me pase por imbécil!

La poesía se ha portado bien
yo me he portado horriblemente mal
la poesía terminó conmigo.

Es olvido

Juro que no recuerdo ni su nombre,
mas moriré llamándola María,
no por simple capricho de poeta:
por su aspecto de plaza de provincia.
¡Tiempos aquellos!, yo un espantapájaros,
ella una joven pálida y sombría.
Al volver una tarde del Liceo
supe de la su muerte inmerecida,
nueva que me causó tal desengaño
que derramé una lágrima al oírla.

Recuerdos

En el año en que el antipoeta cumplió 100 años, escritores, dramaturgos, actores, músicos y artistas lograron sintetizar en una frase la importancia de Nicanor para sus vidas (para el diario La Tercera):

Jaime Luis Huenún, Poeta: “Parra supo cómo reírse del régimen militar sin perder, literalmente, la cabeza”.

Daniel Riveros, gepe, Músico: “Su obra es la mejor forma de hacer lo simple y real algo complejo y distante”.

Claudio Pérez, fotógrafo: “Me enseñó a tener paciencia y lucidez, a leer y amar más”.

Alejandra Costamagna, escritora: “La lección vital de Parra es que hay dos alternativas: morir a los 33 como Hamlet y Jesucristo, o morir después de los 100 para volver a los 17”.

Alejandro Jodorowsky, escritor: “Es un poeta inteligente y humorista, a diferencia de Neruda. Es un gran marionetista, un maestro”.

Alejandro Zambra, escritor: “Parra enseña a desaprender. A desconfiar de los consejos, de los profesores y de nosotros mismos”.

Rodrigo Salinas, dibujante y comediante: “Me enseñó que los chilenos no somos serios, que somos todos humoristas”

José Angel Cuevas, poeta: “Parra fue un golpe en la mesa de la poesía. Se salió de la escritura para entrar en el habla popular, como quien dijera ahora: ‘Sabí que sí loco, ¿cachái o no?’. Y así fue como entramos de otra manera en la realidad”.

Héctor Noguera, actor: “Desde joven sentí la revelación de leer una poesía que no era como cualquier otra. Recogía el lenguaje cotidiano, aunque convertido en verdadero arte. Encarnar al Lear de Parra fue usurpar su voz, su esencia. Fue una simbiosis mágica”.

Samy Benmayor, pintor: “Antes de él, para mí la poesía era soporífera. El reinventó ese mundo”.

Camila Le-Bert, dramaturga: “Descubrir a Parra en texto y objeto fue un deleite irónico, lógico y matemático”.

Diego Zúñiga, escritor: “Me enseñó que la literatura no tenía por qué ser solemne para ser valiosa”

Arturo Duclos, artista visual: “Cuando partí usé poemas de él para mis obras. Para mí, él era el desacato, la lucidez. La figura de ese artista libre que yo quería ser”.

Bosco Cayo, dramaturgo: “Con él, todo podía ser desechable y romperse

 

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario