Ene 23 2016
1363 lecturas

Despacito por las piedras

Argentina/ Detenci贸n de Milagro Sala, significados y consecuencias

Milagro Sala forma parte de la misma cultura, enraizada en los pueblos originarios, que predomina en gran parte de Bolivia y que extiende su frontera hacia las provincias argentinas de Jujuy y Salta. No es casual que Evo Morales, el Presidente de Bolivia, transcurriera parte de su ni帽ez acompa帽ando a su padre, que trabajaba como carrero en territorio argentino. 脡ste 鈥渂ajaba鈥 de Bolivia para hacerse unos pesos en la zafra azucarera del Ingenio San Mart铆n del Tabacal, propiedad de los herederos del legendario terrateniente Robustiano Patr贸n Costas.

Milagros Amalia 脕ngela Sala, fue inscripta por su madre adoptiva como nacida el 27 de enero de 1964. Hab铆a sido abandonada por su madre biol贸gica en la puerta de un hospital, se supone que de esta circunstancia deriva su primer nombre. Cuando, en la adolescencia, supo de su origen fue ganada por una rebeld铆a que la llev贸 a compartir la calle con ladronzuelos, lustrabotas, prostitutas, vendedores de drogas. Injustamente detenida, seg煤n sus declaraciones, pas贸 8 meses en la c谩rcel.

Luego vivi贸 en un local de la Juventud Peronista, consigui贸 trabajo y continu贸 -con una fuerte impronta indigenista- militando a favor de los m谩s desprotegidos, De all铆 que se pueda afirmar que su mayor referente no est谩 en el kirchnerismo, que le diera dinero y poder, sino en Evo Morales cuyo modelo de un Estado Plurinacional gu铆a sus pasos. Todo ello motiva un fuerte rechazo de poblaci贸n y dirigentes 鈥渂lancos鈥, incluso de alguno de los cuales se identifican con el kirchnerismo y vertientes progresistas.

Casada con Ra煤l Noro, un ex periodista de La Naci贸n y dirigente del Partido Humanista, (su 鈥渂lanquito propio鈥 como suele decir) adopt贸 como hijos a 12 ni帽os de la calle. Durante un tiempo comparti贸 militancia con Carlos 鈥渆l Perro鈥 Santill谩n, otro legendario dirigente popular juje帽o. Esa relaci贸n deriv贸 en escisiones y duros enfrentamientos que a煤n perduran. 脡stos llegaron a tal punto que Santill谩n (ahora dirigente m谩ximo del gremio de empleados municipales -SEOM) no se cansaba de repetir que con Milagro, amparada por el kirchnerismo -a quien denominaba como 鈥渓a gobernadora鈥- todos sus opositores estaban en peligro.

De hecho, entre ambos se produjeron varios incidentes y en los 煤ltimos tiempos del kirchnerismo Milagro, juntamente con la polic铆a, actuaba para dispersar a movilizaciones convocadas por el gremio municipal las que dejaron 鈥揺ntre los manifestantes- varios heridos de gravedad.

 

Las obras realizadas y el choque de culturas

En el 2001, Milagro Sala fund贸 la Asociaci贸n Barrial Tupac Amar煤, la que se extendi贸 por otras 16 provincias congregando a pueblos mapuches, coyas y guaran铆es, entre otros sectores excluidos.

Designada diputada al Parlasur se ali贸 en Jujuy a los candidatos del Partido Justicialista (PJ) siendo ruidosamente derrotados por Gerardo Morales, candidato del macrismo y massismo. Inmediatamente despu茅s de asumir el nuevo gobierno, inici贸 un acampe en la plaza central de la capital juje帽a y sus calles aleda帽as, demandando la continuidad de sus proyectos.

El reciente 15 de enero el gobernador, tratando de reducir o eliminar su poder, orden贸 el fin de la personer铆a jur铆dica de la mencionada Asociaci贸n y el cierre de las cuentas bancarias a trav茅s de las cuales recib铆a los subsidios estatales.

Morales pretende establecer un v铆nculo directo con las cooperativas y sus socios. Al d铆a siguiente fue detenida bajo la acusaci贸n de 鈥渉aberse alzado contra las decisiones gubernamentales鈥 y por 鈥減romover tumultos鈥. Fue negada su excarcelaci贸n. En los d铆as siguientes se le agregaron los cargos de 鈥渁sociaci贸n il铆cita agravada鈥 y 鈥渇raude en perjuicio de la administraci贸n p煤blica鈥. Desde el kirchnerismo y fuerzas de izquierda, opositoras a Macri, juntamente con el CELS y Amnist铆a Internacional, condenaron tal detenci贸n y solicitan la libertad de Milagro Sala. Adem谩s, en solidaridad con la presa, hubo 鈥揺l viernes- m谩s de un centenar de cortes de calles y rutas en todo el pa铆s.

Antes de estas denuncias y en estos a帽os del kirchnerismo manej贸 presupuestos que se asemejan m谩s a un peque帽o estado que a una organizaci贸n social. Con los mismos se construyeron, fundamentalmente en Jujuy, escuelas, viviendas y centros de salud, que se pueden considerar ejemplares.

Dos escuelas, primarias y secundarias, con 150 docentes donde hab铆a tres materias que trataban sobre 鈥淎utoestima鈥, 鈥淗istoria y cultura de Jujuy鈥 y 鈥淟uchas del movimiento obrero鈥,

Dos Centros de Salud, con medio centenar de m茅dicos, con farmacia y laboratorios propios.

En el barrio Tupac Amar煤 se construy贸 el CEMIR (Centro Integral de Rehabilitaci贸n de Personas Discapacitadas), una especie de FLENI juje帽o, donde derivaban sus enfermos los hospitales provinciales, todo ello gratuito.

Cre贸 6 f谩bricas donde laboran m谩s de 600 trabajadores, ex desocupados.

Su organizaci贸n construy贸 miles de viviendas, con costos que se reducen en un 30% a los del mercado, dado que los insumos son hechos en f谩bricas propias.

Adem谩s organiz贸 otras Cooperativas destinadas a diversas tareas de mantenimiento en instituciones estatales. Se estima que su Asociaci贸n manejaba un presupuesto por unos 200 millones de pesos (unos 14 millones de d贸lares) anuales.

Ahora llueven las acusaciones por parte de su ac茅rrimo enemigo, el actual Gobernador, con el cual mantiene viejos litigios con mutuas acusaciones de amenazas, ataques y agresiones.

Tambi茅n carga sobre sus espaladas acusaciones del periodista Jorge Lanata por haberle retenido c谩maras fotogr谩ficas.

Las cooperativas y los manejos financieros no se caracterizaron por la vigencia de democracia interna y trasparencia administrativa, por el contrario ellos han sido recurrentemente calificados como extorsivos y poco claros. Los mecanismos legales de las instituciones estatales vigentes no parecen ser la gu铆a de su proceder. Su accionar es caracterizado, por 茅stas, como autoritario y delictivo. De todos modos no hay que olvidar que los propios manejos del Estado, en sus diversas instancias, tambi茅n viene recurriendo a manejos muchas veces extorsivos y corruptos.

M谩s all谩 de los incidentes, movilizaciones y causas penales, en este caso nos encontramos con un serio problema pol铆tico-institucional, del que poco y nada se habla.

Estamos ante la presencia de un Estado insuficiente cuyos roles son cubiertos, para sectores excluidos, por otra especie de organizaci贸n cuasi estatal.

Estos problemas institucionales, pol铆ticos y legales ocultan un choque de culturas. 脡ste no se manifiesta mientras esos excluidos, los pueblos originarios -considerados como 鈥渋nferiores鈥- carecen de organizaci贸n y poder. Por el contrario, ese choque, se pone en evidencia cuando esos excluidos comienzan a tener presencia organizativa y pol铆tica.

Pretender resolver este problema con las actuales leyes e instituciones penales es una prueba que falta mucho para que nuestra sociedad asuma y d茅 respuesta a estos problemas reales.

Juan Guah谩n

 

 

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario