Jul 16 2016
593 lecturas

Política

Argentina: Un Macri agotado…y los tiempos del gobierno también se agotan

La verdad es que –incluido el feriado largo- ha sido una semana agotadora. Analizar seriamente algunas ausencias presidenciales por “cansancio” es casi inexplicable por eso lo haremos sonriendo, para no llorar. Pero el gobierno también “agota”, demasiado rápidamente, su caudal político.

 Un anuncio presidencial del pasado domingo nos despertó gratamente. Mauricio Macri, en un mensaje twiter nos decía “Cansado por la extenuante gira y acto, lamento no poder asistir a los desfiles de hoy”. De ese modo el Presidente nos hacía partícipes de su escala de valores profundamente imbricada con los principios morales y religiosos que se corresponden con su modo de ver el mundo. Porque no quedan dudas que no solo fue el cansancio personal el que motivó esa decisión, sino también dejar evidencia del lugar que ocupa la familia para él. Macri no se dejó guiar solamente por su estado personal sino también tuvo en consideración la situación de su pequeña hija Antonia y de su esposa Juliana cansadas de la jornada previa en Tucumán y ansiosas por disfrutar de un día “en familia”.ar cacerolazo-obelisco

Macri recordaba que Jesús había instalado como uno de sus mandamientos claves: “Amarás al prójimo como a ti mismo”. Mauricio interpretó que amaba al prójimo como a sí mismo. Pues bien, el prójimo amado podía estar en cualquier parte y –consecuentemente- él también. Y él quería estar en su casa. Lógica absoluta, imposible de rebatir. Eso es lo que había quedado de la profunda formación religiosa cuando cursó su primaria y secundaria en el Cardenal Newman y la ingeniería en la Universidad Católica. Pero no solo eso sino que, del origen italiano de su familia, había heredado aquella idea indeleble que “la familia es lo primero”. De modo tal que su decisión tenía fundamentos desde el lugar que se lo mire y Macri, respetuoso de tales valores, no podía fallar.

Todos los que desfilaron en ese Segundo Centenario -incluido el propio represor Aldo Rico- y las decenas de miles que asistieron a esos festejos, celebraron alborozados esa muestra de sapiencia presidencial. Millones de argentinos, desde sus casas, levantando basura en la calle, desde los bares o –románticamente- volviendo a cocinar con leña, estaban emocionados por la sabiduría del Presidente.

De allí que quienes lo acompañan en la gestión no cabían en su dicha y mutuamente se felicitaban por formar parte de un equipo conducido desde tamaña lucidez histórica y cultural. Dichas llamadas llegaron al punto que rompieron -sin querer- el manifiesto deseo de descansar que tenía el Presidente. Esa molestia estaba justificada en el fervor con el que se expresaban sus acólitos, alabando la decisión adoptada.ar cacerolazo16a

Es por eso que no podían hacer mella en el ánimo presidencial algunos comentarios “malintencionados” o de twiteros desorientados que comparaban su “cansancio” con el “esfuerzo sanmartiniano”. ¡Qué importancia podían tener! Cosa de envidiosos.

Pero de repente el rostro de Mauricio pasó del blanco mediterráneo a una blanca palidez. ¿Qué había pasado? Antonia, con la ingenuidad de sus pocos añitos, había desobedecido a sus padres. Prendió la tele y miraba el desfile. El padre iba a retarla cuando la niña dejó caer una frase que cambió el escenario político: Señalando a la imagen de (la vicepresidenta) Gabriela Michettli le dijo a su padre: “Pa´, porqué la dejaste sola a la Gaby, pobre…”. Mauricio -como un caballero, que lo es- comprendió su error. Pidió un helicóptero y allá fue, junto a Marcos Peña Braun, su “Chico 10”, a remedar la macana que se había mandado.

Los tiempos del gobierno también se agotan

Aunque algunos todavía no se han dado cuenta, el gobierno está metido en un lodazal. Cada vez que da un paso se entierra más. El tema de las tarifas es como Waterloo, una batalla donde está perdiendo su imagen de imbatibilidad. Ahora hasta el conductor Marcelo Tinelli en el programa más visto de la TV argentina, se le anima. Esto es un índice elocuente de que su tiempo también se está agotando. Miles y miles de compatriotas se lo hicieron saber, jueves por la noche, con el mismo ruido con el que carcomieron aquel histórico 54% de votos de apoyo a Cristina. Además le pasa en una cuestión que tiene “historia”.  ar cacerolazo16b

Los tarifazos han volteado a más de un gobierno en la región. El poder bolivariano del Comandante Hugo Chávez se construyó a partir de la explosión de un tarifazo. El gobierno de Macri parece no entenderlo, pero como dice un cronista deportivo, cuando un jugador arruina una jugada, ¡puede pasar! Demostrado que no es imbatible, puede pasar. Sobre todo si “no da pie con bola” e insiste en mecanismos que cada vez se entienden menos y es más la gente que protesta.

No quedan dudas que el tema de las tarifas es parte de una herencia nefasta. En nuestro caso el tema está estallando con motivo de las tarifas de gas, aunque otros servicios no le van en zaga. Va un dato que sirve de ilustración: en estos últimos 20 años las tarifas de gas crecieron en el orden del 300%, la inflación y los salarios promedio alrededor del 1.300%, el mínimo de los jubilados subió un 1.700%. El gobierno quiso recuperar esa diferencia en poco tiempo sin percibir que la situación no daba para eso. Insistir en esa dirección sigue siendo como “escupir para arriba” y todo lo que intente se le irá volviendo en contra. Ahora poco, cada vez menos, importa si este campo minado fue planificado o es el producto de una política insostenible en el tiempo. Lo concreto es que es inaplicable, con los valores, marchas y contramarchas actuales. Esto es lo que cada vez más gente se lo está haciendo sentir a este gobierno.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario