Ago 10 2014
675 lecturas

OpiniónPolítica

Argentina: Avances cristinistas y conflictos kirchneristas

Tiempo atrás, luego del fracaso de toda perspectiva re-reeleccionista, el cristinismo (o “La Cámpora”, su más poderosa e influyente expresión) había anunciado que el 2015 no “era su tiempo”. El objetivo mayor era que el gobierno llegara “en buenas condiciones” al final de su mandato; que lograran mantener algunos gobernadores propios o aliados, una importante representación parlamentaria, sólidos cargos en el sistema judicial y en otras funciones de compleja remoción.

Desde ese bagaje de fuerzas imaginaban construir su propio “Luche y Vuelve” en defensa de los “derechos recuperados o ampliados” en estos años (como suele repetir la Presidenta) y preparar el camino para que la propia Cristina, Máximo Kirchner, o -tal vez- Andrés “Cuervo” Larroque o Eduardo Enrique “Wado” de Pedro, fueran para el 2019 la posibilidad de un nuevo capítulo del kirchnerismo cristinista.

Así comenzó este año. Con la manifestación de una crisis que tuvo en la pérdida de divisas, la “escapada” del dólar paralelo y la devaluación, en el mes de enero, su pico superior. El gobierno logró moderar las aristas más extremas de esta situación, pero no resolverla. A la instalada inflación le siguió un estancamiento que abrió el camino a la recesión que ya se observa en la mayor parte de escenario económico.

Cuando parecía que “se venía la noche” aparecieron dos acontecimientos, de naturaleza absolutamente distinta, que –sin modificar la situación económica- trajeron un inesperado aire fresco.
Uno fue el “Mundial de Fútbol”. El festejo de ser sub campeones mundiales significó una alegría que aflojó algunas tensiones y mejoró el clima social.

El otro, el conflicto con los “fondos buitres” y las confrontaciones con el Juez Thomas Griesa. Eso le permitió al gobierno ponerse al frente de lo que aparece como una “gesta patriótica”.

Mientras la crisis económica social y sus efectos sociales se siguen manifestando, Cristina ha encontrado un perfil en el que se mueve con mucha comodidad, soltura y firmeza. Se trata del conflicto externo. En medio de la tragedia de la Franja de Gaza, con sus misiles y muertos, no teme hablar de los “misiles” y los “bombazos” con los que intentan destruir nuestra economía y futuro. En ese camino confronta con Griesa, con los “buitres”, desafía al Presidente Barack Obama, denuncia a los Estados Unidos ante el Tribunal Internacional de La Haya y logra las más variadas y solidarias declaraciones de países y organismos internacionales.

En ese contexto se da la suba en las encuestas –a pesar de la continuidad de los problemas económicos- y los avances con vistas al 2015. Ya se ha anunciado, para el próximo martes un acto en el Luna Park para apoyar al gobierno y su estrategia de enfrentamiento a los buitres. Ha sido convocado por “Unidos y Organizados”, una estructura oficialista absolutamente controlada por “La Cámpora”. Es lógico que el Ministro de Economía, Axel Kicillof, sea la figura central. Su poder crece y sus perspectivas que pueda ser lanzado al ruedo electoral para la presidencial del próximo año, también. Contando con la actual imagen favorable de Cristina y una perspectiva electoral que está entre el 25 y 30% y que Kicillof se ha constituido en su indiscutido coequiper, no es descartable que el cristinismo revise sus posiciones anteriores y se decida jugar con vistas al 2015. En las próximas semanas las encuestas comenzarán a recoger esa perspectiva.

Conflictos kirchneristasarg unidos y organizados

Las consideraciones precedentes profundizan los problemas internos del kirchnerismo kirchnerista. Nos referimos a esa entidad que se referencia en lo vivido en estos años, con variados matices respecto de su versión cristinista. Los candidatos que han aparecido dentro del Frente para la Victoria (Daniel Scioli, Florentino Randazzo, Julián Domínguez, Sergio Uribarri) conservan cierta autonomía y diferencias con la propia Cristina, salvo Uribarri que apuesta a ser su sucesor, sin “alzar vuelo” en las encuestas y perdiendo día a día el favor presidencial.

Compartiendo esta visión, por fuera del Frente para la Victoria (FpV), aunque muy posiblemente termine formando con el mismo un Frente electoral, actúa el Movimiento Evita. El próximo 22 de agosto en un acto de masas que será muy importante, seguramente mucho más numeroso que el convocado por “La Cámpora” para el día martes, se lanzará la candidatura presidencial de Jorge Taiana, ex canciller del kirchnerismo e hijo de quien fuera Ministro de Educación y médico de Perón.

Todos estos candidatos deberían confrontar en las próximas elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO). Una candidatura de Kicillof, con el aval de Cristina, modificaría notoriamente el actual escenario electoral, dentro del FpV. Hasta ahora, salvo Uribarri, todos estos candidatos estaban convencidos que el cristinismo tendría una participación marginal en la candidatura presidencial. Su mayor problema pasaba por encontrar el angosto sendero que les permitiera reivindicar estos años kirchneristas, mantener el apoyo al gobierno aunque marcando algunas diferencias con Cristina. Al mismo tiempo se preparaban para la conformación de las listas de legisladores, donde el cristinismo sí pretendería sostener su poder.

Ahora, si el cristinismo –enancado en encuestas que lo favorecen- decide jugar fuerte en la presidencial, tendrán que barajar y dar de nuevo. Kicillof candidato, prohijado por una Cristina ascendente, es muy probable que pueda dar pelea en las PASO.

Novedad económicas, propuestas del gobierno

Los datos que vienen de la economía, por cierto, no son halagüeños. A recientes indicadores sobre baja del consumo real, a las dificultades de vastos sectores populares por la quita de subsidios (se llega al caso de 10 mil reclamos diarios ante las empresas de gas para que se mantenga el subsidio en esa materia), a los problemas de empleo, al estancamiento y caída de la producción, a la inflación que desciende pero demasiado lentamente, hay que agregarle una reciente encuesta privada sobre los niveles de pobreza e indigencia.

Fundados en cuestiones técnicas, el Ministerio de Economía no ha publicado los datos sobre pobreza e indigencia del segundo semestre del 2013. Ese vacío ha dado lugar a una serie de encuestas privadas según las cuales dichos índices, para el segundo semestre de 2013, se están incrementando. Según esos datos la pobreza supera el 29% de la población y la indigencia está cerca del 7%. Ello los coloca lejos de lo que pasaba en el 2007 y acercándose a los niveles de los finales de los ’90.
La Presidenta, sin hacer referencia a estas cuestiones, ha anunciado una serie de medidas orientadas al objetivo de reducir los efectos del parate económico y morigerar sus efectos sociales. Evitar la profundización de la caída del empleo, parar la recesión y mantener el consumo son sus principales líneas de acción internas. Esto lo hizo el jueves, al tiempo que agudizaba su confrontación por el tema de los “buitres” y compartía la alegría que invadía a gran parte de la sociedad por la recuperación del nieto de Estela Carlotto.

Entre las medidas señaladas se destacan el fortalecimiento del Programa de Recuperación Productiva (REPRO), mejorando la cantidad y duración de los aportes estatales para las empresas en crisis si no hay despidos o para la capacitación de jóvenes. Anunció créditos para la reposición de líneas de colectivos de corta distancia. También se informó de una comisión a favor de los bancos (1,5%) para que promuevan y contribuyan a las operaciones inmobiliarias con los CEDIN (bonos entregados por dólares presentados en el marco del blanqueo de capitales). También la Presidenta ratificó la continuidad de otros programas destinados a incentivar el consumo y la producción.

El PROCREAR, para viviendas individuales; el PROCREAUTO, para la compra de vehículos y el FONDEAR, una línea de créditos para el desarrollo productivo.

De buitres y carroñas

Sigue los dimes y diretes con los “Fondos Buitres”. El Gobierno Argentino, además de sacar una solicitada internacional denunciando que el Juez Griesa impide que los acreedores de los bonos que aceptaron los Canjes 2005/2010 puedan cobrar, intentó llevar su protesta a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

Acusa a los Estados Unidos por “la violación de su obligación internacional de respetar la soberanía” de Argentina por las resoluciones de la justicia de ese país, que genera inconvenientes en el proceso de reestructuración de deuda. Estados Unidos, apelando al hecho que ese Tribunal solo interviene si hay acuerdo de las partes, rechazó esa posibilidad diciendo “No consideramos a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) como el foro adecuado para atender la situación de la deuda de la Argentina”. El vocero del Departamento de Estado terminó diciendo “Volvemos a exhortar a la Argentina a que negocie con sus acreedores para resolver los asuntos pendientes con los tenedores de bonos”.

Griesa, en una audiencia realizada el viernes, advirtió a la Argentina por las mencionadas solicitadas.

Se sigue hablando de la posibilidad que algunos bancos (nacionales y/o extranjeros) le compren el juicio a los buitres, esas gestiones ahora las encabezaría el empresario Eduardo Eurnekian. También es motivo de comentarios las referencias de Cristina y Kicillof en el sentido que no hay previsiones para pagarles –tampoco después de fin de año, cuando deje de regir la cláusula RUFO- más de lo que abonara a los demás bonistas (unos 300 millones en lugar de los 1.300 que fijó Griesa).

Más allá de estos debates, cabe una pregunta: ¿Cuál es la carroña de la que se alimentan estos buitres? La carroña, que alimenta a estos buitres beneficiados por el Juez Griesa y a otros buitres que siguen carroñeando, es la ilegítima, ilegal y fraudulenta deuda externa que seguimos pagando, sin saber muy bien de qué se trata. Lo estamos haciendo sin haber determinado la legalidad de la misma. Es por eso que hemos pagado y seguimos pagando deudas que no contrajimos, deudas usurarias que siguen comprometiendo nuestro futuro y que para nada sirvieron a nuestros pueblos, aunque hayan beneficiado a quienes intervinieron en su gestión. En esa “deuda carroña” está la razón por la cual acudimos a Tribunales ajenos a nuestra soberanía. Como ocurriera en el caso de Griesa y se repitiera recientemente con los acuerdos con China, donde el Tribunal interviniente reside en Londres.

La correcta política de no aceptar la presión de estos buitres, en el caso Griesa, debería complementarse con la decisión de revisar toda nuestra deuda. De lo contrario les seguiremos proveyendo la carroña de la que se alimentan.

 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario