Nov 26 2018
200 lecturas

Política

Antesala del G-20: Reino Unido deja la UE, mientras Trump ataca a Macron

 

La Unión Europea (UE) aprobó este domingo en Bruselas un histórico acuerdo de divorcio con Reino Unido, calificado por ambas partes como “el único posible”, en un proceso inédito que, para llegar a buen puerto, necesita aún una difícil ratificación por el Parlamento británico, mientras el presidente estadounidense atacaba nuevamente a su par francés Emmanuel Macron.

A una semana de la cumbre del Grupo de los 20 (países más poderosos del mundo, en Buenos Aires), Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, señaló que  “éste es el mejor acuerdo posible para Gran Bretaña y para Europa”. Ahora, la  primera ministra británica, Theresa May, deberá enfrentar al Parlamento de su país y a sectores de su propio partido, el Conservador, que amenazan con rechazarlo.

Con este primer acuerdo de divorcio de un país en la historia del proyecto europeo, el Reino Unido y la Unión Europea buscan pasar página a más de cuatro décadas de un matrimonio fallido y una relación compleja, que garantiza mantener abiertas las fronteras con la República de Irlanda (parte de la UE).

La salida de Reino Unido del bloque está prevista para el próximo 29 de marzo. A partir de allí entrará en un período de transición en el que deberá negociar qué tipo de relación futura tendrá con el bloque europeo. Si lo rechazan, se abren todo tipo de opciones que incluyen la caída de Theresa May.

El texto de salida de la UE ya generó un fuerte rechazo tanto de los diputados británicos más euroescépticos como de los legisladores que se oponen al Brexit, por lo que es posible que May no logre el apoyo necesario para su aprobación en la votación que se celebrará a mediados de diciembre. Los primeros se oponen al backstop, previsto para evitar que vuelva a surgir una frontera entre la región británica de Irlanda del Norte –que saldrá de la UE– y la República de Irlanda, que permanecerá en el bloque.

El acuerdo le costó al Reino Unido una mano y un brazo

En una carta pública, May pidió a sus conciudadanos que apoyen el acuerdo. “Comienza un nuevo capítulo en nuestra vida nacional”, escribió. Tras la salida del país de la UE llegará un momento de “renovación y reconciliación” en el que los defensores y detractores del Brexit tendrán que volver a ser un pueblo. Con esta separación, el Reino Unido recupera el control de su dinero, sus leyes y sus fronteras, añadió, y ahora es importante volver a concentrarse en temas como la economía o el sistema de salud.

Por su parte, la canciller federal alemana, Angela Merkel, calificó de “obra de arte diplomática” el acuerdo, que necesitó 17 meses de duras negociaciones, repletas de sobresaltos. El Brexit muestra “que nuestra UE tiene un elemento de fragilidad y que debería ser mejorado”, dijo el presidente francés Emmanuel Macron, quien pidió una reconstrucción del bloque.

“Seguiremos siendo aliados, socios y amigos”, afirmó Michel Barnier, negociador de la UE para el Brexit, para quien el acuerdo alcanzado con Londres es un “paso necesario” para crear confianza a la hora de negociar una ambiciosa relación futura. La reunión dominguera estuvo a punto de suspenderse, pues España amenazaba con un veto si no recibía garantías sobre el peñón de Gibraltar, bajo soberanía británica.

Sobre la hora logró la garantía de que cualquier acuerdo de la UE que afecte a Gibraltar debía contar con su visto bueno. España cedió Gibraltar a Reino Unido por el Tratado de Utrecht de 1713, que acabó con la guerra de sucesión española.

Trump ataca a Macron otra vez

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, renovó la presión sobre su homólogo de Francia, Emmanuel Macron, y la Unión Europea, en el terreno de las disputas comerciales y los gastos de defensa, al evocar las masivas protestas contra el gobierno del mandatario europeo.

“Las grandes y violentas manifestaciones en Francia no toman en cuenta lo mal que Estados Unidos ha sido tratado en materia de comercio por la Unión Europea, o en pagos justos y razonables por nuestra gran protección militar. Estos dos temas deben ser remediados pronto”, tuiteó el magnate-presidente.Imagen relacionada

Estos mensajes llegan tras las protestas de los chalecos amarillos (llamados así por los chalecos de alta visibilidad que usan los manifestantes) que se movilizaron este sábado en los Campos Elíseos de París, en protesta por el impacto del aumento de los combustibles. Los manifestantes proceden principalmente de áreas rurales y han desatado su furia por políticas que, denuncian, son impulsadas por una élite parisina ajena a sus preocupaciones.

La relación entre Trump y Macron se ha tensado en las últimas semanas. A mediados de noviembre, al regresar de París –donde asistió a la conmemoración del centenario del fin de la Primera Guerra Mundial– Trump atacó a Francia y a Macron, de quien se burló por su “muy baja popularidad”.

En varios tuits también atacó la propuesta de Macron –apoyada por Merkel- de crear un ejército europeo. Antes había atacado al sector vitivinícola, emblemático de la producción francesa.

Ahora todos ellos se verán las caras en la Cumbre del G-20, en Buenos Aires.

*Economista-jefe del Observatorio de Estudios Macroeconómicos (Nueva York), Analista de temas de EU y Europa, asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, estrategia.la)

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario