1607 lecturas
Feb 8 2014

OpiniónSociedad

México: Y cuando volvió la luz quedaban sólo pedazos…

El capitalismo del siglo XXI es mucho más poderoso y arrasador que el del pasado, y a la vez mucho más frágil, con claros signos de senilidad y descomposición. Su capacidad destructiva se multiplica y difunde por todos los vasos capilares de la sociedad carcomiendo la vida, los cuerpos, los territorios y la imaginación.