Ago 10 2016
448 lecturas

Opinión

Ataque a la PPT de Venezuela en Mercosur, golpe a la integración latinomericana

Para el juego geopolítico y geoeconómico de la derecha mundial, la posición soberana de Venezuela en el Mercosur es demasiado peligrosa. Es mucho lo que el norte quiere avanzar en los procesos de extracción y arrebato de la soberanía suramericana en este semestre y para ello, negar el ejercicio de la Presidencia Pro Tempore del Mercosur y con ello paralizar al bloque es altamente conveniente por no decir esencial a
sus mezquinos intereses .

Las normas fundacionales del Mercosur establecen con claridad la rotación de los Estados Parte en el ejercicio de la Presidencia Pro-Tempore: Tratado de Asunción de 199, artículo 12: “La Presidencia del Consejo se ejercerá por rotación de los Estados Parte y en orden alfabético, por períodos de seis meses” y Protocolo de Ouro Preto, (1994), artículo 5º: “La Presidencia del Consejo del Mercado Común se ejercerá por rotación de los
Estados Parte, en orden alfabético, por períodos de seis meses”.

Esta rotación automática se ha producido de manera religiosa los 25 años de vida del bloque, y de hecho ya Venezuela, hace 2 años, hizo ejercicio de este deber y derecho como Estado Parte con plenos derechos. El Mercosur siempre ha hecho el traspaso de la Presidencia Pro Tempore celebrando una cumbre de presidentes de estados parte y asociados, más ello no es parte de la exigencia de la norma y en cualquier caso no es Venezuela quien se niega a celebrar la cumbre, son los mismos que alegan la necesidad de su celebración quienes se han negado a asistir incluso al Consejo de Mercado Común (reunión de Cancilleres y Ministros
de Comercio).

La violación de las normas fundacionales del bloque es un hecho inédito, arbitrario y no casual que tiene dos grandes objetivos políticos:

1.- Acosar a la Revolución Bolivariana añadiendo mediática y funcionalmente al Mercosur en las operaciones de desestabilización sobre Venezuela. Una vez Washington ha logrado controlar tres de los gobiernos que forman parte del bloque (uno de ellos mediante un golpe de Estado que aun no han logrado consolidar), pretende usar la plataforma del Mercosur como arma contra el pueblo venezolano, en lo que el compatriota Rosso Grimau llama la Guerra de las Leyes Internacionales, en donde se subvierten las políticas de las organizaciones internacionales, en desacato de sus propias normas para afectar al Estado que pretenden devastar y saquear.mercosur turbulencias

2.- Paralizar al Mercosur para flexibilizarlo. La instrucción en concreto es adecuar la normativa del Mercosur para que cada país pueda negociar acuerdos comerciales en solitario, un esquema hacia una zona de libre comercio en donde todos puedan celebrar acuerdos comerciales bilaterales sin necesidad de consenso del resto de los socios.

De hecho el usurpador de la Presidencia de Brasil Michel Temer, declaró el sábado pasado a la agencia EFE que “Brasil no puede estar amarrado al Mercosur al punto de no poder hacer acuerdos internacionales”. También la canciller de Argentina declara que ALCA no es una mala palabra.

El Mercosur que hemos construido nunca ha sido homogéneo, es una construcción colectiva con grandes contradicciones y una gran fe en que es absolutamente esencial para nuestras naciones el fortalecer la plataforma del bloque suramericano, para jugar un papel influyente en el mundo y competir con las demás potencias mundiales.

Es así como, con la confluencia de una gran diversidad de pensamiento ideológico, político, cultural y económico, se ha ido conformando un bloque con poderosos acuerdos comerciales con énfasis en el logro del sueño Bolivariano de una “Preferencia Comercial Latinoamericana”, con robustos avances normativos y de ejercicio de derechos ciudadanos, con proyectos estratégicos de integración Productiva, integración en materia de seguridad ciudadana, fortalecimiento y consolidación de la agricultura familiar, políticas regionales tendientes a reducir las asimetrías existentes entre los países y los pueblos,  consolidación de DDHH, etc.

Y aunque muchos hemos sido críticos sobre los desafíos pendientes del bloque, indudablemente el Mercosur es el más poderoso motor de desarrollo de la región y la gran plataforma de fuerza colectiva para la negociación con un mundo cada vez más concentrado.

La vieja estrategia de divide y vencerás fue ya instrumentada por EEUU y UE con la CAN y destruyeron el espacio andino de integración.

Así, pues se pretende subordinar al Mercosur a la estrategia geopolítica trasatlántica, arrasar con los BRICS y marcar toda la agenda política y de disciplinas comerciales de la región por los megatratados internacionales de la Asociación Transpacífica (TPP), la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión (TTIP). Entre otras perlas estos acuerdos privatizan todos los servicios (educación inicial hasta universitaria, salud, vivienda, transporte, finanzas, agua, electricidad, telecomunicaciones, etc.) otorgándoles un trato obligatorio de transacciones comerciales entre un proveedor y un consumidor desandando todo el camino que otorga al ser humano el derecho de vivir en una vivienda, educarse, acceder al agua o comunicarse.

Nada de esto pueden hacerlo mientras la Venezuela Revolucionaria dirija el Mercosur , y por eso se transgrede toda la normativa fundacional atentando contra la Presidencia Pro Tempore de Venezuela. Este es el comienzo de los disparos que pretenden que la Patria Grande se haga sumisa política y económica ante el gran capital y subordine los derechos de los pueblos a los “superderechos” de las insaciables transnacionales.

Nunca como ahora es el tiempo de que los pueblos de la Patria Grande salgan a la calle a defender el legado de Chávez para la Patria Grande: La unión de los pueblos y la soberanía de una América Latina y caribeña, sin dominación imperial y con respeto a la autodeterminación de los pueblos y seguir sumando esfuerzos por desmontar el sistema neocolonial de dominación, afianzando la identidad nuestramericana.

*Ex emabajadora venezolana ante Mercosur y Aladi

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario