2400 lecturas
Feb 8 2012

Ciencia y TecnologíaSociedad

Implantes

En 2010 cerró la firma francesa Poly Implante Prothèse (PIP), productora de implantes de pecho para cirugía plástica. La empresa fue clausurada para que las autoridades investigaran alegatos de que había usado silicona de uso industrial, en lugar de la de uso médico, y que el producto sufría una proporción inusualmente elevada de rupturas, causando derrames tóxicos. Los implantes rotos estaban produciendo cáncer. Desde su fundación, en 2001, la PIP produjo alrededor de 100 mil implantes al año, y era el tercera fabricante a escala mundial.