Jun 2 2004
773 lecturas

Política

Argentina: La economía solidaria como forma de resistencia

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

La inauguración el encuentro, bajo el lema “otra economía es posible”, será en el Bauen Hotel de la capital argentina, empresa recuperada por sus trabajadores, el viernes 4 de junio a las 18. “El objetivo de estas actividades consiste en darle visibilidad a los actores y proyectos de este tipo que se desarrollan en la Argentina”, explica Lucio Salas Oroño, uno de los impulsores del encuentro y miembro de La Asamblearia, una cooperativa de consumo que abrió un local en el barrio de Núñez para vender la producción autogestiva de distintos movimientos sociales.

Las jornadas -promovidas por el Comité de Movilización Buenos Aires del Foro Social Mundial- se declararán abiertas con un panel donde participarán Paul Singer, coordinador del Programa de Economía Solidaria del Ministerio de Trabajo de Brasil, y José Luis Coraggio, rector de la Universidad de General Sarmiento y principal teórico de la economía social de l a Argentina, y en su universidad creó un posgrado sobre el tema.

A lo largo de las jornadas -que se extenderán desde las 9 de la mañana hasta las 9 de la noche- se llevarán a cabo más de 70 talleres autogestionados, donde se debatirá una variedad de temas: desde el rol de la mujer en la Economía Solidaria hasta estrategias de cálculos de costo en los microemprendientos.

En algunos debates participarán organizaciones extranjeras, como las cooperativas italianas Chico Méndes y Altro Mercado. En forma paralela, diversos productores sociales exhibirán sus mercaderías en una feria que se instalará en la calle Ramos Mejía hasta el Parque del Centenario.

“Nosotros decimos que la economía solidaria es aquella que se basa en la autogestión productiva, el comercio justo y el consumo responsable”, define Salas Oroño. “Hay que incorporar la noción de que se puede transformar el consumo en una herramienta política, sobre todo si la persona elige productos que tengan calidad social: es decir, que sean elaborados por emprendimientos autónomos y que no se basen en la lógica del capital, que es reproducirse a través del lucro, sino en la del trabajo. Se trata de otra racionalidad económica: en vez de competencia hay solidaridad y valores éticos”.

Los ejes de discusión Quienes convocan

El listado de organizaciones convocantes a estas jornadas es muy amplio. Entre otros, suscriben la carta de invitación Amnesty Internacional, la Central de Trabajadores Argentinos y la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios, junto a La Asamblearia, el Movimiento Nacional de Fábricas Recuperadas, la Asamblea de Palermo Viejo y el Grupo de Reflexión Rural.

Están ausentes las organizaciones vinculadas a la izquierda tradicional argentina. “Nos ven como una maniobra más de la burguesía para impedir que las contradicciones se agudicen y los trabajadores tomen, de una vez por todas, el poder del Estado. Pero ahora que este foro se ha ido instalando, algunos empiezan a querer participar”, señaló Salas Oroño que, dice, los esperan con los brazos abiertos.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario