Nov 16 2006
336 lecturas

Ambiente

Ambiente, sociedad. – ECUADOR EN PIE DE GUERRA

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

foto La brutal depredación del medioambiente por parte de la empresa operadora del Proyecto HIidroabanico en la Provincia de Morona Santiago, en Ecuador, es también un atentado contra la salud y la vida en la Amazonia, porque para instalar sus represamientos de agua y sus conductores de energía destruyen territorios con su flora y fauna, contaminan el aire, el agua y el suelo, despojando a la población de Morona Santiago y otras provincias de importantes recursos para el trabajo y la alimentación, y del entorno natural y puro que ya no podrán disfrutar.

Los daños producidos por Hidroabanico se suman a los que cometen otras empresas mineras, petroleras y extractoras de agua que han invadido el territorio amazónico ecuatoriano violando las recomendaciones del Banco Mundial (BM) en su Examen de industrias extractivas, entre ellas “el principio de que las comunidades afectadas directamente por los proyectos de extracción deben dar su consentimiento libre e informado”.

Esto es un efecto de la promoción realizada en nuestro país por el FMI y el BM para proyectos de “desarrollo” destructivos del medioambiente, como represas hidroeléctricas, extracción de agua, petróleo, gas y minerales.

Para que esto suceda se requieren 4 factores:

– Que no hayan leyes reguladoras de estas actividades.
– Que las leyes sean permisivas.
– Que existiendo las leyes adecuadas hayan autoridades de salud, medioambiente, energía y minas y un gobierno central cobardes, irresponsables o corruptos, que se coluden con el gran capital criollo y extranjero para enriquecerse a costa de la vida y la salud de los pueblos.
– El cuarto factor es que los pueblos estén desorganizados, divididos y pasivos ante la depredación de sus territorios.

Este último factor es el más importante y felizmente en este caso no existe, porque por la lucha heroica surgida en Jimbitono, que ahora se ha extendido a Zamora Chinchipe y Azuay, ha convocado el debate nacional para detener estos proyectos criminales.

Jimbitono es un símbolo vivo de defensa de la soberanía, de la vida, la salud y el medioambiente, una lucha que es nuestra, de los que tenemos conciencia social, que luchamos por terminar esta sociedad capitalista y entendemos que los más altos valores humanos se materializan en esta lucha.

Esto es una bofetada para, quienes dicen que “con soberanía no se come” y claman por los TLC, la “apertura incondicional a los capitales extranjeros”, la liberación de impuestos, las “autonomías”, las “zonas francas”, la “maquila” y demás canonjías para las inversiones capitalistas.

Por ello, ahora, los pueblos trabajadores y los patriotas todos somos Jimbitono.

Respaldamos su lucha, llamamos a la comunidad nacional e internacional a solidarizarnos, a pronunciarnos para exigir al gobierno, a las autoridades relacionadas con este proceso a ordenar el inmediato cese de la segunda fase del Proyecto Hidroabanico, hasta que se haga una auditoria del contrato con veedores de las comunidades afectadas. Inclusive debe exigirse la necesaria remediación ambiental y el pago de las indemnizaciones correspondientes.

(Firma): Frente Nacional por la Salud de los Pueblos (FNSP)-Ecuador.
Movimiento para la Salud de los Pueblos-Latinoamérica, Equipo Comunicándonos.

msp-latinoamerica@etapanet.net

—————————————

Más información en esta revista aquí.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario