Dic 9 2005
323 lecturas

Ambiente

ARGENTINA: ORO EN SANTA CRUZ, PERO NO AL CIANURO

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

En el sector denominado Manantial Espejo, cerca de la frontera con Chile, a unos 160 kilómetros al oeste de San Julián, en la provincia de Santa Cruz, desde 1980 se viene estudiando la posibilidad de extraer oro y plata. Los estudios –más de 500 pozos perforados en las cercanías de Cerro Vanguardia– determinan que las reservas serían de unas 4.39 millones de toneladas, con leyes 264 gr/Tn de plata (plata) y 4.51 gr/Tn de oro.

La empresa a cargo del proyecto –Minera Triton– es una “joint venture” entre PanAmerican Silver y Silver Standard Resources, ambas canadienses con operaciones en Perú, Bolivia y México. Pero le ha salido gente al camino.

fotoEl diputado regional Omar Husain Hallar (izq.) presentó un proyecto de ley para que se prohiba el uso de cianuro en la extracción y producción de minerales en Santa Cruz, por los reiteradamente comprobados daños ambientales que provoca su empleo. El cianuro es usado en el proceso de explotación e industrialización de minerales metalíferos tales como el oro, y la plata y es un contaminante que permanece largo tiempo en el ambiente.

La explotación minera consiste en procesar miles de toneladas de piedra básicamente con agua y cianuro. El cianuro separa el oro y la plata del resto de la piedra, proceso que se denomina extracción por lixiviación con cianuro. El agua envenenada, posteriormente, se deja en grandes pozas llamadas “diques de colas”.

Sustancia letal

El proyecto, que tomó estado parlamentario a principios de diciembre destaca que las otras provincias patagónicas prohiben la utilización de este agente químico debido a las posibles contaminaciones.

fotoEl parlamentario afirma que resulta imposible asegurar “riesgo cero” de accidentes; su investigación destaca algunos de los más relevantes, como el ocurrido en 2000 en Baia Mare, Rumania, donde un derrame de cianuro conmovió a Hungría, Rumania y Yugoslavia, afectando al suministro de agua potable de 2.5 millones de personas y a las actividades económicas de más de un millón y medio que viven del turismo, la agricultura y la pesca a lo largo del río Tisza; o los ocurridos en Carolina del Sur, EEUU, en 1992, donde más de 11.000 peces murieron por la misma causa, o el del accidente ocurrido en 1994 en Sudáfrica, donde murieron 10 mineros al ser cubiertos por una mezcla de barro cianurado cuando cedió la barrera de un dique de colas.

Según el departamento (ministerio) de Salud del gobierno estadounidense el cianuro es potencialmente letal y actúa rápidamente.

El veneno puede presentarse como gas incoloro (cianuro de hidrogeno, cloruro de cianógeno) o en forma de cristales (cianuro de sodio o de potasio). Se lo advierte por su olor característico a almendras amargas –aunque no siempre lo emana y, por otra parte, no todas las personas pueden detectarlo–.

El cianuro impide que las células reciban oxígeno –sobre todo las del cerebro y corazón–, lo que ocasiona su muerte. Los sobrevivientes de un envenenamiento quedan severos daños en esos órganos.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario