Ago 13 2016
563 lecturas

EconomíaPolítica

Argentina: El macrismo desconcertado y la pobreza sube al 30%

 

Entre el abucheo y la apedreada marplatense, el acto sindicalista del viernes, los avisos de huelga general, la movida de los movimientos sociales por pan, techo y trabajo el día de San Cayetano y los cotidianos reclamos reivindicativos, el macrismo anda desconcertado, y los “mercados” parecen contagiarse.

Que el gobierno de Mauricio Macri no da “pie con bola”, ni siquiera para asegurar los intereses de sus mandantes más importantes, ya no es una novedad para nadie. Hay cuestiones, como el tema de las tarifas, que prueba que los CEO de las grandes empresas no son buenos políticos. Casos como el mencionado sirven de testimonio que su capacidad de gestión, en la administración del Estado, tampoco es eficiente para defender –en el mediano plazo- los intereses de los sectores que ellos representan.

El gobierno está despilfarrando y agotando la confianza que el pueblo les concede a todos los gobernantes durante un cierto período. Ese período suele ser aprovechado para tomar las medidas más duras para aprovechar ese “estado de gracia” con la opinión pública. Eso es sabido y hasta el propio Barack Obama, se lo dijo a Macri cuando anduvo por estas tierras. Pero una cosa es tomar medidas desagradables y la otras es tener menos “cintura” que un adoquín para hacerlo. El pueblo -en general- miró expectante y desconfiado ciertas medidas, que no lo favorecían. Así pasó con cierta “limpieza” –no muy “sancta”- de personal de los aparatos estatales.ar pan paz trabajo

En el mismo sentido, muchos sectores populares, se “tragaron el sapo” de la posibilidad del aumento de algunos productos, como consecuencia de un reajuste cambiario que presentaron como necesario para favorecer las exportaciones. Claro que eso era una cosa y otra cosa, bastante distinta, fue que unos pocos y gigantescos formadores de precios se hicieran su agosto con aumentos indiscriminados en todos los rubros. Los funcionarios, a cargo del Estado, miraron para el costado defendiendo la “libertad de los mercados” y ahora, cuando las cosas van tomando un color castaño oscuro, no saben qué hacer.

A la cabeza de esos problemas está el ajuste de las tarifas de los servicios públicos. Ciertamente que la generalizada práctica de subsidios generalizados requería de alguna respuesta. Pero ella no podía estar ajena al sentido común y las posibilidades de buena parte de la ciudadanía.

Tratar de mantener los ajustes efectuados, contra viento y marea, como lo está haciendo Mauricio y Juan José Aranguren, su Ministro de Energía y Minería, ya raya cerca de la tontería. Mantenerse “en sus trece” se está constituyendo en una política que hace inviable al conjunto de medidas y al propio gobierno. Éste está tomando una hipoteca, que posiblemente ni siquiera logre cerrarla, al precio de un desprestigio del cual le va a ser difícil salir y en ese barro se puede empantanar toda su gestión y futuro. Ahora, ya no saben cómo salir, mientras cierran el camino parlamentario (como ocurrió esta semana) pretenden que la Suprema Corte desate una madeja inmanejable. No parece sencillo que la Corte quiera y pueda hacerlo.ar ruidazo

Es por eso que, cada día que pasa, al gobierno se le hace más difícil ejercer los atributos del mando. La docilidad de la prensa más importante y los flancos que dejó la corrupción kirchnerista son -por ahora- los únicos diques para que esas reacciones generalizadas no se desborden en hechos sin retorno. Pero no son pocos los que tienen la sensación que el gobierno “está jugando con fuego”

Recuento semanal de algunos reclamos

Ya cerrando la semana, el día viernes, hubo dos hechos significativos de estas recurrentes protestas. Uno fue el hostigamiento a Macri en Mar del Plata. Allí fueron algunas organizaciones de derechos humanos y movimientos sociales. Las razones del reclamo: El ya mencionado tarifazo y la reacción a declaraciones del Presidente utilizando un lenguaje muy cercano al utilizado por los militares, en los tiempos de la dictadura. Ese mismo viernes, en Ferro Carril Oeste se realizó un acto de la Corriente Político Sindical Federal, un agrupamiento de los gremios más combativos de la CGT y de varias regionales del interior, quienes se expresaron contra el tarifazo, la inflación, los despidos y la integración de la Argentina a la Alianza del Pacífico y por la defensa de la industrial nacional, el mercado interno y un salario digno.

La semana no se había iniciado de mejor manera para el gobierno. El domingo pasado, día de San Cayetano, hubo una importante movilización mayoritariamente integrada por distintas organizaciones sociales que, luego de caminar algunos kilómetros, confluyeron llevando sus demandas, en la Plaza de Mayo. Allí estaban desde organizaciones referenciadas en el Papa Francisco, pasando por varias corrientes peronistas ya alejadas del kirchnerismo, hasta grupos de la izquierda.

zzzznacp2NOTICIAS ARGENTINAS BAIRES, AGOSTO 4: Inmediaciones del Obelisco, donde los ciudadanos protestan en rechazo a los fuertes aumentos en las tarifas de servicios públicos, en lo que constituye el segundo "ruidazo" desde que asumió Mauricio Macri como presidente de la Nación. FOTO NA: MARCELO CAPECEzzzz

Estas movidas incluyen manifestaciones de Juan Carlos Schmid, del sindicato de Dragado y Balizamiento y que ocupará el lugar de Hugo Moyano en la nueva conducción de la CGT, quien se  manifestó en el sentido que vamos de “mal en peor” y deslizó la posibilidad de un próximo paro nacional.

En el medio, durante la semana, no hubo día en el que no hubiera reclamos callejeros por reivindicaciones populares. Entre ellos se destacaron el paro nacional decretado por ATE, junto a múltiples reclamos, huelgas y movilizaciones de los docentes.

Las inversiones se suman al desconcierto  

Una de las claves de la campaña electoral del macrismo y la expectativa de buena parte de sus votantes era la perspectiva de una mejora en las inversiones, lo que generaría condiciones para el crecimiento económico.

Era sabido que nuestra economía, en los últimos años, había perdido dinamismo. Ello era, entre otras causas, un producto de la ausencia de tales inversiones. El escaso nivel de las inversiones extranjeras, junto al hecho que las inversiones internas aparecían postergadas en función de mantener el consumo, hizo que la economía tuviera un fuerte estancamiento, del cual no logra salir. La tasa de inversión fue del 18% del PBI en 2015, mientras que en los países que se industrializan esa tasa supera el 30%.

El gobierno anunció un importante plan de inversiones en infraestructura. En esta semana ese plan fue condicionado, por los propios funcionarios estatales. Plantean que el mismo está en peligro si el gobierno no logra mantener y cobrar los valores previstos en los tarifazos.

deuda externaEse plan de inversiones estatales, en infraestructura, iban a ser complementadas con vastos planes de inversión privada. Allí se confiaba en un “aluvión” de inversiones extranjeras. Hasta ahora ese aluvión no ha pasado de un “goteo” de pequeñas inversiones que no mueven el amperímetro que indique un salto en materia de crecimiento e innovación tecnológica. Todo ello a pesar de medidas que tienden a crear un clima favorable a las inversiones extranjeras, como por ejemplo la Ley que permite la compra de tierras por parte de extranjeros.

En el mismo sentido, el macrismo repitió el intento kirchnerista de pagar “deuda” para recibir inversiones, que no llegan. El kirchnerismo lo hizo respecto a la “deuda” con el “Club de París”, el macrismo con los “fondos buitres”, los resultados fueron –en ambos casos- negativos.

Ahora el gobierno promueve la aplicación de un Decreto de Néstor Kirchner, del año 2005. Trata de hacerlo mediante una Ley, que se está debatiendo en el Senado, de Participación Público-Privada (PPP) para inversiones privadas en obras públicas. Es otro intento por encontrar inversiones que no llegan. Los inversores privados nacionales y extranjeros parecen esperar para ver qué pasa con el desconcierto en el que está sumido el gobierno macrista.

 Los datos de la economía a 9 meses de gobierno

Algunos datos para comprender la tendencia actual del programa económico en marcha: El dato más significativo tiene que ver con el reparto de la “torta nacional”, y en ese sentido se estima que los trabajadores han perdido más del 20% de su participación en la misma.protestas despidos rosario

Otro de los casos emblemáticos está radicado en los beneficios a los exportadores agropecuarios, mineros e industriales. Se estima que en conjunto fueron beneficiados en unos 35 mil millones de dólares. Más del 70% de esos beneficios fueron al sector agropecuario, el resto se distribuye entre industriales y mineros. Respecto a las exportaciones crecieron las exportaciones primarias y se redujeron las de origen industrial.

El consumo se redujo, en este período, aproximadamente un 20%. Esto explica una relativa baja de la inflación, producto de la brutal caída del consumo.

En lo que se refiere a la deuda externa, los datos indican que la misma creció un 11%, el incremento ronda los 33 mil millones de dólares.

En cuanto al empleo las caídas registran una pérdida de 103.608 empleos privados y 64 mil públicos.

Según un Informe producido por la Unión Industrial Argentina (UIA) la producción industrial del primer semestre del año perdió un 5,8% respecto a igual período de 2015.

En lo que respecta al déficit generado por los sectores industriales cabe señalar que no hay mejoras en los lugares que marchan a la cabeza: el sector automotriz –básicamente radicado en Córdoba- y las ensambladoras instaladas en Tierra del Fuego al amparo de un régimen de Promoción Industrial que ya lleva 40 años de vigencia. En ambos casos los costos estatales no solo no han disminuido, sino que los déficits se están incrementado.

Todo lo dicho explica el reciente Informe de Observatorio de la Universidad Católica Argentina (UCA), con el doloroso dato que 3 de cada 10 argentinos son pobres.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario