May 14 2005
292 lecturas

Opinión

América: sendas distintas, petrochávez y otros análisis

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

PETROCHÁVEZ Chávez profundiza su giro anti-imperialista. Quiere formar Petrosur –una corporación energética pan-estatal con Brasil, Argentina y Venezuela– y exigir a las petroleras que operan en su país que paguen más tributos.

La derecha le acusa de querer distraer su responsabilidad por la caída a la mitad de la produccion de la petrolera estatal (PDVSA), y tambien porque su “autoritarismo” la quebranta y ahuyenta capitales extranjeros.

En la izquierda se le critica por ser “limitado” y por no poner el control de PDVSA en manos de sus trabajadores –buena parte de los cuales fueron despedidos–.

El modelo nacionalista de Chávez es similar a los que antes protagonizaron Cárdenas en México; Busch, Paz y Ovando en Bolivia; Perón en la Argentina y Velasco en Perú. Consiste en crear un Estado proteccionista, benefactor e intervensionista en el mercado.

Bolivia queda afectada por ello. Morales demanda una política bolivariana para el gas mientras Mesa la veta, temiendo “desalentar inversiones multinacionales”. 

SUR Y CENTRO AMÉRICA Ambas regiones marchan en distintas direcciones. Mientras 12 gobiernos suramericanos se reunían con mandatarios árabes en Brasil, seis presidentes centroamericanos viajaban a Wáshington.

Suramérica mira a todos sus costados. Brasil, el MERCOSUR y la centro-izquierda presionan para que ésta se una en un mercado regional autónomofrente a EEUU y que negocie tambien con Europa, Rusia, China, la Liga Árabe y Asia.

Centroamérica mas mira al norte. Apuesta al CAFTA (tratado de libre comercio con EEUU).

Mientras en el sur se critica la guerra iraquí y se pide multipolaridad, en el istmo muchos gobiernos apoyan dicha intervención y quieren cobijarse bajo el paraguas económico y poliíico bushista.

Mientras China es percibida en Suramérica como un socio que les compra materias primas, en Centroamérica se la ve como un rival para sus exportaciones textiles hacia EEUU.

El mayor escollo para su politica de puertas abiertas a EEUU esta, paradójicamente, en Wáshington, cuyo congreso teme afectar la producción agraria interna o que crezca la inmigración de esos países.

“CUMBRE” ÁRABE-SURAMERICANA La “cumbre” árabe-suramericana voto porque Perú ocupe un sitio no permanente en el consejo de seguridad (ONU) en 2006-2007. Brasil no pudo conseguir respaldo para ocupar allí un asiento fijo. Argentina se opone. Kirchner se retiró de la reunión debido a desavenencias sobre ello y sobre el balance comercial que desfavorece a su país ante Brasil.

Dos pronunciamientos novedosos fueron que los 22 paises árabes –incluyendo Siria y Libia– aceptaron reconocer a Israel, pero tambien que los 34 firmantes reconocieron “el derecho de los pueblos a resistir a la ocupacion extranjera”. Esto no sólo podría ser usado por Hamas o Hizbolá sino también por las FARC.

La “cumbre” ha rozado con EEUU al oponerse al unilateralismo y las sanciones contra Siria. También pidio respetar la unidad de Sudán pese a que los cristianos de ese país animan separarse de un Estado fundamentalista islámico acusado de permitir un genocidio en contra suyo.

SUR Y CENTRO AMÉRICA: DIFERENCIAS Y DIVERGENCIAS

Esta semana se realizaron dos cumbres presidenciales casi simultáneas. Mientras Bush recibia a los presidentes de seis repúblicas centroamericanas, Lula era el anfitrión de la I cumbre de doce paises sudamericanos con 22 árabes.

Ambos movimientos van en direcciones opuestas.

El presidente de EEUU se reunió en Wáshington con sus homólogos de Honduras, Ricardo Maduro; Guatemala, Oscar Berger; Nicaragua, Enrique Bolaños; El Salvador, Elías Antonio Saca; Costa Rica, Abel Pachecho y República Dominicana, Leonel Fernandez. Dichos mandatarios viajaron a respaldar a Bush y buscar ayudarle a que éste logre hacer que el congreso apruebe el CAFTA, tratado de libre comercio entre EEUU y dicha región.

En cambio los mandatarios suramericanos que viajaron a Brasilia adoptaron una resolución que difiere con la estrategia “anti-terrorista” y “unilateral” de EEUU.

La primera “cumbre” árabe-sudamericana es parte de un giro estratégico que viene impulsando Brasil. Ésta ha sido el mayor acontecimiento internacional presidido por Lula. Es parte de su estrategia de entrar permanentemente al máximo organismo de Naciones Unidas y de encabezar un bloque suramericano pro-multipolaridad que mantenga cierta autonomía ante Wáshington y teja lazos bilaterales con Rusia, Europa, África y Asia. Junto a China e India organiza un eje de los 3 colosos geográficos del Sur.

Brasil quiere capitalizar el hecho de contar con muchos descendientes de inmigrantes del Oriente medio y además que en Suramérica viven mas de 10 millones de descendientes de árabes.

El encuentro buscó ampliar los vínculos, captar inversiones árabes y abrir nuevos mercados para frutas, soya, granos, metales y carne suramericanos. El MERCOSUR y el Consejo de Cooperación del Golfo firmaron acuerdos. 

La cumbre, que debería haber servido para unir al bloque suramericano, ha demostrado la fragilidad en las relaciones entre algunos vecinos: Chile-Perú y Brasil-Argentina. Kirchner se retiró prematuramente del cónclave. Argentina junto a México se opone al proyecto brasileño de entrar al consejo de seguridad.

Las exportaciones brasileñas a la Argentina se estarían duplicando y tienen mayor valor agregado que las de su vecino, quien reclama desequilibrios. Toledo demandó el peerdido de perdón público a Lagos por un incidente ocurrido hace 10 años, cuando el conflicto con Ecuador; en Peru hay un rebrote de antichilenismo, es agitado tanto por el gobierno como por sus opositores para obtener popularidad.

Venezuela uso al encuentro para avanzar hacia una multinacional petrolera estatal suramericana (Petrosur) ligada a la OPEP, y tambien para tejer un bloque que propugna la soberanía y contener el “intervensionismo y unilateralismo” estadounidense.

Suramérica y la Liga Árabe tienen regímenes muy distintos. Mientras el subcontinente  tiene democracias de libre mercado que van eligiendo gobiernos de izquierda moderada, la region árabe tiene pocas democracias y esta escindida entre las autocracias mas draconianas del siglo y ciertas dictaduras nacionalistas proteccionistas. Pese al poco intercambio comercial y a las afinidades ideológicas entre ambos bloques, un factor que ambos quieren usar es el de buscar apoyarse mutuamente para conseguir mejores relaciones comerciales y politicas con el Norte.

La “cumbre” árabe-suramericana votó porque Perú y Qatar ocupen un sitio no permanente en el consejo de seguridad (ONU) en 2006-2007. Pero Brasil no pudo conseguir respaldo para ocupar allí un asiento fijo (luego de l< reforma en estudio de la ONU). Dos pronunciamientos novedosos fueron que los 22 paises árabes aceptaron reconocer a Israel, y que los 34 firmantes reconocieron “el derecho de los pueblos a resistir a la ocupacion extranjera”. Esto no sólo implica a Iraq y Afganiustán, sino también a Hamas o Hizbolá –y además a las FARC–. Las disyuntivas en Latinoamérica se van definiendo entre dos polos. El sendero mesoamericano apunta a insertarse dentro de la esfera económica y política de EEUU, mientras que el eje sur-atlántico presiona para crear un bloque autónomo en la globalizacion. Los países andinos se encuentran geográfica y políticamente en medio de esos dos caminos. 


EL FRACASO DE BLAIR

La victoria con sabor a derrota de Blair implica el declive del “nuevo laborismo”. La incapacidad de convertirse en alternativa por parte del conservadurismo –que dominó el siglo XX británico y diseñó con Thatcher el desplome soviético y la actual globalización monetarista– y el surgimiento de nuevas fuerzas así como el liberalismo, que gana espacio por primera vez ubicandose a la izquierda y no a la derecha de la socialdemocracia, son  fenomenos que influirán sobre el mundo.

Por mas que Iberoamérica tenga una lengua y cultura política muy distinta, lo que pasa en el Reino Unido siempre termina afectándola. Las teorías formuladas alli por Smith, Marx y Keynes han moldeado países. Las doctrinas thatcheriana y de la “tercera vía” han sido adoptadas por distintas variantes criollas. Y ahora el sismo producido por los comicios británicos acabara repercutiendo mundialmente.

Blair fue el primer laborista  electo dos veces –y con mas del 60 por ciento del parlamento–. Cuando, con el cambio de siglo, la mayoria de los gobiernos socialdemocratas europeos fueron reemplazados por la derecha, el Nuevo Laborismo se ufanaba de seguir firme en el poder y haber arrinconado al partido conservador que más tiempo ha gobernando en el mundo.

El modelo de Blair consistía en hacer que la izquierda gire hacia la derecha para así convertirse en la fuerza preferida del empresariado “moderno” y mantener formas de economía thatcheristas con mayor énfasis en derechos humanos y beneficios sociales. Su modelo inspiró a los socialistas que ganarían Chile, Brasil, España y Uruguay.

Pero Blair fue mas lejos. Quiso mostrar a la izquierda que Bush era su mejor aliado en “democratizar” al globo y que se podia sacar mas provecho siendo su soporte que su adversario.

Las elecciones muestran su declive. Ha ganado con el 35 por ciento de los votos –el porcentaje más bajo que haya tenido un gobierno británico electo por sufragio universal–. La alianza con Bush le restó popularidad y credibilidad. En los comicios no se utilizaron consignas del “nuevo laborismo”, el mote con el cual Blair siempre quizo distinguir al antiguo partido basado en sindicatos de uno renovado que atraía clases medias y a corporaciones “modernas”.

Hoy, muchos parlamentarios laboristas piden su caida y reiniciar el camino hacia el laborismo histórico. Galloway, un parlamentario anti-guerra expulsado del partido, les arrebató una significativa curul con un discurso muy anti-imperialista.

El debilitamiento de los “moderados” como Blair puede incentivar a que Zapatero y Chávez (y tal vez  Lula, Lagos y Vasquez) saquen como lección el querer distanciarse de Bush.

Los conservadores no capitalizaron el descrédito de Blair. Su discurso “duro” quedo en el pasado. Ahora deben escoger entre mantener su rumbo nacionalista anti-euro o modernizarse girando al centro. Al haber centrado su estrategia electoral en canalizar el temor contra la inmigración y los refugiados, en vez de como antes hacia la UE, les impidio salir del corazón de su electorado y ganar a otros sectores.

Obtuvieron un 32 por ciento: su tercio tradicional. Quien le quitó votos al laborismo fueron el liberalismo y algunas otras fuerzas a su izquierda, pero el conservadurismo solo consiguio mantenerse y evitar que sus rivales a su derecha –xenofóbicos de UKIP, Véritas y BNP– le restaran demasiado del electorado. Más: el conservadurismo se osificó y no puede ser modelo para su país y el mundo.

Ahora hay una nueva crisis CON la cual querrán avanzar quienes proponen que los tories (conservadores) seanr mas duros en sus ajustes fiscales y entre quienes piden que se adapten a sectores permeables al liberalismo, que demandan mayor intervencion estatal en salud, educación y en derechos humanos.

El liberalismo britanico –que fue escuela para muchos paises antes ser relegado del poder hace ocho décadas– obtiuvo su mejor bancada parlamentaria desde 1920. Lo ha hecho, por primera vez, criticando al laborismo por la izquierda y no desde la derecha. Su estrategia, que podrá ser imitada en Iberoamérica, consistio en oponerse a la guerra iraquí, a los recortes a las libertades civicas y por educacion y salud estatales y gratuitas. 

Este nuevo liberalismo británico –distinto al neo-liberalismo asociado a Thatcher– puede producir nuevos adeptos en Iberoamérica asi como antes la tercera vía blairista o el thatcherismo influyeron en muchos partidos de la región.

Existe la posibilidad que la izquierda laborista incremente su peso –puesto que Blair no puede conseguir parlamentaria sin sus votos– pero aún es debil tras haber sido hace un cuarto de siglo un sector muy fuerte. En las décadas de 1970 y 1980 el radicalismo de figuras como Tony Benn influyo en el clasismo de Lula y otros lideres iberoamericanos de izquierda, hoy tornados moderados.

Lo mas probable es que Brown acabe remplazando a Blair. Su estrategia será mantener la arquitectura thatcheriana de la economía pero enfatizando el desarrollo del empleo y la educación y salud públicas.

————————–

* Analista en materias de política internacional. (www.bigio.org).

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario