Ago 17 2007
614 lecturas

Política

Argentina, Hotel Bauen. – CORRE EL DESALOJO, AUMENTA LA SOLIDARIDAD

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Una vez m√°s, la complicidad entre los inversionistas privados que lucran estafando al Estado y los grupos pol√≠ticos que participan de sus intereses, avalan el asalto y el pillaje de la riqueza social a favor del beneficio privado y exclusivo de algunos que tienen por √ļnica virtud, pertenecer al selecto Club de la Clase Econ√≥mica Concentrada que domina el mundo.

La orden de desalojo proviene de la jueza Paula Hualde, y beneficia a la empresa Mercoteles S.A., al mando de la cual figura Samuel Kaliman, cu√Īado del primitivo due√Īo del hotel, Marcelo Lurkovich.


¬ŅC√≥mo fue el recorrido?

Seg√ļn el matutino P√°gina 12 del domingo 22 de julio: ‚ÄúMarcelo Lurkovich inaugur√≥ el Bauen para el Mundial 78 con un cr√©dito del Banade (Banco Nacional de Desarrollo) que nunca termin√≥ de pagar (se estima que a√ļn debe 13 millones de pesos). En 1997 lo vendi√≥ a la compa√Ī√≠a chilena Solaris S.A.., que tambi√©n contrajo deudas por concepto de alumbrado, barrido y limpieza, por m√°s de cinco millones de pesos y llev√≥ a la quiebra al hotel en el 2001, dejando a todo le personal en la calle‚ÄĚ.

A partir de ello, en 2003, un grupo de trabajadores formó una cooperativa de trabajo, ocupó el hotel y lo reabrió. Recuperaron así 154 puestos de trabajo y transformaron el hotel en una plaza más para el turismo tanto latinoamericano como de Canadá, Estados Unidos y Europa. Además, los salones del Bauen se han transformado en lugar de encuentro habitual para organizaciones sociales y políticas y para actividades culturales.

El a√Īo pasado (2006) Samuel Kaliman hizo una denuncia ante la justicia contravencional contra los trabajadores, por falta de seguridad en el edificio; el hotel fue transitoriamente clausurado y el caso termin√≥ en un juicio oral. En las audiencias Kaliman ‚Äúno supo contestar ni el domicilio legal de Mercoteles, ni cu√°ndo se re√ļne su directorio, ni qui√©nes son los socios m√°s importantes‚ÄĚ, revela Diego Carbone, el abogado de la Cooperativa de Trabajadores del Bauen.

foto
Mercoteles pretende haber comprado el hotel en el 2005, pero para entonces el Bauen ya estaba ocupado por sus trabajadores, y funcionando. Lo cual lleva a sospechar que Kaliman no es sino un testaferro de Lurkovich.

Desde la apertura de su fuente de trabajo los trabajadores del Bauen impulsaron varios proyectos de expropiación, pero ninguno prosperó. En ellos plantearon que el Estado, como acreedor de las dos gestiones empresarias debería usar esas acreencias millonarias como parte de pago del edificio (recordemos que se trata del equivalente a más de cuatro millones de dólares estadounidenses en el caso de Lurkovich, y de casi más de un millón y medio en la misma moneda adeudados en concepto de impuestos, en el caso de la Solaris S.A.). Más que suficiente para que el Estado recupere el edificio y los trabajadores que lo rehabilitaron puedan seguir explotándolo.

Nada de eso ha ocurrido, y hoy la justicia argentina parece dispuesta a favorecer una vez más los intereses de los mismos inversionistas privados que ya defraudaron a la nación, por un monto de casi 6 millones de dólares, en contra de los intereses de 154 trabajadores jefes de familia que, sin más herramientas que su capacidad de trabajo, su iniciativa y su solidaridad, revalorizaron y rehabilitaron un hotel que estaba abandonado, transformándolo en un referente turístico, social y cultural.

Esta decisi√≥n se ve sostenida, para colmo, por una ley que el macrismo impuls√≥ y logr√≥ que se aprobara en diciembre del 2005, en la legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. Ley que impone devolver el edificio a sus antiguos due√Īos, condonarles la deuda y subsidiarles un a√Īo de salarios del personal.

Huelgan los comentarios.

Por todo lo anterior, el Grito de los Excluidos se solidariza con los Trabajadores del Bauen junto a otras organizaciones sociales y destacadas personalidades de Argentina, de toda nuestra Patria Grande y el mundo, que deseen firmar este documento en apoyo a los reclamos de los trabajadores de la Cooperativa del Hotel Bauen.

Quienes deseen brindar su apoyo a los Trabajadores del Hotel Bauen, pueden hacerlo enviando su adhesi√≥n y suscribiendo el siguiente documento ‚Äďincluyendo nombre, profesi√≥n o actividad, ciudad y pa√≠s‚Äď a la siguiente direcci√≥n: gritobauen@elgritoargentino.com.ar.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario