1159 lecturas
Dic 23 2016

Política

Dilma Rousseff: Brasil tiene una democracia suspendida

La depuesta presidenta brasileña denuncia que los nuevos golpistas, en vez de destruir la democracia, “la corroen por dentro” y acusa a la derecha oligárquica de su país, y en especial a los grandes grupos mediáticos, por el golpe virtual que la desplazó del gobierno. “Cuando el neoliberalismo se despliega genera desigualdad”, señaló en Buenos Aires, donde afirmó que los “estados de excepción” parasitan el árbol de la democracia y lo corroen.Ademp+ás, hizo un análisis sobre el papel de los Estados Unidos.