Sep 24 2017
170 lecturas

EconomíaPolítica

Argentina: Los “brotes verdes” solo los ve el gobierno

 El gobierno sigue enamorado de algunos números de la economía que le traen buenas noticias. Sin embargo no pasa lo mismo con quienes, sobre todo las mujeres, cotidianamente gastan sus zapatillas cuidando el mango que les permita morfar, como dice el tango (o sea, el peso que les permita comer).

En estos días el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) dio los datos correspondientes a la evolución de las ventas en supermercados y shopping durante el reciente mes de julio. Según esa información, las ventas de dicho mes (a precios constantes) fueron levemente superiores a las de junio y mayo pero todavía un 2,1% por debajo de julio del año pasado. Esta es la realidad de una economía que si bien crece, muy levemente, no termina de notarse tal mejoría en la capacidad de consumo. La baja del consumo, de julio a julio, explica –según datos oficiales- el despido de 1353 cajeros y repositores. Resultado de imagen para argentina supermercados vacíos

Este consumo que sigue mal y no termina de levantar cabeza, tiene que ver con otra información proveniente de fuentes sindicales. Según la misma, la destrucción de empleos se concentra en aquellos sectores de trabajadores de ingresos mayores a la media de lo que cobran los trabajadores argentinos. Eso hace que los nuevos empleos sean ocupados por trabajadores que cobran bastante menos que los despedidos. Por eso resulta explicable que se estén recuperando empleos sin que ello se note de la misma forma en el consumo.

El Partido Judicial: un protagonista en la campaña electoral

El gobierno está jugando fuerte con vistas a las próximas elecciones del 22 de octubre. Esto llega al punto que Mauricio Macri prefirió quedarse por estas tierras, recorriendo el país, que ir a Nueva York a escuchar el discurso de Donald Trump amenazando con la “destrucción total” de Corea del Norte”. Tampoco pudo oír a Justin Trudeau, el joven primer ministro canadiense, quien resumió la relación con los pueblos indígenas como un “legado del colonialismo en Canadá” y manifestó que tiene “la esperanza de establecer una mejor relación con esos pueblos que tienen el derecho a organizarse ellos mismos”.

Hubiera sido un acto de sensatez de Macri escuchar y asumir esas palabras, en momentos que reaparece por estos lares el conflicto –nunca resuelto- de estos Estados con los pueblos indígenas.

Por primera vez en nuestra historia no es la primera figura presidencial la que concurre a ese evento. La vicepresidenta, Gabriela Michetti, dijo el discurso esperado, “políticamente correcto”, en las actuales circunstancias. Volvió a la carga sobre los iraníes, para saber qué pasó con las explosiones de la Embajada de Israel y la AMIA. En eso no se diferenció con el discurso que, durante varios años, pronunciaron allí Néstor Kirchner y su viuda Cristina. La Vice Presidenta planteó la bandera de la multilateralidad, sostenida desde siempre, por los países menos poderosos y reivindicó nuestros derechos sobre las Islas Malvinas. Nada nuevo.

Para el gobierno, lo importante no pasaba por allí sino por lo que ocurre en diversas instancias judiciales de nuestro país.

Además de los ya mencionados “brotes verdes” de una recuperación económica, que propagandiza el gobierno, también apuesta a continuar hablando de la “pesada herencia recibida”. Pero el gobierno tiene mucha confianza en la fuerte presencia de otro actor, la Justicia. En esa dirección tiene las antenas puestas en evitar que la oposición saque provecho de la desaparición de Santiago Maldonado y otras causas que involucran a funcionarios de primera línea. Al mismo tiempo procura explotar las diversas causas que relacionan a funcionarios del gobierno.Resultado de imagen para ricardo jaime

Distintos miembros del gobierno kirchnerista acumulan 745 denuncias en Tribunales. La propia Cristina está involucrada en 298 pedidos de investigación y acusaciones. Le siguen Julio de Vido con 90 y el ex Vicepresidente, Amado Boudou, con 85. Todo ello según la base de datos de los Tribunales Federales. Los únicos funcionarios presos son Ricardo Jaime (ex Secretario de Transporte) y José López (ex Secretario de Obras Públicas).

La abismal distancia entre denuncias y presos indica el amplio campo que tiene la Justicia para que todos los días aparezcan en la prensa elementos donde están implicados ex miembros del gobierno. Distintos hechos procesales vinculados a esas diferentes denuncias y acusaciones dan motivo para que diariamente aparezcan, particularmente en los medios que responden al actual gobierno, datos y elementos que tienden a quitarles credibilidad a los candidatos que responden al kirchnerismo.

Esa es una de las claves de la campaña del gobierno, fundamentalmente en la Provincia de Buenos Aires. En esa batalla principal es donde compite –justamente- la ex Presidenta. Los impactos más inmediatos estarán dados por la citación a indagatoria de Julio de Vido, para el próximo 27 de setiembre fecha que habrá que ver si se puede mantener, dada la renuncia de sus abogados defensores. Otra cuestión que motivará un fuerte revuelo, mayor al ya producido, es la reciente entrega al Fiscal de la causa del informe de Gendarmería sobre la muerte del Fiscal Alberto Nisman.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario