Oct 9 2019
183 lecturas

Política

Argentina: siete mujeres de pelo en pecho

Durante el gobierno de Mauricio Macri, cinco mujeres «antipopulistas» condujeron ministerios estratégicos, más otras dos que lo sostuvieron, fuera del gabinete. Revisemos los chismes que de ellas registra la Wiki, portal sin sospecha de populismo, peronismo, chavismo o kirchnerismo.

1. Juliana Awada ( La Turca, 45 años). Primera dama de la nación. Definida por la revista Vogue como «versión moderna de Jackie Kennedy» (sic), fue denunciada penalmente por someter a 13 personas que trabajaban 15 horas diarias en condiciones miserables de hacinamiento, en empresas textiles de su propiedad. En marzo de 2017, La Turca fue nuevamente denunciada por defraudación millonaria contra el Estado. En la residencia presidencial de Olivos, Juliana contrató refacciones por un millón 225 mil dólares. Y lo de menos fue cuando ordenaba a sus guaruras cerrar una playa pública de la costa atlántica, para hacer gimnasia junto con su personal trainer.Imagen relacionada

2. Gabriela Michetti (54). Vicepresidenta de la nación y presidenta del Senado. Fue imputada por perjudicar al erario en la firma de un memorando con Catar (2016), creando un fondo de inversión por mil 300 millones de dólares para la administración de un fondo offshore para la «sustentabilidad» del Seguro Social, que administra la plata de los jubilados.

En ocasiones, la vice de Mauricio tuvo que aclarar el origen de miles de dólares en cash que guardaba en bolsas de papel que escondía bajo camas, cajones y placares de su domicilio. A los fiscales que la investigaron, declaró que el dinero provenía de «préstamos familiares», «donaciones» para su fundación, o destinado a la «pauta publicitaria» de medios y periodistas amigos del gobierno.

3. Carolina Stanley (43). Ministra de Desarrollo Social. Dio de baja 170 mil pensiones por invalidez. A cambio de votos o recursos de primera necesidad, negociaba con movimientos sociales y utilizaba camiones del ministerio para repartir a los pobres mobiliarios, electrodomésticos, viandas y enseres. Desvió fondos multimillonarios a fundaciones del presidente Macri, que la justicia empezó a investigar. Al peluquero de la primera dama, Carolina entregó millones de pesos para enseñar su oficio en los barrios carenciados. Dijo que compró su departamento (valuado en un millón de dólares) gracias a una donación. Durante la gestión, su patrimonio creció 345 por ciento.Resultado de imagen para laura alonso y patricia bullrich

4. Laura Alonso (46). Titular de la Oficina Anticorrupción. Involucrada en la sonada muerte del fiscal Alberto Nisman, promovió 22 mil denuncias por corrupción a opositores del gobierno macrista. Defendió al presidente en el caso de los Panamá Papers y logró la condonación de una deuda archimillonaria del grupo Macri, en el caso «Correo argentino». Aumentó su patrimonio 160 por ciento.

5. Patricia Pato Bullrich (64). Ministra de Seguridad. Insuperable caso de conversión ideológica (en su juventud militó en la organización político-militar Montoneros), se convirtió en pieza clave de la FBI, la DEA, el Pentágono, el Mossad y los intereses de la entidad terrorista llamada «Israel» en Argentina. Con furia de conversa, La Pato ha firmado acuerdos para la instalación de bases militares yanquis en regiones estratégicas del país (triple frontera –Argentina, Paraguay, Brasil–, Ushuaia y el yacimiento petrolero de Vaca Muerta (provincia de Neuquén), promueve el «gatillo fácil» de la policía contra los pobres que delinquen, y la xenofobia contra inmigrantes de Bolivia y Paraguay.

6. Elisa Carrió (62). Diputada y piedra angular de Propuesta Republicana (PRO), la coalición que sostiene al presidente. Defensora de criminales juzgados y condenados por delitos de lesa humanidad, ha sido acusada de lavado de dinero, aportes falsos de electores y espionaje clandestino a dirigentes políticos de la oposición.Resultado de imagen para elisa carrio y maria eugenia vidal

7. María Eugenia Vidal (46). Gobernadora de la provincia de Buenos Aires, mejor conocida como Heidi, Hada buena, o Madre Láctea de la provincia. Empezó su gestión diciendo «cambiamos futuro por pasado». Lapsus que rápidamente corrigió, sin impedir que se convirtiera en la gran verdad del gobierno macrista. Heidi dejó que se deterioraran 80 hospitales públicos de la provincia, cerró más de 250 escuelas urbanas y rurales, canceló cientos de programas de salud, cultura y capacitación, reprimió a docentes y trabajadores, y desvió fondos públicos millonarios.

En 2018, cuando fuertes inundaciones afectaron ocho millones de hectáreas y más de 14 millones de cabezas de ganado, Heidi estaba panza al sol en Playa del Carmen. Y al regresar se justificó diciendo que «hacía mucho» que no tomaba vacaciones. En reunión con el Rotary Club, aseguró: «Todos sabemos que nadie que nace en la pobreza en la Argentina hoy llega a la universidad». Su patrimonio personal creció de 400 a 424 por ciento. Y en 2018, la Fundación Konex le otorgó el Diploma al Mérito en el rubro Administradores públicos.

En suma, siete grandes féminas del macrismo que, con su ejemplo, probaron científicamente que la corrupción y la patológica búsqueda de poder no es privativa de la masculinidad.

*Publicado en La Jornada

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario