Feb 7 2015
901 lecturas

EconomíaPolítica

Argentina: con China, alianza estratégica global

La Presidenta regresó de su periplo chino. Cristina recordó que durante este viaje dejó su silla de ruedas y empezó a caminar sobre sus propios pies. Seguramente imagina que ello puede una metáfora de lo que le puede pasar al país a partir de los 22 Acuerdos firmados con las autoridades chinas, que colocan a este país como el principal aliado de la argentina por encima de Estados Unidos y Europa.

Estos acuerdos fueron avalados por varias reuniones sociales y de trabajo con el Presidente y el Primer Ministro de esa potencia mundial. Terminó sus actividades el día jueves visitando la Asamblea Nacional Popular, frente a la histórica Plaza de Tiananmen.

Allí también se encuentra el ingreso a la Ciudad Prohibida, la sede imperial de las dinastías Ming y Qing. En su puerta está un gran retrato de Mao Tse Tung. En ese lugar, el 1º de octubre de 1949, proclamó la República Popular China y allí está el mausoleo donde están los restos del fundador de la China Comunista. Mao es muy venerado por su rol histórico. Pero esta nueva dirigencia china, adicta a las leyes del mercado aunque el Partido de gobierno se siga denominando comunista, no es muy afecta a reivindicar su pensamiento político.

Entre los 22 acuerdos firmados, se destacan los referidos a:

Minería: En esta materia el principal interés giró en torno a la explotación del potasio, donde se planteó la posibilidad que los chinos se hagan cargo de la abandonada experiencia de la brasileña Vale, en Mendoza. También hubo avances en los acuerdos para la explotación del litio, cobre y oro.

Centrales nucleares e hidroeléctricas: En materia nuclear se trata de los proyectos que permitirían construir la cuarta y quinta central nuclear. En materia de represas se confirmó la construcción de las dos que ya están aprobadas y se planteó el apoyo a la Central Termoeléctrica General Belgrano en Campana (Provincia de Buenos Aires). Hubo otros acuerdos que permitirán la concreción de actividades conjuntas en materia aeroespacial, comunicaciones, el emprendimiento de energía eólica El Angelito (en Chubut). También quedó planteada la llegada de la TV china a nuestro país y la facilitación de visas para la llegada de chinos. Por otra parte continúa el acuerdo ferroviario para la provisión de locomotoras, vagones, vías y durmientes y los “swaps” chinos que le siguen dando aire a las cuentas del Banco Central.ar cristina_xi_jinping1

Todos estos acuerdos particulares y el Acuerdo Marco, oportunamente firmado, recibieron varias críticas por parte de economistas y empresarios argentinos. Las principales críticas vinieron de la Unión Industrial Argentina, la Cámara de Exportadores de la Argentina y también de varios gremios involucrados. Ellas se concentran en: Las facilidades para las importaciones chinas vinculadas a la ejecución de tales proyectos; un plan de financiamiento que elude licitaciones competitivas; la posibilidad del uso de mano de obra china.

También se han dado cuestionamientos al hecho que las nuevas centrales nucleares se harán con tecnología distinta a las que ya tenemos. La Presidenta salió al cruce de esas críticas diciendo: “Quédense tranquilos, seguimos defendiendo el trabajo argentino y la participación del empresariado”. La Asociación de Industriales Metalúrgicos (Adimra) salió en apoyo al gobierno, reivindicando la participación de empresas argentinas, entre ellas Electroingeniería –en manos de empresarios próximos al kirchnerismo- ocupa un lugar especial dado que forma parte de las asociaciones empresarias que realizarán las principales represas, financiadas por China.

Mal de muchos…

Suele decirse, con bastante razonabilidad, que “mal de muchos, consuelo de tontos”. Argentina no está “separada” del mundo. Es por eso que muchas de las tendencias que afectan a la economía de mercado a nivel mundial también se pueden verificar al interior de nuestro propio país.

En la reciente reunión de Davos (Suiza), donde anualmente se junta la “flor y nata” de la economía mundial se volcaron algunos datos que, posiblemente, habrán llenado de vergüenza (si algo de ella les queda) a más de uno de los asistentes. Allí –OXFAM- una entidad caritativa mundial, participante de ese evento, informó que el 1% de la población mundial tendrá –para 2016- más riqueza que el 99% restante, es decir más del 50% del total mundial. Ello demuestra un notorio avance de la desigualdad global dado que -en 2009- ese 1%, tenía el 44% y el 48% en el 2014. Ello le hizo afirmar a la informante “Estamos viendo una concentración de riqueza captando poder ya e dejando a la gente sin voz y sus intereses descuidados”. Agregó que 80 individuos tienen la misma riqueza que la mitad (3.500 millones de personas) de la población total. En el 2010 eran 388 personas.

Concentración y extranjerización de la economía

industria-automotrizLa concentración de la riqueza en pocas es un fenómeno que también se expresa en nuestro país, acompañado –en este caso- por una creciente extranjerización de la misma. Unos pocos datos ratifican lo dicho. En materia de concentración, las ventas de las 200 empresas más importantes reflejan que en 1993 ocupaban el 16,4 del mercado y en el 2010, el 27,1%. En cuanto a la extranjerización los datos son parecidos. En la producción de las 500 empresas más grandes las extranjeras tenían el 61,6% del total para el año 1993, ello pasó a ser del 80,4% para el 2012. Esto en algunos temas claves, como la producción agraria y la comercialización de la misma, esa tendencia es aún más notoria. Cabe recordar que Miguel Miranda, Ministro de Economía de Juan Domingo Perón, puso en marcha una fuerte política de efectivas nacionalizaciones y sustitución de importaciones. La manguera que chorreaba nuestros recursos hacia afuera fue puesta para que los volcara hacia adentro.

Ello hizo que entre 1946 y 1948 (2 años) se acumularan recursos que le permitieron, al Estado Argentino, hacerse dueño de los Ferrocarriles, la Flota Naval, Aerolíneas Argentina, los Astilleros de Río Santiago y comenzar la producción nacional de aviones (Pulqui), tractores (Pampa), motos (Puma) automóviles y camionetas (Rastrojero, Institec, Graciela). Con ello también creció el empleo, lo que colocó a nuestro país a la cabeza de la región en esa materia. Un reciente Informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) hace saber que, para el período 2004/2014, nuestro país fue el país de la región que –proporcionalmente- menos empleo generó. Su tasa de ocupación pasó del 52,1 al 53,9 (1,8 de crecimiento) por cada 100 personas, mientras que el promedio de la región fue de 4 puntos porcentuales.

Perspectivas 2015

Si bien es esperable que la economía argentina tenga un comportamiento algo mejor que la del 2014, con una recesión que anduvo alrededor del 2%, tampoco la cuestión está como para “tirar manteca al techo”, no obstante la mano que nos están dando y no darán los chinos. Las consultoras y organismos internacionales prevén para el 2015 una difícil situación económica. Las perspectivas rondan un nivel de equilibrio, con poco o nulo crecimiento. El crecimiento esperado de toda la región superaría el 2% y el de la economía norteamericana el 4%.

La cuestión del dólar seguirá estando en el centro de la escena. Ello vinculado a dos temas: la importación de insumos, para que dentro del actual modelo, permita superar o amortiguar la actual recesión y un progresivo ajuste de su valor -sin llegar a una mega devaluación- superando los 12 pesos por dólar en el mercado oficial. De esta manera el gobierno facilitaría algunas exportaciones regionales, evitando que se profundice la crisis de varias economías locales, que hoy tienen dificultades para exportar sus producciones.ARG CAMBIO

En cuanto a los insumos importados, hay dos sectores fuertemente influenciados por esa dependencia de tales insumos, lo que hace que nuestras industrias no superen la característica de ensambladoras de lo que importamos. En muchos casos éstas superan el 80% del producto final. En esta situación se encuentran: Los electrodomésticos que se fabrican en Tierra del Fuego y la industria automotriz. En Tierra del Fuego hay unos 2 mil puestos de trabajo cuestionados. Ello tiene que ver con la menor demanda de sus producciones y a la falta de insumos por la escasez de divisas. Algo semejante pasa con la industria automotriz, donde las ventas de enero fueron las más bajas para dicho mes en los últimos 10 años.

En materia comercial la baja de los productos primarios, básicamente la soja, reducirá, en unos 4 mil millones de dólares, nuestros ingresos. Pero la baja de los precios de los hidrocarburos nos ahorrará unos 3 mil millones. Este último ahorro tiene como contrapartida las dificultades para conseguir inversiones. Eso es así por los costos de la extracción con el método del fracking y los bajos precios del petróleo. Ello no alienta la llegada de inversiones y las que vienen lo hacen en condiciones más que onerosas ahora y peligrosas con vista al futuro, por no tomar precauciones respecto al daño ambiental que provocan.

 

 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario