May 1 2019
537 lecturas

Pol铆tica

Argentina: Tras el paro general, ollas populares para amortiguar el hambre de los pobres

 

Argentina qued贸 paralizada el martes por el contundente paro general convocado por varias centrales de trabajadores organizadas en el Frente Sindical para el Modelo Nacional, organizaciones sociales y continu贸 la protesta el mi茅rcoles, D铆a de los Trabajadores, con la instalaci贸n de 300 ollas populares, para ayudar a paliar el hambre que alcanza al 35% de la poblaci贸n.

El rechazo a las medidas econ贸micas y a los acuerdos con el Fondo Monetario Internacional (FMI) 聽fue masivo, as铆 como a los despidos, cuando se conocen las nuevas cifras de pobreza e indigencia que afectan a 14 millones de ni帽os y alcanzan al 60% de la poblaci贸n. Tambi茅n fue masivo el repudio a dirigentes sindicales que no se plegaron al paro, en sus intentos de conciliaci贸n 芦con un gobierno que s贸lo favorece a los ricos禄.

A la organizaci贸n se sumaron las Centrales de Trabajadores Argentinos (CTA), cooperativas, peque帽os y medianos empresarios y movimientos sociales como la Confederaci贸n de Trabajadores de la Econom铆a Popular (CTEP).

La movilizaci贸n multitudinaria tuvo su momento de m谩xima expresi贸n en la Plaza de Mayo, donde se realiz贸 un acto de protesta contra las consecuencias negativas del modelo econ贸mico que lleva adelante el gobierno de Mauricio Macri, de la mano del Fondo Monetario Internacional.

Setenta regionales de la Confederaci贸n General del Trabajo (CGT) tambi茅n adhirieron a la medida de fuerza, as铆 como la Corriente Federal de Trabajadores, pese a que la dirigencia de la CGT no lo hizo y fue desbordada por la decisi贸n de las bases de trabajadores de diversos gremios de participar ante la gravedad de la situaci贸n econ贸mico-social del pa铆s.

En la jornada del martes fue clave el paro de subterr谩neos, un sector del transporte p煤blico y los gremios aeron谩uticos, por lo cual se suspendieron m谩s de 300 vuelos. No tuvieron efecto las amenazas de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, la movilizaci贸n de fuerzas de seguridad, ni la acci贸n de los medios masivos de comunicaci贸n ligados al gobierno de Mauricio Macri, algunos de los cuales calificaron de 芦terroristas禄 a los trabajadores.

Dante Sica, ministro de Producci贸n y Trabajo, advirti贸 que sancionar铆a a los trabajadores en paro, pero no se logr贸 influir sobre la multitudinaria marcha sindical. Paralelamente, grupos de encapuchados trataron de alterar la marcha rompiendo vidrieras, hechos de los cuales se apartaron r谩pidamente los trabajadores, ya prevenidos sobre el env铆o de provocadores a lo largo de la marcha. Pese a ello hubo focos de represi贸n, con 12 detenidos y trabajadores golpeados y maltratados por la polic铆a.

鈥淎 pesar de los aprietes estamos ac谩 cientos de miles que resistimos las pol铆ticas de Mauricio Macri鈥, dijo el bancario Sergio Palazzo. 鈥淣os acusan de amenazar a la poblaci贸n y nos dicen mafiosos pero son ellos los que amenazan con sanciones, con represi贸n y con miedo al decir que si ellos no ganan en octubre habr谩 caos. Pero el caos son ellos que generan desempleo, entregan la soberan铆a pol铆tica y econ贸mica y favorecen la fuga de divisas con el acuerdo del FMI鈥, asegur贸 Palazzo.

Mariano S谩nchez, en representaci贸n de los movimientos sociales, llam贸 a toda la dirigencia pol铆tica a unirse para construir un frente pol铆tico que derrote en las urnas a Macri. Lo sigui贸 Ricardo Peidr贸 de la CTA Aut贸noma quien remarc贸 que la desocupaci贸n, la precarizaci贸n laboral y la fuga de capitales no son errores del gobierno sino 鈥渟on efectos deseados de la pol铆tica econ贸mica con la que buscan disciplinar a los trabajadores鈥.

El dirigente gr谩fico Pablo Micheli llam贸 a no relajarse con la realizaci贸n de esta multitudinaria movilizaci贸n porque 鈥減ara que vuelva un nuevo gobierno nacional y popular hay que ganar la calle con m谩s paros y m谩s marchas porque la victoria est谩 en la unidad鈥.

Hugo Yasky, de la CTA de los Trabajadores, defini贸 al paro y al acto como 鈥渦n punto de inflexi贸n en la tarea de la unidad del movimiento obrero que busca una central 煤nica鈥. El caos, dijo, no es culpa de los trabajadores 鈥渟ino de los que bajan los salarios y se arrodillan ante el FMI鈥.

Los trabajadores rechazaron la reforma laboral que intenta implementar el gobierno de Mauricio Macri y exigieron negociaciones paritarias, un urgente aumento de salarios -que quedaron totalmente desfasados ante la grav铆sima inflaci贸n que se vive en el pa铆s- y que los precios de los servicios b谩sicos y de la nafta (gasolina) se retrotaigan a los de fines de 2017.

Los oradores en Plaza de Mayo llamaron a la conformaci贸n de un gran frente nacional para las pr贸ximas elecciones de octubre, con el objetivo de derrotar ampliamente a la gobernante alianza Cambiemos, que hasta ahora en las internas y otros procesos electorales en siete provincias result贸 en un lejano tercer lugar.

*Periodista econ贸mico argentino, analista asociado a al Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE, www.estrategia.la)

 

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario