Dic 16 2018
632 lecturas

Pol铆tica

Almagro expulsado y repudiado por el FA uruguayo: 驴el principio del fin de un oscuro personaje?

El plenario del Frente Amplio (FA), la coalici贸n de izquierda que gobierna Uruguay, decret贸 la expulsi贸n de sus filas del secretario general de la Organizaci贸n de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, que avergonz贸 a los uruguayos por su permanente agresi贸n al gobierno venezolano y su respaldo a una intervenci贸n militar en ese pa铆s.

La expulsi贸n fue reclamada por varios grupos del Frete, avergonzados por la actuaci贸n del excanciller. Almagro hab铆a declarado que 芦no debemos descartar ninguna opci贸n鈥 en relaci贸n a una intervenci贸n militar para derrocar al gobierno del presidente Nicol谩s Maduro, lo que le vali贸 un a帽o atr谩s una sanci贸n por parte del Tribunal de Conducta Pol铆tica del Frente. El plenario aprob贸 por unanimidad su expulsi贸n.

El vicepresidente del FA, Jos茅 Carlos Mah铆a, sostuvo que 芦Almagro se expuls贸 s贸lo del Frente Amplio porque accedi贸 a tener el apoyo del FA y del Gobierno con un perfil de gesti贸n diametralmente opuesto al que desempe帽a hoy en la OEA禄 y a帽adi贸 que el ex canciller 芦fue un lobo en piel de cordero禄.

芦Una cosa es tener una posici贸n pol铆tica sobre la situaci贸n de Venezuela u otros pa铆ses de Am茅rica Latina, y una bien distinta es, desde un cargo que debe generar consensos en las Am茅ricas, militar activamente en contra de uno de los pa铆ses y, adem谩s, con visiones absolutamente funcionales a las del propio Estados Unidos y en las que se tuvo hasta simpat铆a por una eventual invasi贸n禄, remarc贸 el diputado.

Los dichos de Luis Almagro acerca de 芦no se puede excluir ninguna opci贸n禄 para derrocar el gobierno venezolano, no son 芦excesos禄 aislados de su manera de actuar. Son la l贸gica consecuencia de su patr贸n de conducta anterior y de un libreto del que, a lo sumo, es coautor.

El apoyo de una posible intervenci贸n militar en Venezuela por Almagro es el l贸gico paso luego de la visita del exsecretario de estado estadounidense聽 Rex Tillerson a varios gobiernos de Latinoam茅rica en enero, consultando si estar铆an dispuestos a participar en una avanzada b茅lica contra Venezuela. 脡sa era la l铆nea de Washington y el mismo presidente Donald Trump plante贸 tal opci贸n repetidamente.

La pieza clave en ese momento era promover el fracaso electoral del candidato opositor Henri Falc贸n en las 煤ltimas elecciones presidenciales del 20 de mayo. Respaldado entonces por una oposici贸n unificada (Resultado de imagen para almagro y henri falcony por EU, la UE y varios pa铆ses de la OEA), las encuestas le daban a Falc贸n la oportunidad de ganar y con 茅l ser铆a posible la tan publicitada 芦salida dialogada禄 que se impon铆a desde la cartelizada prensa hegem贸nica.

Pero la realidad es que Washington no quer铆a siquiera la salida institucional. En ese momento, Luis Almagro actu贸 como vocero del plan de guerra, como actor intermediario entre las EU y la oposici贸n venezolana, subordinada a sus 贸rdenes. Orden贸 a la oposici贸n a abandonar el dialogo con el gobierno de Nicol谩s Maduro en Rep煤blica Dominicana. 芦Los tiempos del dialogo terminaron禄, dijo entonces.

Y descalific贸 a Falc贸n: lo llam贸 芦traidor禄, cuestion贸 su identidad opositora y se帽al贸 que聽 芦la candidatura dei Falc贸n beneficia al chavismo. Le hab铆amos pedido a la oposici贸n venezolana que separara la paja del trigo y Falc贸n es la paja聽 que se ha separado sola, lo cual es algo fant谩stico鈥, dijo a la agencia Reuters.

Los argumento de Almagro fueron que las elecciones no ser铆an justas, no ser铆an confiables, no ser铆an democr谩ticas, mientras EU y la UE rechazaron enviar observadores internacionales para verificar tales 鈥渃ertezas鈥 del secretario general de la OEA. Cabe recordar que los fraudes electorales generalmente se dan cuando hay diferencias m铆nimas entre los principales candidatos.

Falc贸n respondi贸 que 芦resulta inaceptable que se extralimite y decida tomar partido en el debate electoral禄, tras acusar al secretario de la OEA como promotor de la abstenci贸n,聽 dando 铆nfulas a quienes optaron por boicotear las elecciones presidenciales en las que se impuso Maduro. 鈥淎quellos que promueven la abstenci贸n, como el Secretario General de la OEA, se convierten en los mejores aliados de Maduro鈥, dijo Falc贸n

Y no le bast贸 con eso, sino que Almagro comenz贸 la campa帽a de desprestigio contra el expresidente del gobierno espa帽ol Jos茅 Luis Rodr铆guez Zapatero, mediador en el di谩logo, campa帽a que contin煤a 聽hasta hoy,replicada por las nuevas expresiones de ultraderecha tanto en Europa como en Latinoam茅rica.

La l贸gica indica que un proceso pac铆fico de transformaci贸n no amerita ninguna intervenci贸n militar, por el que el Pent谩gono hubiera perdido su caballito de batalla para lograr una intervenci贸n. Y queda en el aire la pregunta de por qu茅 EEUU no confi贸 en su tan difundido y propio argumento, que la mayor铆a del pueblo venezolano estar铆a en contra de Maduro. La realidad desvirtu贸 esa verdad-virtual..

En este contexto hay que valorar las actitudes de Almagro, quien trabaj贸 sistem谩ticamente para impedir que una oposici贸n unidad participara en los comicios, preparando paso por paso el terreno de una intervenci贸n armada, de una guerra, donde el nuevo gobierno colombiano del ultraderechista Iv谩n Duque se esfuerza por estimular.

Parece contradictorio, pero una victoria electoral no concuerda con los planes estrat茅gicos de Washington, y Falc贸n representaba un obst谩culo, sobre todo tras declarar que si bien estaba dispuesto a implementar un programa neoliberal y de colaboraci贸n con el FMI, iba a mantener a la petrolera PDVSA (芦hay que rescatar PDVSA禄)聽 y a las principales riquezas mineras bajo control estatal, aunque abri茅ndolos a la inversi贸n privada.

芦A PDVSA hay que inyectarle recursos, y de alguna manera esto nos invita a recurrir a organismos internacionales. Esa inversi贸n viene dada de que se abra Pdvsa a la inversi贸n privada禄, se帽al贸 a la prensa internacional, donde tambi茅n dijo que mantendr谩 las alianzas como empresas petroleras privadas y estatales de Rusia y China, dos aliados estrat茅gicos de Venezuela en varios 谩mbitos de cooperaci贸n.

Luis Almagro se entromet铆a permanentemente desde su c贸modo sill贸n en Washington, en la campa帽a electoral venezolana, despachando directamente con dirigentes del sector radical de la oposici贸n venezolana y altos funcionarios estadounidenses. 芦La candidatura de Henri Falc贸n beneficia al chavismo. Le hab铆amos pedido a la oposici贸n venezolana que separara la paja del trigo y Falc贸n es la paja聽 que se ha separado sola鈥, dijo a la agencia Reuters.

Aun cuando Nicol谩s Maduro hubiera perdido las elecciones 鈥搎ue ahora Almagro y la oposici贸n m谩s radicalizada quieren desconocer-el sector popular chavista hubiera formado una oposici贸n demasiado poderosa, limitando los intentos de vender riquezas e intereses nacionales. Su peso en la relaci贸n de fuerzas en Venezuela hac铆a posible prever un futuro retorno al gobierno.

A los halcones de EU definitivamente no les sirve una salida electoral. Saben que solo por medios militares y una represi贸n feroz podr铆an controlar varios millones de chavistas. Por eso siguen, a la vista de la descomposici贸n de una desarticulada oposici贸n, 聽intentando encontrar a un militar de alto rango que de un golpe de Estado.

La OEA, centro de operaciones

El 13 de octubre de 2017, Almagro cedi贸 las salas de la OEA para que un Tribunal Supremo de Justicia (venezolano) en exilio se juramentara y el 8 de abril de 2018 aprobara su denuncia de que existen elementos suficientes para enjuiciar y detener al Presidente Maduro por supuestos actos de corrupci贸n.

Esa juramentaci贸n en la OEA marcaba la estrategia de Almagro para llevar al espacio de la ONU el tema venezolano. En una 芦reuni贸n informal禄 y bajo las gestiones de la representante estadounidense Nikki Halley, Luis Almagro dijo ante el Consejo de Seguridad de la ONU que en Venezuela 芦hoy se ha instalado una dictadura tir谩nica, el pa铆s es gobernado por un esquema criminal con v铆nculos oficiales con el narcotr谩fico禄.

Dentro de las funciones del Consejo de Seguridad de la ONU destacan las operaciones de mantenimiento de paz, pero tambi茅n es uno de los pocos sujetos internacionales con 聽capacidad de someter un caso a la Corte Penal Internacional, ante el cual Almagro y sus mandantes estadounidenses insisten en llevar a los principales miembros del gobierno venezolano.

El espacio judicial no pod铆a ser el de la OEA, porque Venezuela sali贸 de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, sino el de la ONU, que cuenta con dos grandes tribunales: la Corte Internacional de Justicia y la Corte Penal Internacional, cuya Procuradora General, Fatou Bensouda, anunci贸 el 7 de febrero de 2018 el inicio del examen preliminar sobre Venezuela.

En marzo de 2018 el gobierno de Guyana, alentado por EU y Almagro, someti贸 ante la Corte Internacional de Justicia un diferendo territorial con Venezuela por no haber logrado un acuerdo tras 芦buenos oficios禄 de la ONU, iniciados cuando la Rep煤blica Cooperativa de Guyana retom贸 la controversia luego de que la petrolera estadounidense ExxonMobil descubriera un importante yacimiento en la parte mar铆tima del territorio reclamado en 2015.

En el caso de Venezuela, el documento 鈥搑ubricado por Bensouda- – ante la Corte Penal Internacional se帽ala que 芦se ha alegado que fuerzas de seguridad del Estado con frecuencia utilizaron fuerza excesiva para dispersar y reprimir manifestaciones, y que han detenido y encarcelado a miles de miembros de la oposici贸n, reales o aparentes, algunos de los cuales habr铆an sido presuntamente sometidos a graves abusos y maltrato durante su detenci贸n禄.

Nikki Haley y Luis Almagro

Los uruguayos se sienten avergonzados por lo que un connacional est茅 haciendo en la OEA, y la alianza oficialista Frente Amplio termin贸 por expulsarlo de sus filas, pese a las presiones de la embajada de EU y de alg煤n miembro prominente del FA. Fue un s谩bado de despedida y quiz谩 el comienzo del fin del personaje Almagro, tan duro con el progresismo latinoamericano, tan d贸cil de los intereses de Washington.

Varios dirigentes hab铆an alertado sobre las presiones de Almagro a la canciller铆a uruguaya para que se suspendiera la membres铆a venezolana en el Mercosur y se acompa帽ara el vaciamiento de los organismos de integraci贸n sudamericanos (Unasur) y latinoamericano-caribe帽os (Celac). Ya medios de prensa hab铆an filtrado la informaci贸n de que Almagro hab铆a sido cooptado por los servicios de inteligencia estadounidenses cuando revistaba como diplom谩tico en China.

驴Ser谩 el principio del fin de la pesadilla Almagro?

*Soci贸logo venezolano, Codirector del Observatorio en Comunicaci贸n y Democracia y del聽Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE, www.estrategia.la). Con aportes de Gabriele Kuehnle.

 

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario