Sep 23 2005
399 lecturas

Ambiente

Alarman efectos del calentamiento global

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Si las tendencias actuales continúan, se espera que unas 5 trillones de toneladas de carbono sean arrojadas en la atmósfera durante los próximos tres siglos producto de la quema humana de combustibles fósiles.

Esto tendrá consecuencias serias, calentando al planeta en promedio entre 7 y 20 grados de centígrados, volviendo a los océanos ácidos. “Estos cambios globales sucederán y abrumarán la mayoría de los procesos naturales con efectos devastadores en la vida de plantas y de animales en tierra y en los océanos. Lo que hagamos en esta década y el resto de este siglo afectará dramáticamente a nuestro planeta durante miles de años”, advierte Caldeira.

“Aunque los siglos puedan parecer largos, no lo son cuando usted mira cuánto tiempo toma a los organismos adaptarse a las nuevas condiciones. Si la gente hace algunos siglos hubiera tenido el conocimiento del daño químico a largo plazo sobre el clima y del océano y nos viera actuar para obtener ganancias a corto plazo; ¿qué pensarían de nosotros?”, se preguntó.

Con tormentas más fuertes como el huracán Katrina y Rita las causas y los efectos del cambio global del clima están ganando mas atención pública.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) está organizando la séptima conferencia internacional de bióxido de carbono en Boulder, Colorado. Los expertos de todo el mundo han sido convocados para evaluar los métodos usados para estudiar el ciclo del CO2, describir los resultados de la investigación, y discutir respuestas eficaces al cambio climático.

CÓMO SE ANUNCIA UN DESASTRE

Caldeira fija varias etapas para las consecuencias a largo plazo de las emisiones continuadas del CO2 basadas en la física y la química de los sistemas ecológicos, del análisis de la historia de la tierra, y sofisticados modelos del clima.

Comienza con una breve historia de la ciencia del ciclo del carbono: En el siglo diecinueve, los científicos encontraron que el CO2 , gas de invernadero, podría explicar porqué la tierra no es un planeta congelado. El gas produce un manto aislante, que actúa como un invernadero.

Algunos científicos sospecharon que el CO2 desempeñó un papel en el crecimiento y la disminución de las edades de hielo.Desde esa época, los investigadores han comprendido mucho mejor el ciclo del carbono, pero la ciencia básica subyacente sobre la importancia del CO2 para la tierra se ha establecido desde hace un siglo.

Caldeira analiza la cantidad de carbono lanzada a la atmósfera menos el que se ha inmovilizado por las plantas terrestres para la fotosíntesis o absorbido por los océanos. Parte del carbono del océano se utiliza para hacer los esqueletos y las cáscaras. Es posible que la mitad de las emisiones predichas se podrían atrapar de esta manera.

Según Caldeira, sin embargo, de continuar las tendencias actuales, se podría enviar a la atmósfera cerca de cinco veces más CO2 que sin emisiones humanas. E indica que si el planeta se calentara solamente 6.6 grados de centígrados por siglo, según lo sugerido por algunos modelos, la nieve y el hielo en latitudes cerca de los polos se derretiría y cintas más altas de temperatura marcharían en los polos por más de 10 metros por día, afectando todo en su camino.

Si el CO2 de recursos de combustible fósiles se lanzan pese a ello a la atmósfera, las caspas antárticas y árticas del hielo estarían en riesgo de derretirse, causando una subida del nivel del mar de 70 metros por varios miles de años.

Además de los efectos de aumento de la temperatura, Caldeira explica cómo la química de los océanos sería alterada. El bióxido de carbono se disuelve en agua para producir ácido carbónico, agente corrosivo que comería cáscaras y materiales esqueléticos de mamíferos marinos. Esta acidez del océano podía matar especies enteras, incluyendo aquellas vitales en la base de la cadena de alimenticia del planeta.

Caldeira acentúa que “para encontrar acontecimientos comparables en historia de la tierra, necesitamos mirar atrás, 10 millones de años durante acontecimientos catastróficos raros”.

Él dijo a gobiernos internacionales, legisladores e industrias “ahora debemos actuar para resolver nuestra responsabilidad de reducir emisiones y así evitar panoramas de devastación y estar orgullosos de cómo nuestra civilización respondió a este desafío global”.

——————————

* Periodista de El Universal de México, donde se publicó la información.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario