Jul 18 2004
471 lecturas

Economía

América del Sur, como siempre los niños

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Dejaron de amenzar a los niños las enfermedades infecciosas del aparato respiratorio en el sur de América. Atacaron. Brotes cuasi epidémicos en Argentina, Chile,Paraguay y Perú -y los que se ocultan tras la falta de datos en Bolivia- no hacen más que suscribir lo señalado en junio pasado por la la directora general de Desarrollo Sostenible de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Kerstin Leitner: “El número de muertes infantiles es alarmante. Pinta un deprimente cuadro de negligencia.

La negligencia apunta a los gobiernos de los países donde éstas, las muertes, se producen, pero también a la insensibilidad de aquellas empresas que lucran en ellos y a los sectores pudientes de la sociedad, ajenos en sus barrios amurallados a lo que acontece allende las cámaras y guardias que los “protegen” del mundo exterior.

foto
La OMS, en su snforme de junio, también señala -en el Atlas de la Salud de los Niños y el Ambiente– que los menores de cinco años, que representan apenas el 10 por ciento de la población mundial, concentran el 40 por ciento de las enfermedades por causas ambientales.

No es todo. Otros 14.500 niños mueren anualmente debido al alto grado de contaminación o simplemente por asfixia en el interior de sus viviendas por la quema de combustibles sólidos para cocinar y mil más perecen por la contaminación urbana. El 86 por ciento de las aguas residuales urbanas de la región se vierten sin tratamiento en ríos, lagos y en el mar ,y sólo el 49 por ciento de la población cuenta con alcantarillado.

Tal es el cuadro que sirve como referencia al brote de enfermedades del aparatao respiratorio infantil que llena los consultorios médicos de los hospitales públicos en por lo menos cuatro países.

De la tos al virus sincicial

Se habla en Chile de virus sincicial respiratorio (VSR). Es el principal agente que causa enfermedad respiratoria baja en los lactantes menores de un año, que deriva en bronquiolitis y neumonía. El VSR afecta también a las personas de la tercera edad. Fue descubierto por en 1956 por el investigador J. A. Morris en Estados Unidos.

En Paraguay se habla de gripe. En Argentina de afecciones respiratorias y broncopulmonares; pero no importa el nombre: el miedo de las madres en Perú o el sur de Brasil es el mismo.

La onda polar que padece desde unos días parte de Sudamérica y el Cono Sur -con un saldo de muertos, severos daños a la salud y estragos materiales, informó la agencia de noticias Prensa Latina- se prolongará hasta mediados de esta semana.

Situación en Perú. El gobierno peruano declaró estado de emergencia en seis provincias del sur del país, en ellas alrededor de 100.000 familias pobres intentan protegerse de las bajas temperaturas. Entre 40 y 50 niños fallecieron -la cuenta es hasta el 15 de julio- por enfermedades respiratorias, según estimación del Fondo de la ONU para la Infancia.

Además, cerca de 300 mil hectáreas de cultivos se perdieron y han muerto más de 100 mil animales de granja. El clima es un desastre, agravado por las paupérrimas condiciones de vida de la enorme mayoría de los habitantes de esas zonas.

foto
Morir en Paraguay. Los niños fallecidos por por infecciones respiratorias en este país suman 25. El ministerio de Salud no cree necesario, sin embargo, declarar emergencia sanitaria. El ministro del área, Julio César Velásquez, manifestó el 16 de julio que los hospitales no están sobrepasados por la cantidad de pequeños con problemas derivados de la gripe y otras infecciones del aparato respiratorio.

En lo que va del año -y quedan dos meses de invierno- en Paraguay se han registrado 20.200 casos de gripe y 800 neumonías. El funcionario responsable del área de salud informó que se adquirieron medicamentos para la mejor atención de los enfermos y, entre otros insumos, ocho nebulizadores destinados a tres hospitales y 10 mamómetros de oxígeno. También el gobierno dispuso la compra de 42 camas.

En medicamentos e insumos se invirtieron 4.550 millones de guaraníes y en oxígeno, la suma de 600 millones de guaraníes. Las camas significaron el egreso de otros 920 millones de guaraníes.

Fuentes no oficiales, sin embargo, aseguran que los hospitales materno infantiles paraguayos se encuentran abarrotados de pacientes, tanto en los consultorios externos como en el área de internación. Se afirma, incluso, que los niños son atendidos en camillas en los pasillos.

La Sociedad Paraguaya de Infectología había manifestado su preocupación respecto de la capacidad de los hospitales, tanto públicos como privados, si recrudecían los casos.

Respirar en Chile. Al 16 de julio más de 1.200 menores de un año han sido hospitalizados en Chile en los últimos siete días como consecuencia de enfermedades respiratorias que, según las autoridades, no conforman un cuadro epidémico.

Los trabajadores de la salud mantienen un fuerte encontronazo con las autoridades por la negativa del gobierno a decretar la emergencia sanitaria. Mientras, el número de niños fallecidos se había elevado el día 15 de julio a nueve, siete de ellos en la capital.

Según un reporte epidemiológico del ministerio de Salud, han sido hospitalizados 5.805 menores por el virus sincicial, lo que representa un 80 por ciento más de afectados por esta patología que en igual período del año anterior.

Según Marta Werner, epidemióloga del Servicio de Salud de Concepción -al sur de Santiago-, el brote va en ascenso también en esa región, especialmente entre los menores de un año.

Argentina comienza en Mendoza. El hospital Notti de la ciudad andina de Mendoza -cerca de la frontera con Chile- prpohibe la entrada de niños sanos al establecimiento; la medida se tomó ante la arremetida de las enfermedades respiratorias que se produjo a comienzos de julio y que ha superado su capacidad de internación.

Unos 30 casos diarios de internaciones es el resultado del brote. “Cuando el chico está estabilizado, tratamos de darle el alta en forma precoz y seguir su evolución de cerca con una vigilancia médica”, explicó la jefa de Docencia e Investigación, Celia Bordín. El 70 por ciento causados por el VSR; el influenza y el adenovirus originaron el 2% de las patologías.

En la Capital federal, Tucumán, Jujuy y la Patagonia argentina tambien se constata el nefando “boom” de estas afecciones.

Lejos del infierno

Los datos expuestos bastan para considerar que la incidencia de las enfermedades infecciosas del aparato respiratorio en los niños -hemos dejado de lado el riesgo abatido sobre los mayores de 65 años- dibujan un esquema que sale de los marcos de la mera coincidencia.

foto
El esfuerzo comunicacional de las autoridades sanitarias de la Argentina, Chile y Paraguay -en Perú el cuadro obligó a declarar emergencia sanitaria y civil- por presentar ante la opinión pública una situación “bajo control” -la prensa tiende a ocuparse de casos concretos: fotos, grabaciones, descripción del estado de un niño, de una sala de hospital; entrevistas a una madre desesperada, a un médico abatido y a un funcionario optimista- no resiste una reflexión seria.

Y no la resiste porque resulta cuando menos hipócrita ignorar que, por lo menos, se está ante una situación que si no es epidemia se le parece demasiado. Agravada porque en esos países de hecho el Estado abandonó su principal función: estudiar, establecer prioridades y dictar políticas sociales, no para la protección de los sectores miserabilizados por el entronizamiento del mercado como regulador de la sociedad, sino para permitir el desenvolvimiento y desarrollo de la sociedad en su conjunto.

Si en Argentina resulta penoso que se ponga al presidente contra la pared porque se niega a reprimir los estallidos de aquellos que han sido desprovistos de todo menos de su ira; en Chile es una vergüenza que empresarios, políticos y autoridades de gobierno se palmeen mutuamente y brinden por el “estado de la economía”, que crece paradójicamente mientras se mantiene el desempleo y la miseria de las mayorías.

Quienes se apoderan de la mayor parte del producto social gozxan de niveles de vida equivalentes a la de los estratos acomodados -o francamente ricos- de los países capitalistas del Hemisferio Norte; los pobres… De los pobres no se habla; son abstracciones, “la gente”, dicen, o un ejército que de estar en la reserva despertó en una marginalidad que ningún programa real de las economías “globalizadas” -como les gusta decir a las elites- considera como otra cosa más que un estorbo con los que que hay que convivir y, sobre todo, criminalizar.

Estadísticas de organismos de la ONu enseñan que el monto gastado por Estados Unidos, Canadá y Europa en alimento para mascotas duplica la cifra necesaria para financiar programas de prevención contra la malaria, vacunas y tratamientos básicos para todos los menores de edad del Tercer Mundo.

Según el organismo, en 1998, los países desarrollados gastaron US$ 17.000 millones en comida para sus animalitos domésticos. Salvar a los niños de enfermedades curables costaría poco más de US$ 7 mil millones de dólares al año.

No importa. Los servicios meteorológicos de la región sur prevén el acercamiento de otra masa de aire polar procedente de la Antártida que significará, en la semana que se inicia el 19 de julio, se mantendrá el deterioro climático en la región de Los Andes, a más de cuatro mil metros de altura sobre el nivel del mar.

Ojalá los satélites se equivoquen, porque si no las heladas aguas caerán sobre una población desprotegida.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario