Oct 20 2004
457 lecturas

Política

Argentina: Ingenio Tabacal, la conquista continúa

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Dice, además, el correo electrónico enviado por Labaké1: “Esas tierras, como sucede siempre, son de la  denominada Comunidad Guaraní Estación El Tabacal desde tiempos inmemoriales, pero nunca tuvieron la escritura, simplemente porque los americanos precolombinos no la necesitaban: la tierra era de la comunidad que la habitaba y la explotaba en conjunto (¡grave pecado!, según el capitalismo).

“Un buen día,  la empresa norteamericana logró escriturarlas a su nombre, ¡vaya a saber cómo y con qué favores a la autoridad Desde entonces, no son  más de sus legítimos dueños, los indígenas, sino de los capitalistas norteamericanos.

“Los guaraníes atropellados han recurrido a la Secretaría de Derechos Humanos, que conduce Eduardo Luis Duhalde. Recibieron todo las gentilezas imaginables, y el apoyo… moral, pero, ¿y las tierras? ¡Ah, eso no!, porque la seguridad jurídica la da una escritura, y si no ofrecemos seguridad jurídica no vendrán inversiones y nos caeremos del mapa; además, para ser democráticos hay que respetar la propiedad privada, etc., etc., etc.

“¿No les recuerda el caso Benetton-Mapuches en la Patagonia, el de los quilmes en Tucumán, el de los etc., etc., etc.?”.

Un poco de historia

Piel de Leopardo informó en mayo próximo pasado, a propósito de una marcha de protesta y apoyo a la comunidad guaraní afectada por la Seabord, realizada por organizaciones sociales y representantes de los pueblos originarios en Buenos Aires:

“Seabord Corporation nació en el estado de Kansas, EEUU, como una firma dedicada a la explotación porcina; con el tiempo sus actividades se diversificaron, y en la actualidad conforma una Corporación transnacional con fuertes intereses en ganadería, la industria alimentaria, el transporte y la generación de energía eléctrica. Desde 1999, por ejemplo, opera una central en República Dominicana.

“En Argentina, en la norteña provincia de Salta, Seabord explota el ingenio azucarero El Tabacal, cuya producción se expende bajo el nombre de Azúcar Chango. Chango o changuito significa niño. Los habitantes de la comunidad Ava Guaraní de la región donde está enclavado el ingenio, reclaman el cese del hostigamiento de la empresa y la devolución de unas 5.000 hectáreas.

“La conquista continúa se leía en la pancarta que encabezó la protesta, que recorrió nueve cuadras de la céntrica Avenida Leandro N. Alem, de Buenos Aires”. La informaciòn completa en: www.pieldeleopardo.com/modules.php?name=News&file=article&sid=31.

El total de las tierras en litigio son mucho más de 5.000 hectáreas, el asentamiento orginal de los Ava Guaraní comprende un territorio con una supericie 10 veces mayor. Éstos comenzaron a ser hostigadosy saqueados -las palabras exactas bien podrían ser etnocidio sobre la comunidad y ecocidio sobre el territorio- hace más de un siglo, en un proceso que “se enmarca en la transformación económica de la Argentina que a principios del siglo XX comenzaba a insertarse en el mercado mundial”.

De cualquier modo, la familia Patrón Costas hacia 1908 comienza a apoderarse de las tierras indígenas. En 1916 el ferrocarril llega a la zona, en 1918 se funda Pueblo Ingenio y al año siguiente se instala la azucarera. “Así a través del despojo de sus tierras, autonomía y dignidad y por el trabajo forzado de los pueblos guaraníes comienzan las tareas de plantar a mano la primera semilla de caña”. La selva es aniquilada. (Mayor información: www.alerta-salta.org.ar/article.php3?id_article=6).

La voracidad militarizada

En setiembre dd este año la comunidad originaria de El Tabacal denunció que la azucarera de la Seabord en Salta -región de Orán- había destruído todos los accesos a La Loma, que comprende las 5.000 hectáreas de la reclamación guaraní, y que un grupo estadounidense de seguridad privadada operaba en el área con inusitada violencia: disparos, golpes, amedrentación. La visita de una Comisión de parlamentarios federales no detuvo los abusos.

Paralelamente el secretario de Gobierno de la provincia aseguraba que “no hay antecedentes de una provincia que haya trabajado tanto por las tierras de nuestros hermanos indígenas”. Pocos días antes, a fines de agosto, el abogado de la comunidad, Hernán Mascietti, había denunciado que los efectivos de Search utilizaban perros entrenados para perseguir a sus representados. (Más información en: www.argenpress.info/notaprint.asp?num=014057).

Apunta Labaké al final de su correo que la situación en Salta es “un ejemplo más que avala mi propuesta de que en el Directorio del Instituto Nacional Anti-Discriminación, INADI, se destine una plaza para la comunidad indígena, la única que realmente está discriminada en la Argentina (el otro grupo discriminado de verdad, el de los inmigrantes limítrofes, es en definitiva parte de la comunidad indígena, de lo contrario no estaría  discriminado)”.

————————————

1 Puede leerse, de su autoría: www.pieldeleopardo.com/modules.php?name=News&file=article&sid=456″.

La fotografía que abre esta inormación se tomó de: www.argentina.indymedia.org”.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario