Abr 22 2017
1643 lecturas

Pol铆tica

Argentina: La soja y el glifosato no solo inundan; crecen la inflaci贸n y el desempleo

Las reiteradas lluvias que inundan a gran parte del territorio nacional merecen la mayor atenci贸n: aparece la responsabilidad de las pol铆ticas estatales y su promoci贸n de soja y glifosatos, pero no solo en el tema de las inundaciones. Siguen en alza la inflaci贸n y el desempleo.

Reiteradas im谩genes del agua cubriendo buena parte de esta Argentina golpean al coraz贸n y duelen en el alma. Ello preocupa a煤n m谩s cuando nos enteramos que nuestro pa铆s tiene un nivel de incremento de las lluvias superior a los pa铆ses vecinos. Para algunos es una especie de 鈥淭sunami que viene del cielo鈥, como lo dijo quien fuera gobernador de C贸rdoba, Jos茅 Manuel de la Sota. Para otros, la responsabilidad recae sobre sucesivos gobiernos por la 鈥渇alta de obras鈥. Si bien ambos comentarios contienen aspectos de la realidad parecen olvidar otras causas que, da la impresi贸n, que son a煤n m谩s importantes. Desde hace alg煤n tiempo, un grupo de t茅cnicos del INTA de Marcos Ju谩rez (C贸rdoba) vienen apuntando a esas 鈥渙tras causas鈥, en las cuales 鈥損arad贸jicamente- el INTA tiene una importante cuota de responsabilidad, por haber promovido determinado tipo de cultivos como la soja y el uso masivo de los agroqu铆micos, por ejemplo.

La cr贸nica period铆stica nos informa de c贸mo Misiones sufri贸 una gran inundaci贸n en 2014. En el inicio del 2015 C贸rdoba y Santiago del Estero padecieron el mismo mal. En la segunda mitad de ese a帽o fueron Santa Fe, Buenos Aires y casi todo el litoral las zonas m谩s damnificadas. Ya en el 2016, el fen贸meno se extiende por la Mesopotamia, se reitera en provincias aludidas y se agregan Chaco y Corrientes.

T茅cnicos del INTA, luego de 10 a帽os de investigaciones encabezadas por Nicol谩s Bertr谩m y Sebasti谩n Chiacchiera, tienen otras explicaciones. Argumentan que el cambio en el uso del suelo es su principal explicaci贸n. Ello tiene responsables y beneficiarios. Los agronegocios son quienes se quedan con la crema de ese negocio. Sin embargo la mayor responsabilidad recae sobre los diferentes gobiernos, desde Carlos Menem en adelante, que promovieron y multiplicaron el cultivo de la soja, los 鈥減aquetes tecnol贸gicos鈥 y los transg茅nicos, para aprovecharse de los precios que 茅sta ten铆a en los mercados internacionales.

El progresivo desmonte y el reemplazo de pasturas por agricultura (soja) y la incorporaci贸n de los agroqu铆micos, motiv贸 el ascenso de las napas fre谩ticas. El promedio de las mismas, en la zona pampeana, estaba 鈥揾ace 40 a帽os- en los 11 metros. Ahora est谩 a un promedio de 2 metros. De modo tal que el agua que cae ya no puede ser absorbida como lo era anteriormente. No la retienen, ni los bosques que est谩n siendo exterminados, ni las pasturas -para la ganader铆a- que est谩n siendo reemplazadas por este cultivo. Estas modificaciones generan excedentes de agua que no tienen m谩s remedio que derivar hacia otras superficies generando el fen贸meno de las inundaciones, acelerado por los agroqu铆micos que contribuyen a 鈥減avimentar鈥 sus lugares de circulaci贸n.

Las cuentas de los t茅cnicos del INTA de Marcos Ju谩rez son rotundas: El monte nativo absorbe 300 mil铆metros de agua por hora; una pastura convencional 100 mil铆metros; un campo con soja 30 mil铆metros por hora. Estos cambios en el uso del suelo responden a la decisi贸n de procurar m谩s recursos econ贸micos y divisas, pero en la b煤squeda de una mayor producci贸n estamos causando otros da帽os y perjuicios, adem谩s de hipotecar el futuro.

A todo lo dicho hay聽 agregarle los efectos del 鈥渃ambio clim谩tico鈥 que tambi茅n responde a causas humanas.

La soja y el glifosato no solo contribuyen a las inundaciones

Pero la soja y el glifosato tienen otros efectos, adem谩s de los ya se帽alados en relaci贸n a las inundaciones. Esta semana en el sal贸n 鈥淎rturo Illia鈥 del Senado de la Naci贸n se trasmitieron en vivo las conclusiones del simulacro de fallo del Tribunal de La Haya contra Monsanto. Durante varios meses un grupo de investigadores puso en com煤n sus trabajos sobre los riesgos que significa el uso de las semillas transg茅nicas y del glifosato. Las conclusiones de tal 鈥淛uicio鈥 fue solicitar la intervenci贸n de la Corte Penal Internacional de La Haya por el compromiso de Monsanto con violaciones a los derechos humanos y cr铆menes contra la humanidad, por su responsabilidad en la producci贸n y comercializaci贸n de las semillas transg茅nicas y el glifosato. Su uso est谩 prohibido en varios pa铆ses de Europa.

Estas denuncias van de la mano con recientes Informes de la Organizaci贸n Mundial de la Salud (OMS) que acaban de alertar sobre el v铆nculo existente del mencionado herbicida con el c谩ncer. En nuestro pa铆s el glifosato se aplica sobre unas 28 millones de hect谩reas de las 31 millones cultivables. Su uso en la siembra de soja ocupa, con 20,5 millones de hect谩reas, la mayor parte de esa cifra. Para tener una idea aproximada de lo que eso significa digamos que anualmente se vuelcan sobre los suelos de nuestro territorio unos 300 millones de litros de glifosato.

Econom铆a: datos y FMI

Que la econom铆a anda a los tumbos no caben dudas, que en ese camino la peor parte la sufren los m谩s pobres, tampoco se puede cuestionar, de igual modo hay poco de bueno en las perspectivas futuras. De todos modos es necesario transformar esas sensaciones en informaci贸n, lo m谩s objetiva posible.

En las 煤ltimas horas se conocieron dos Informes muy significativos sobre lo acontecido en matera econ贸mica. Uno es el Informe del Centro de Estudios de la Uni贸n Industrial Argentina y el otro del Instituto Nacional de Estad铆stica y Censos. Ellos difieren en algunas cuestiones cuantitativas, pero ambos coinciden en las tendencias de la econom铆a.

Seg煤n la UIA la actividad industrial del mes de febrero reconoce una ca铆da del 5% para el primer bimestre del a帽o. Dicha baja se eleva al 9% anual, respecto de febrero del a帽o pasado. En cuanto a los empleos en la industria, 茅stos reconocen una p茅rdida durante el a帽o 2016, de 44.428 (3,7%) puestos de trabajo.

El INDEC reporta estos datos: Una reducci贸n de 68.314 (1%) trabajadores formales durante el a帽o pasado, habi茅ndose cerrado 4.462 empresas. En todos estos casos la p茅rdida de empleos estuvo concentrada en el primer semestre, con una peque帽铆sima recuperaci贸n en el 煤ltimo trimestre. En cuanto a los salarios el INDEC registr贸 un incremento, para los trabajadores formales, del 35,8%, menor a la inflaci贸n que 鈥損ara la entidad oficial- fue del 40,3%

Tambi茅n hay informaciones provenientes del FMI sobre la situaci贸n argentina y sus perspectivas. Contrariando al gobierno que, sigue estimando una inflaci贸n del 17%, el FMI la ubica 鈥揷omo promedio en el 25,6%, la quinta m谩s alta del mundo- estimando que ella estar铆a en el mes de diciembre 2017 en el 21,6%. La inflaci贸n que prev茅 el FMI para el 2018 ser铆a del 17,2%, con una desocupaci贸n del 7,3%. Las cifras sobre la inflaci贸n est谩n muy por encima de las previstas por el gobierno. El FMI tambi茅n vaticina un crecimiento del 2,2% para el presente a帽o y un 2,3% para el 2018. Seg煤n esta misma entidad, la econom铆a mundial crecer谩 este a帽o un 3,5%; Brasil 0,2%; China 6,6%. El crecimiento de la regi贸n ser铆a 1,1%, con Bolivia a la cabeza con un 4%.

Es posible que estos datos sobre la evoluci贸n de nuestra econom铆a聽 sean los que provocan que el gobierno sostenga que las pr贸ximas elecciones se definir谩n por cuestiones pol铆ticas y no econ贸micas

聽鈥淏lanqueo鈥, Vaca Muerta y una localizada industrializaci贸n

Dentro del conjunto de 鈥減谩lidas鈥 que brotan de los datos presentes y futuros de nuestra econom铆a. Hay algunas situaciones que merecen una reflexi贸n especial. Los resultados del 鈥渂lanqueo鈥 es una de esas cuestiones. El 鈥渂lanqueo鈥 o 鈥淧rograma de Exteriorizaci贸n de Capitales鈥, seg煤n el lenguaje oficial, es un tema que tiene varias aristas. 脡ticamente es cuestionable, en la medida que se trata de 鈥減lata en negro鈥, capitales que est谩n fuera del circuito controlado por el Estado. Se lo trat贸 de legitimar mediante la sanci贸n de la Ley N掳 27.260 o 鈥淟ey de Sinceramiento Fiscal y Reparaci贸n Hist贸rica a los Jubilados鈥, planteando que ese ser铆a el destino de los intereses que cobrar铆a el Estado. Lo llamativo es el monto alcanzado, fueron 鈥渂lanqueados鈥 u$s 116.800 millones de d贸lares.

Esas cifras 鈥 comparativamente- tienen una dimensi贸n a煤n mayor teniendo en cuenta que Cristina -en su primer mandato- hizo un 鈥渂lanqueo鈥 que reuni贸 u$s 4.492 millones y otro -en el segundo- por 2.595 millones de la misma moneda.

Puestos en relaci贸n con otros realizados en estos mismos tiempos, el argentino representa el 1,8% del PBI del pa铆s, le siguen los realizados en Indonesia con el 0,9% y Brasil con el 0,8% de sus respectivos PBI. Otros detalles sobre este 鈥渂lanqueo鈥 indican que el beneficio de la 鈥淐aja鈥 estatal fue de 148.600 millones de pesos (un mes de ingresos); el 80% del monto 鈥渂lanqueado鈥 corresponde a bienes que est谩n fuera del pa铆s y que el 96% de los 254.700 de los CUITs (identidad fiscal) ingresados al 鈥渂lanqueo鈥 pertenecen a personas f铆sicas. Esta inusual muestra de plata o bienes en negro es, para los funcionarios del gobierno, una muestra de confianza en el gobierno y en el pa铆s.

Como una excepci贸n a la reticencia a realizar grandes inversiones, est谩n los recursos que van arribando en relaci贸n a la explotaci贸n de hidrocarburos en Vaca Muerta. Un ejemplo de ello lo constituye el programa de inversiones de Techint/Techpetrol, anunciado por Paolo Rocca. Habla de 2.300 millones de d贸lares para el per铆odo 2017/2019 y otros 5 mil millones para una segunda etapa. Todos ellos estar铆an destinados a una producci贸n industrial manufacturera que aprovechar铆a las proximidades con los recursos gas铆feros de Vaca Muerta.

Se tratar铆a de un localizado proceso industrializador para una producci贸n electrointensiva (aluminio) y petroqu铆mica (pl谩stico, fertilizantes). Seg煤n Rocca all铆 se dan las condiciones para poner en marcha un nuevo proceso que apunte al futuro tejido industrial argentino. Seg煤n la observaci贸n del directivo de Techint el crecimiento argentino ha dependido del sector agroalimentario y 茅ste tiene topes para mayores inversiones 鈥搒eg煤n la opini贸n empresarial- por los altos costos productivos de nuestro pa铆s. Esa barrera podr铆a ser superada por el uso intensivo del gas-shale que podr铆a extraerse de la cuenca de Vaca Muerta.

De ese modo el proceso agroalimentario podr铆a ser ampliado a nuevos sectores industriales, como los aqu铆 se帽alados. Claro est谩 que en el medio de esta perspectiva est谩 el tan cuestionado y peligroso m茅todo del fracking para extraer los recursos hidrocarbur铆feros.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

1 Coment谩rio

Comentarios

  1. daniel faustino ballester
    23 abril 2017 23:34

    La nueva figura penal: ECOCIDIO: da帽o sistem谩tico, programado y persistente, sobre los ciclos que permiten la cadena de la VIDA.
    el dr Antonio Gustavo G贸mez -FISCAL VERDE- lo califica como:
    芦DELITOS DE LESA HUMANIDAD禄; ensa帽ados, perversos, dolosos.