Jun 10 2017
817 lecturas

Política

Algunas de las grandes dudas del macrismo

 

Hay cuestiones de peso sobre las cuales el macrismo tiene muchas dudas. Una est√° referida al modo de tratar todo lo que rodea a la corrupci√≥n en torno a la megamepresa constructora brasile√Īa Odebrecht. Otro tema es de pol√≠tica internacional y tiene que ver con la reciente visita de la Primer Ministra Alemana, Angela Merkel.

Sobre Odebrecht, al igual que en muchas de los temas de corrupción, el gobierno está envuelto en una contradicción. Sabe que si avanza  está cavando su propia fosa y si no lo hace, diluye una de sus banderas políticas. En estos días -desde sectores cristinistas- festejaban la posibilidad que pudiera ir preso Angelo Calcaterra, primo de Macri y hasta hace poco capo de IECSA una de las empresas asociadas a Odebrecht en el soterramiento del ferrocarril Sarmiento.

Comprender el porqué de la alegría del cristinismo nos da una de las claves de estos tiempos. Es sabido que buena parte de las obras por las que Odebrecht pago coimas se corresponden al período de los gobiernos de Néstor y Cristina. Sin embargo sus seguidores son los que festejan, sin preocuparse por sus propias responsabilidades, la posibilidad que la justicia alcance a una empresa de la familia Macri que también participó de ese festín.

La raz√≥n es clara. El macrismo pagar√≠a un alto costo pol√≠tico por este hecho, mientras que para el kirchnerismo el da√Īo ser√≠a mucho menor. Esto es as√≠, no solo porque qu√© le hace ‚Äúuna mancha mas al tigre‚ÄĚ, sino tambi√©n porque tiene una ‚Äúvacuna‚ÄĚ contra esas acusaciones, atribuy√©ndolas a una persecuci√≥n pol√≠tica. Adem√°s sus adictos creen en esa explicaci√≥n y lo dem√°s poco importa.

Esa duda del macrismo explica que las rimbombantes acusaciones sobre personajes del kirchnerismo no avancen, de hacerlo se encontrar√≠an con esa √≠ntima relaci√≥n entre los negocios de unos y otros. Entonces mejor tener en cuenta aquello de ‚Äúuna mano lava la otra‚Ķ‚ÄĚ

Otra de las grandes dudas del macrismo es su ubicaci√≥n en el espacio internacional. Es de p√ļblico conocimiento que la relaci√≥n privilegiada con China tiene que ver el tema econ√≥mico: sus inversiones y el mercado para nuestros productos primarios. Eso se complementa, para el pensamiento del macrismo,¬† con la tradicional relaci√≥n pol√≠tica e ideol√≥gica de nuestro pa√≠s con los Estados Unidos. Eso explica que Macri, antes de ir a China vaya a los Estados Unidos, cabeza del mundo occidental desde los fines de la Segunda Guerra Mundial.

Pero ahora aparece el juego de Europa que empieza una línea de confrontación con los Estados Unidos, gobernados por Donald Trump y su proteccionismo económico. La reciente visita de Merkel tiene que ver con esta situación. Quiere fortalecer sus relaciones de amistad con América Latina y ganar aliados en la diferente apreciación que tiene con los Estados Unidos sobre el futuro del comercio mundial. Tiene por delante dos cuestiones concretas: La próxima reunión del G20 en territorio alemán y acelerar los trámites del Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea con el Mercosur.

 Randazzo dice ¡no! A Cristina pensando en el 2019

Todo parece indicar que, para las pr√≥ximas PASO (elecciones internas de los partidos), Cristina Fern√°ndez de Kirchner encabezar√° las listas del peronismo en la Provincia de Buenos Aires. No est√° resuelta la situaci√≥n planteada por el exministro Florencio Randazzo, √©ste sigue rechazando la lista √ļnica e insiste en dar pelea. A partir de all√≠, en el horizonte, aparecen los escenarios posibles: alguna f√≥rmula para proscribirlo u obligarlo para que vaya por fuera de la alianza principal o abrir las puertas a la confrontaci√≥n.

El cristinismo hizo p√ļblico, a trav√©s su vocero cuasi oficial el diario ‚ÄúP√°gina 12‚ÄĚ, sus condiciones para las pr√≥ximas PASO. All√≠ se se√Īalan las innegociables reglas de juego que plantea el cristinismo. Ellas son: Lista √ļnica con Cristina y Randazzo encabezando las listas de senadores y diputados, respectivamente. En ese marco los seguidores de Randazzo tendr√≠an su lugar en las otras categor√≠as en disputa.

El rechazo del exministro del Interior fue rotundo, continu√≥ con sus planes y lanz√≥ su candidatura para presentarse en las mencionadas elecciones. El cristinismo y sus aliados est√°n dispuestos ‚Äďsi Randazzo no acepta la lista unidad- a cerrarle las puertas. En ese sentido hay varias ideas sobre la mejor forma de hacerlo. Todos, en el peronismo, saben la inmensa carga negativa que la palabra ‚Äúproscripci√≥n‚ÄĚ produce al interior¬† de esa fuerza. De all√≠ que est√©n buscando otras f√≥rmulas para evitar esa ‚Äúvictimizaci√≥n‚ÄĚ de Randazzo, por eso piensan en armar un Frente sin el PJ, de modo tal que nadie lo proscribir√≠a.

Ese argumento se complementaría con otros dos razonamientos que ya vienen utilizando. Uno que el macrismo tampoco acepta internas en las PASO y lo está obligando a Martín Lousteau, ex embajador de este gobierno de EEUU, a buscarse otros techos. El otro argumento es que no puede pensarse en proscripción a quien se le ofrece que encabece la lista de diputados nacionales.

Ninguno de esos argumentos conmueve a Randazzo. ¬ŅPor qu√©?, sabe que ir a las PASO contra Cristina es una derrota casi segura, pero est√° convencido que nuevamente dejar√° en claro que nadie le marcar√° la cancha y que en unas internas nacionales (en el 2019), donde los aparatos partidarios de los gobernadores emparejan el peso de Buenos Aires, puede derrotar a Cristina.

Tambi√©n sabe que su figura no despierta las antipat√≠as que re√ļne Cristina, que tiene un 60% de imagen negativa. De esa manera se asegura que el peronismo, que siempre apuesta por el poder, lo apoyar√° porque puede ‚Äďen una segunda vuelta- tener los resultados que ‚Äďhoy- a Cristina le resultar√≠an imposibles de alcanzar. Por eso no teme perder y alguna forma de proscripci√≥n har√≠a crecer su figura.

Por el lado del cristinismo la situaci√≥n es clara. Necesita mantener la imagen que es la conducci√≥n del peronismo. Disputarle la candidatura bonaerense puede ser entendido como un cuestionamiento a su liderazgo nacional. Cristina imagina que para el 2019 ser√° la candidata y si los n√ļmeros no le dan, por la eventualidad de la segunda vuelta, sea ella el ‚Äúgran dedo‚ÄĚ para inclinarse por su hijo M√°ximo u otra persona de su entorno

La dirigencia peronista bonaerense, sobre todo los intendentes, saben que es Cristina la √ļnica que puede reunir los votos necesarios para mantener el poder que hoy tienen. Para el 2019 ya se ver√° porque otro gallo va a cantar‚Ķ

Para calentar motores: 3 elecciones 3

Este es un a√Īo electoral. De eso no caben dudas. Como una prueba de lo anterior el domingo pasado salieron a calentar motores las fuerzas pol√≠ticas preocupadas por su suerte en el pr√≥ximo junio y el no tan lejano octubre. Los motivos eran dis√≠miles y los escenarios tambi√©n. De todas maneras una lectura de esos resultados nos da algunas pistas sobre lo que puede ocurrir en las pr√≥ximas convocatorias. Los lugares para esas pruebas fueron: Corrientes, Chaco y La Rioja.

En Corrientes se eligió a Eduardo Tassani como Intendente de la ciudad Capital, donde el macrista Eco-Cambiemos obtuvo el 50,17% de los votos, mientras Haciendo Corrientes, del actual intendente Fabián Ríos, 46,17%, contra todos los pronósticos. El Partido Justicialista (peronismo) espera desalojar a Ricardo Colombi actual gobernador y aliado de Mauricio Macri.

Resultado de imagen para elecciones en corrientes

Algunas conclusiones, limitadas porque surgen del resultado de tres elecciones que tienen diferentes y limitados objetivos; distintas historias y diferentes realidades actuales se√Īalan que gan√≥ el peronismo (en Chaco y La Rioja) de la mano de un ‚Äúpejotismo‚ÄĚ que recuper√≥ la hegemon√≠a dentro del mismo. El kirchnerismo mantuvo cierta presencia (particularmente en Chaco) y el ‚Äúcristinismo‚ÄĚ result√≥ un fiasco (3,36% en Corrientes, 3,16% en Chaco y 2,51% en La Rioja).

Est√° claro que ese no es el panorama de la Provincia de Buenos Aires, donde Cristina no baja del 30% de expectativas electorales. Por √ļltimo, en estas 3 elecciones, el macrismo acaudill√≥ al conjunto no peronista y logr√≥ ganar en 2 de las 3 capitales (Corrientes y Resistencia).

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario