Jul 29 2015
476 lecturas

Economía

Avance en la ONU para frenar los fondos buitres y guiar la reestructuración de deuda soberana

 

El Comité Ad Hoc sobre Procesos de Reestructuración de Deuda de la Organización de Naciones Unidas (ONU) adoptó esta semana una serie de principios para la creación de un sistema legal internacional para reestructuración de deuda, los cuales ahora serán elevados en septiembre a la Asamblea General.

Tras cerca de seis meses de trabajo, el comité de expertos, a partir de una propuesta argentina impulsada por el G-77 más China, aprobó los “principios básicos” para guiar la reestructuración de deudas soberanas, un documento que contiene nueve principios que buscan limitar el accionar futuro de los fondos buitre, permitiendo a su vez el crecimiento y el desarrollo inclusivo de los países.

Los puntos son el derecho soberano que tienen los estados a reestructurar su deuda, la inmunidad soberana, el respeto por las mayorías calificadas en los procesos de reestructuración, el tratamiento equitativo, así como la buena fe, transparencia, imparcialidad, legitimidad y sustentabilidad.

La decisión es un paso intermedio en la construcción del mecanismo legal internacional para llevar adelante reestructuraciones soberanas que impulsó Argentina. Los elementos planteados no serán vinculantes para gobiernos o tribunales en ningún país pero los nueve principios ofrecen una herramienta relevante para que los Estados con dificultades financieras sumen presión diplomática y política al momento de renegociar sus pasivos, señalaropn funcionarios argentinos al matutino Página 12. El objetivo de máxima es lograr la creación de un marco jurídico internacional.

Si bien las reestructuraciones de deuda son un procedimiento habitual (desde 1950 se registraron más de 600 casos de canjes soberanos alrededor del mundo) no existen reglas globales para encontrar soluciones que garanticen la salida de los países de las trampas financieras, volver a crecer y garantizar el cumplimiento de los vencimientos de deuda. El fracaso de la reestructuración que realizó Grecia en 2012 y la complicidad de los tribunales estadounidenses con el reclamo de un grupo de fondos buitre contra Argentina ofrecen dos ejemplos recientes.13-griesa

“El accionar de los fondos buitre y fallos recientes de algunos tribunales como el del juez Griesa reflejaron la incoherencia del sistema vigente y vuelven prácticamente imposible realizar una reestructuración en algunas jurisdicciones. El capitalismo no puede funcionar sin un mecanismo para las reestructuraciones de deuda, por eso todos los países tienen una ley de quiebras, pero desafortunadamente no existe un marco internacional”, reclamó el economista Joseph Stiglitz durante su exposición en el comité de expertos.

Con un diagnóstico similar Argentina impulsó el año pasado, a través del G-77 más China, el debate en la ONU para cubrir ese vacío legal en el sistema financiero internacional. La iniciativa para crear un marco jurídico internacional recibió el respaldo de 124 países.

Estados Unidos e Inglaterra bajo cuyas legislaciones se emiten ocho de cada 10 bonos de deuda soberana, se opusieron y seguramente vuelvan a hacerlo al momento de votar en septiembre en la ONU. La propuesta del comité no resuelve el vacío legal, pero ofrece una serie de recomendaciones que permiten construir consensos para avanzar en la discusión, explicaron en el equipo económico.

Los nueve puntos

Los nueve principios enfatizan que la decisión de encarar una renegociación de la deuda es un derecho de los Estados que debe ser protegido de medidas abusivas como el accionar buitre, y enfatizan que las reestructuraciones son una herramienta de última instancia. Entre los ítem consensuados también se reclama que el deudor soberano y la totalidad de sus acreedores se comprometan “en una negociación constructiva para lograr la reestructuración de los pasivos con el objetivo de un rápido y duradero restablecimiento de un nivel sustentable de deuda y el pago de los vencimientos”.

Otro de los elementos relevantes contemplados es el restablecimiento de la inmunidad soberana, aspecto fundamental al que muchos países renuncian al someterse a legislaciones extranjeras a la hora de emitir títulos de deuda. “En un contexto donde los gobiernos de turno tienen incentivos a resolver sus problemas trasladándolos al gobierno siguiente, seguirá habiendo incentivos a renunciar a la inmunidad soberana para obtener mejores condiciones de financiamiento en el corto plazo. Por lo tanto, debería establecerse que sea imposible para los países renunciar a la inmunidad soberana en los contratos de deuda”, consideró el economista argentino Martín Guzmán, que formó parte del grupo de expertos convocados para el debate.

Sin precedentesbol sacha loreti
El embajador de Bolivia ante Naciones Unidas, Sacha Llorenti, y presidente del Comité Ad-Hoc, señaló al matutino Tiempo Argentino calificó la resolución como “un hecho sin precedentes en la historia de las Naciones Unidas” para un tema que hasta ahora estaba en manos del Fondo Monetario Internacional, y señaló que una sentencia como la del juez estadounidense Thomas Griesa contra Argentina violaría estos principios.

“ Es una prueba clara de cómo la ausencia de normas en materia de Derecho Internacional permiten este tipo de arbitrariedades absolutamente repudiables. Esto nos da una señal de que se está consolidando una conciencia colectiva para evitar que los abusos como los del juez Griesa se repitan. Cualquiera que conozca un poco de Derecho Internacional sabe que es una aberración inadmisible”, añadió.

Para Llorenti, este grupo de principios con el tiempo se van a convertir sin duda alguna en un punto de referencia inevitable para los procesos de reestructuración de deuda, “es un primer paso de una lógica progresiva de reconocimiento de derechos (…) hay que continuar forjando nuevos instrumentos para tratar la reestructuración de deuda. Y son tan importantes porque este tema no es sólo financiero, sino que también incluye las posibilidades de crecimiento y desarrollo de los pueblos, de la satisfacción de las necesidades básicas, del respeto de los derechos económicos y sociales”.

Para el funcionario boliviano, la Argentina ha tenido un rol fundamental en este proceso. “La batalla contra los fondos buitre ha sido el origen de todo este debate, y Argentina ha tenido la capacidad de movilizar a los organismos regionales y multilaterales de manera eficaz, y tuvo una capacidad técnica y diplomática determinante”

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario