May 20 2007
503 lecturas

Economía

Argentina, síndrome Malvinas. – ”NUESTRA HISTORIA”, ESPECTROS Y REALIDADES

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

El viernes 18 de mayo, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Felipe Solá presenció la proyección del documental Nuestra Historia. El mismo fue realizado por hijos de integrangres del Cecim La Plata y le propusieron al gobernador, que el documental sea presentado en todas las escuelas bonaerenses y “trasladar de esta manera la experiencia a todos los chicos de la Provincia”.

Para comprender el contenido y concepción del documental, nada mejor que dejar que sus realizadores nos lo cuenten:

“… Si ahora tuviera que ir a una guerra no sé bien qué haría. Creo que se me caería el mundo y saldría corriendo…”. Así habla y piensa Manuel Giordano, hijo del ex combatiente de Malvinas Carlos Giordano, que acaba de cumplir los 18 años, la edad que tenía su padre cuando tuvo que viajar a la guerra.

“La idea empezó un día charlando con mi viejo. Nos dimos cuenta de que yo tenía la edad con la que él había ido a Malvinas”, arrancó el diálogo Giordano, que dijo luego: “Enseguida lo hablamos con los otros hijos y se prendieron enseguida.

foto

“Todo lo que nosotros sabemos de Malvinas lo sabemos por lo que escuchamos durante éstos años. Participamos de reuniones, asados en el CECIM y marchas. Además, escuchamos historias y vimos cosas que nuestros padres nunca expresaron públicamente” continuó el relato Manuel.

“Fue muy fuerte ponernos a indagar y hablar con nuestros padres y sus amigos, porque a cada momento nos dábamos cuenta de todo lo que sufrieron. Pero al mismo tiempo fue un aprendizaje, porque supimos cosas de la historia de Malvinas que nunca habíamos escuchado” expresó Florencia, que terminó la secundaria este año y el próximo también estudiará periodismo.

Para ella, su viaje interior es aun más doloroso. Su papá, Jorge, volvió de la guerra, pero aquí encontró una realidad todavía peor. “Al poco tiempo se suicidó, porque nunca pudo superar lo vivido allí. Por eso me decidí a participar en este proyecto, porque para mí es un tributo a él y un conocimiento sobre su vida. Es una manera de decirle gracias” declaró.

Además de Giordano y Mártire, participaron del filme otros hijos de ex combatientes como Martín Carrizo, Francisco Marano, Alejo Robert, Agustín Alonso, Agustín Magno, Celina Carrizo y Juliana Carrizo.

Cunado estos jóvenes fueron consultados por la presencia de Carol Thacher –hija de la prmer misitro británica durante el conflicto de 1982– respondieron:

“A mí, sinceramente, no me importa. Nuestro dolor de Malvinas no es por Inglaterra, sino por lo que pasó acá. Antes, durante y después”, remarcó Giordano. Mártire, por su parte, dijo que ella leyó un libro de un ex combatiente inglés y que “también ellos sufrieron y la pasaron mal. Contra los soldados no tengo resentimiento”.

Nota de la redacción del Grupo Mapuen

Con el respeto que me merecen es que me permito expresarles que a Malvinas no sólo fueron soldados de La Plata. Sin discutir las vivencias y actuación de sus padres en las islas Malvinas, debo decirles que existen otras que son dismiles y contrapuestas a las vividas y relatadas por ellos. Por lo que es un acierto que el nombre del documental sea Nuestra Historia.

Pero considero que se equivocan cuando pretede que “su historia” sea cobijada como la historia oficial en los ámbitos educativos.

Les hago esta salvedad, para que comprendan, que las lógicas críticas que deberán soportar en el futuro por el trabajo realizado, tiene origenes tán genuinos como los que ustedes pretenden mostrar en su historia, que evidentemente no es similar a “mi historia” y menos aún a “la historia de todos”.

Tengan presente que otros veteranos de guerra, con vivencias distinta a la de sus progenitores, también tienen hijos, y son ellos –como ustedes– reflejos de sus padres.

Por otra parte, según lo demuestran recientes encuestas realizadas en toda latinoamérica, el pueblo más anti anglofilo es el pueblo argentino. Más aún en la comunidad de combatientes en Malvinas.

Sería entonces poco prudente, involucrar a la comunidad educativa en actividades, que por lo parcial, acotado y lejos de una mirada global , seguramente generarán distintos garados de adhesión y rechazo, ocasionando tensiones innecesarias e inconducentes dentro del ámbito escolar ya degradado por la tensión social que existe desde hace años en nuestro país.

foto
Addenda

Por el fin del colonialismo y la unidad iberoamericana

En el presente año se cumple el 25 aniversario de la recuperación transitoria de las Islas Malvinas por parte de la República Argentina. Dicho evento se produjo en razón de la persistente intransigencia del Reino Unido de Gran Bretaña –potencia usurpadora– que ocupa ilegítimamente el archipiélago desde el año 1833.

El resultado del enfrentamiento bélico fue adverso para la Argentina, y el 14 de junio de 1982, se efectuó la rendición de la plaza militar de Malvinas, manteniéndose la arbitraria e ilegal ocupación Británica, sin otro derecho que el de la fuerza.

A partir de esa fecha, el reclamo por la soberanía en las Islas Malvinas volvió a los cauces diplomáticos pero siguió firme y constante a través de los años. En forma pacífica, la voz de la Argentina se levantó en cuanto foro internacional hubiere, exigiendo la devolución del territorio ocupado y que el Reino Unido se avenga a discutir la cuestión a través de la vía diplomática.

Hasta el día de hoy, Inglaterra se niega sistemáticamente a tratar el tema de la soberanía en las islas.

A su vez, Gran Bretaña ignora la declaración producida en agosto de 1975, en la V Conferencia de Países No Alineados que apoyó el reclamo argentino, y la producida al año siguiente por el Comité Jurídico Interamericano, de la Organización de Estados Americanos (OEA) que reconoció a la Argentina “el inobjetable derecho de soberanía sobre las Islas Malvinas”.

Por todo lo expuesto, y en la inteligencia de que la República Argentina constituye una parte de la gran nación iberoamericana, cruelmente balcanizada a lo largo de la historia, pero que no renuncia a su voluntad de ser, y entendiendo que el reclamo por el final del colonialismo es un derecho de las naciones que lo padecen, hacemos extensivo el reclamo al gobierno de Gran Bretaña, por la inmediata devolución del Peñón de Gibraltar a sus legítimos dueños, esto es, a la nación española.

Más informacióm aquí.

————————————

foto
Grupo Mapuen www.mapuen.com.ar.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario