May 20 2009
836 lecturas

Ciencia y Tecnología

Argentina: la muerte y los campos de soja

Primera Fuente*

Un centenar de bebés, al menos, nacen cada año con malformaciones por uso de glifosato –herbicida fabricado por la trasnacional agroquímica Monsanto– en la provincia de Santiago del Estero. La grave situación fue denunciada por el Colegio de Agrónomos de esa provincia que realizó un diagnostico del uso de este veneno en los campos de soja.

 

Advierten que junto a los nacimientos con malformaciones se registran casos de peones rurales con cáncer. El drama de los niños que son empleados en campos de soja para guiar a los aviones fumigadores. El uso de envases de plástico que portaban glifosato para la ingesta de agua.

El presidente del Colegio de Agrónomos de Santiago del Estero, Juan Tula Peralta, dio a conocer cifras alarmantes que causaría el uso de glifosato en los campos de soja. En declaraciones a un canal local, reproducidas por el sitio web Diario Panorama, advirtió que “se producen más de 100 nacimientos con malformaciones por año, por uso de agroquímicos”.

Peralta amplió su acusación en contra del glifosato y alertó tener conocimiento de que 300 personas, entre peones y habitantes lindantes a sembradíos de soja, padecen problemas relacionados con la aplicación de agroquímicos, cómo cáncer piel, de vías respiratorias o en el aparato digestivo, entre otras.

Explicó que este es un producto “controlado” por diferentes organismos tanto a nivel nacional como internacional. El mismo tiene un “grado de toxicidad 4, que es bajo” aunque resaltó que “si no se toman los recaudos del caso pueden provocar intoxicación” agregó Tula Peralta, según publicó Diario Panorama.

Además, el agrónomo describió otros problemas ambientales que traen aparejado los herbicidas: las montañas de plástico transformadas en basura y el riesgoso uso que se dan a estos envases como recipientes de líquidos. . “Por año se desechan entre 600 y 700 toneladas de envases. No son recolectados ni destruidos, la gente los usa para recolectar agua que usa luego en la comida. Es como tomar todos los días un poco de veneno”, sentenció.

Otra grave denuncia que hizo Tula Peralta, se vincula a la utilización de chicos cómo banderilleros en los campos de soja. Estos tienen la misión de marcar los puntos en los campos, donde los aviones deben fumigar.

“En Santiago y también en provincias vecinas es común, por la falta de escrúpulos de los productores y aplicadores, usar chicos cómo banderilleros. Son bañados con el producto. Cómo son chicos no muestran de forma inmediata la sintomatología, es un proceso que al cabo de unos años empieza a aparecer” resalta el titular del Colegio de Agrónomos.

(Ver en este portal: Niños: el trabajo consiste en ser envenenados).

En este sentido expresó que a los aplicadores terrestres de este herbicida “tampoco se les provee de la indumentaria adecuada. Deberían ser vestidos como astronautas” detalló Tula Peralta al portal de noticias santiagueño.

El Conicet advirtió por la toxicidad del glifosato

Científicos de la UBA aseguran que el herbicida utilizado en producción sojera puede generar efectos devastadores en embriones humanos. El glifosato se comercializa bajo el nombre de Roundup, de la multinacional Monsanto. Una investigación del Laboratorio de Embriología Molecular del Conicet-UBA, perteneciente a la Facultad de Medicina, afirmó que el glifosato, químico fundamental utilizado en la producción de soja, es altamente tóxico y provoca efectos devastadores en embriones.

Se trata de la primera vez que una investigación científica de laboratorio corrobora lo que las comunidades indígenas y los movimientos campesinos denuncian desde hace una década.

El estudio, realizado con dosis hasta 1.500 veces inferiores a las utilizadas en las fumigaciones sojeras, comprobó trastornos intestinales y cardíacos, malformaciones y alteraciones neuronales. "Concentraciones ínfimas de glifosato, respecto de las usadas en agricultura, son capaces de producir efectos negativos en la morfología del embrión, sugiriendo la posibilidad de que se estén interfiriendo mecanismos normales del desarrollo embrionario ", subraya el trabajo, que también hace hincapié en la urgente necesidad de limitar el uso del agrotóxico e investigar sus consecuencias en el largo plazo.

* Asociación de Prensa de Tucumán (www.primerafuente.com.ar/).
Despacho de www.argenpress.info

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario