Sep 22 2016
573 lecturas

EconomíaPolítica

Bahamas Papers y las huellas del entramado offshore del Grupo Macri

 

Las empresas offshore de la familia del presidente Mauricio Macri y su entorno no paran de salir a la superficie. Documentación originada en una nueva filtración del Registro de Compañías de Bahamas reveló la existencia de Viajeya.com International Holdings. La aparición de la novena firma del grupo montada a través de la red global de servicios financieros offshore expone un comportamiento sistemático del holding Socma y sus miembros para canalizar sus negocios.

Macri con Daniel Chain, actual secretario de Obras Públicas del Ministerio del Interior.

La firma radicada en la guarida fiscal caribeña fue creada en abril del 2000 con un capital social de 10 millones de dólares. La empresa figura en un listado con más de 175.000 sociedades, fideicomisos y fundaciones incorporadas en el archipiélago caribeño al que accedió el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación y que Página/12 pudo analizar en exclusiva. El uso de firmas offshore en el entramado societario de los Macri es una práctica compartida con otros miembros prominentes de la cúpula empresaria argentina que también son mencionadas en la filtración como Ledesma, Boldt, Corporación América, Soldati y Techint.

La información disponible en la nueva filtración es más focalizada que la ofrecida en los Panamá Papers, donde se dio a conocer la existencia de Fleg Trading, la offshore bahameña en la que el mandatario argentino se desempeñó como vicepresidente en el directorio encabezado por su padre Franco Macri. En abril el mandatario había asegurado públicamente que Fleg, firma por la que es investigado en la Justicia Federal, había quedado inactiva ante el fracaso del negocio para el que había sido creada.

Sin embargo la compañía no solo no quedó abandonada en Bahamas sino que desembarcó en Brasil, donde estuvo involucrada en operaciones millonarias del grupo Socma. En esta oportunidad, el acta de constitución de Viajeya.com International Holdings a la que accedió este diario no menciona a ningún miembro del clan familiar como sí sucedió con otra offshore descubierta en los últimos meses, Kagemusha, donde figuraba Mauricio como director, o como cuando se conocieron las cuatro panameñas (Le Mare A-18, Joy B-28, Serenity C-44 y Yoo H-45) inscriptas a nombre de Gianfranco, un hermano del mandatario argentino.

La participación del holding familiar en la novena firma montada a través de una guarida fiscal se dio a través del Galicia Advent Socma Private Equity Fund. De acuerdo a los balances presentados ante la Comisión Nacional de Valores, cuando se concretó la creación de Viajeya.com el Grupo Socma controlaba el 44 por ciento de la inversora y el Banco Galicia ostentaba el 27,8 por ciento de las acciones. Pero la capacidad de decisión de los Macri sobre el fondo a cargo de abrir la offshore en Bahamas era todavía más importante. Entre 1997 y 2000, la fecha para la cual se realizó la operación, la dirección de las inversiones del fondo estuvo a cargo de Daniel Chain, el actual secretario de Obras Públicas del Ministerio del Interior que antes de administrar la empresa se había desempeñado como adscripto a la presidencia de Socma.

A poco de conocerse las revelaciones de los Bahamas Papers a las 3 p.m. hora de Berlin, incluyendo la existencia de ViajoYa, fuentes del Grupo Macri relanzaron el discurso sobre la inocuidad de las empresas offshore, el mismo que utilizaron en abril cuando se conoció la existencia de Fleg Trading, y aseguraron que la compra de la empresa bahameña fue debidamente declarada. En ese sentido, vale señalar que incluso cuando se cumplen las regulaciones, el uso de los servicios provistos por las guaridas fiscales como Bahamas, que forman parte de la red de servicios financieros offshore, representa una vía para que las empresas minimicen el pago de impuestos, oculten activos en sus países de origen y fuguen capitales.

Primera y última página del acta de constitución de Viajeya.com, firmada el 25 de abril de 2000 en Nassau, la capital de Bahamas.

La constitución de ViajeYa.com se firmó el 25 de abril de 2000 en Nassau, la capital de Bahamas. El documento de 22 páginas que forma parte de la nueva megafiltración lleva la firma de Daniel Eduardo Falcón en representación del Galicia Advent Socma Private Equity Fund. Comandado por el actual Secretario de Obras Públicas, el fondo salió al mercado en 1998 cuando adquirió participaciones en empresas como una compañía algodonera, otra firma al mantenimiento de edificios y bodegas. En la operación offshore donde se creó Viajeya.com participaron otros tres fondos de inversión.

El primero es Antarctic Ventures Limited con la participación de Federico Agardy, responsable del fondo de riesgo y miembro de la familia propietaria de la Editorial Estrada. La lista de involucrados en la compra de Viajeya.com se completa con Winslow Investment Limited representado por un empresario español llamado Alejandro Di Césare y la empresa Morner Investment SA con la firma de Juan Randle. Los balances de Socma revelan que la empresa se desprendió del fondo de inversión que controlaba a la offshore en Bahamas en octubre de 2001. En tanto, los datos del Registro de Compañías del archipiélago caribeño revelan que Viajeya.com quedó desactivada en 2004.

Isla de banqueros y magnates

El paquete de 1,3 millón de documentos del registro entrega nombres de directores y de algunos dueños de más de 175.000 empresas, fideicomisos y fundaciones registradas entre 1990 y principios del 2016 en Bahamas.

Los principales bancos del mundo son responsables de registrar a miles de sociedades offshore a través de sus filiales en la Bahamas. Así, el banzo suizo UBS es el agente registrado de 9717 sociedades a través de sus subsidiaria UBS Trustees (Bahamas) Limited.

Otro reconocido banco suizo, Credit Suisse, registró más de 9,500 sociedades a través de tres subsidiarias distintas: Credit Suisse Trust Limited (8304), Creditr Suisse Nassau Branch Wealth Management (972) y Credit Suisse AG Nassau Branch LATAM (253).

J.P. Morgan, a través de J.P. Morgan Trust Company (Bahamas) aparece como agente de registro de 1617 companies; BNP, a través de BNP Private Bank & Trust Bahamas tiene el mismo vínculo con 286 companies, y BNP Paribas con 371 y Julius Baer, a través de Firmen, Julius Baer Trust Company (Bahamas) com 312 sociedades, así como HSBC con 26 companies.

Así surge de nuevos documentos del registro de compañías de Bahamas, los llamados Bahamas Papers, que analizó Página/12 en el marco de la investigación impulsada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y el diario alemán Süddeutsche Zeitung.

El paquete de 1,3 millón de documentos del registro entrega nombres de directores y de algunos dueños de más de 175.000 empresas, fideicomisos y fundaciones registradas entre 1990 y principios del 2016 en Bahamas.

También aparecen bancos iberoamericanos registrando empresas offshore. Santander Bank & Trust (Bahamas) Ltd., filial del Banco Santander español, figura como agente de registro de 560 compañías entre1990 y 2015. entre esas empresas figuran varias con nombres en español: Picasso, S.A., Cantabria, Inc., Iguazu, Inc., Vega Baja S.A. o Ibiza Business Inc.

Banco Atlántico (Bahamas) Bank & Trust, filial del Banco Atlántico de Santo Domingo, figuran copmo agentes de registro de 90 sociedades entre 1994 y 2004.

Además de los nombres de los grandes bancos bancos que registraron a miles de empresas en Bahamas, los documentos nombran compañías offshore con capitales multimultimillonarios, y grandes empresarios y grandes empresas de todo el mundo que buscan hacer negocios lejos de la luz pública.

Las sociedades offshore son vehículos financieros con una estructura legal similar a la de una empresa productiva, que sirven para mover dinero y activos en paraísos fiscales, donde las leyes locales les garantizan máxima privacidad y casi no tener que pagar impuestos.

Entre las empresas offshore con los capitales más elevados de los Bahamas Papers figuran un grupo de firmas con nombres prácticamente desconocidos. a saber, Brighton Preferreed Investment Ltd. fue registrada el 9 de febrero del 2005 con un capital de 8,500 millones de dólares. A su vez Binney holdings Limited figura con 6,500 millones de dólares, Nehori Inv. Limited con 5,900 millones y G.T. International Ltd. con cinco mil millones.

Distintos personaje del mundo de la política figuran en los Bahamas Papers, incluyendo un grupo de argentinos (ver páginas 4/5).La lista incluye a Theodore Brent Symonette, viceprimerministro de Bahamas 2007 to 2012. Symonette, perteneciente a una de las familias más ricas e influyentes de Bahamas,aparece como director y vicepresidente de Mid-Eleuthera Properties Limited.

También figura Walter Kieber, un ex ministro de Liechtenstein, como miembro del consejo de la fundación Baluga Familienstiftung. La fundación se trasladó de Liechtenstein a las Bahamas in 2014, el año en que Kieber murió.

La ex comisionada de la Unión Europea Neelie Kroes, el magante de las apuestas deportivas Victor Chandler, el empresario textil y el nieto del fundador de Adidas, Horst Bente Dassler, y el presidente de Nemo Inc. e hijo del sha de Persia, Reza Pahlavi, son algunos de los empresarios que figuran en los Bahamas Papers.

“Los Panama Papers muestran cómo Mossack Fonseca ayudó a clientes a usar la discreción bahameña para mantener sus nombres fuera de archivos públicos y cómo el despacho jurídico socavó el impulso global hacia la transparencia fiscal,” escribieron Will Fitzgibbon y Emilia Díaz-Struck de ICIJ al presentar los Bahamas Papers.

“Más allá de Mossack Fonseca y los Panama Papers, los archivos de Bahamas revelan detalles sobre las actividades offshore de primeros ministros, ministros de gabinete, príncipes y delincuentes convictos. En general no es ilegal tener o dirigir una empresa offshore, y en muchos casos existen razones legítimas por las cuales establecer una estructura de esta naturaleza. Pero expertos en transparencia afirman que es importante que los funcionarios públicos den a conocer sus vínculos con estas entidades.”

Los nuevos documentos filtrados incluyen los nombres de 539 agentes registrados, que son los intermediarios corporativos entre autoridades de Bahamas y clientes que desean crear empresas offshore. Entre ellos está Mossack Fonseca, el bufete de abogados cuyos documentos filtrados formaron la base de los Panama Papers. La firma estableció 15.915 entidades en Bahamas, convirtiendo a esa isla en su tercera jurisdicción más ocupada, después de Panamá e Islas Vírgenes Británicas, destacaron Fitzgibbon y Emilia Díaz-Struck.

“Las compañías offshore son usadas a menudo para facilitar el lavado de dinero,” señala Debra LaPrevotte, una ex agente del FBI a los expertos del ICIJ. “Frecuentemente, las offshore son utilizadas solo para abrir cuentas bancarias, por lo que los documentos de los registros corporativos,

Pasión argentina por las sociedades offshore

Paolo Rocca, Santiago Soldati y Pedro Blaquier, directivos de holdings que figuran en los Bahamas Papers.

Uno de los hijos del dictador (almirante) Emilio Eduardo Massera, subsidiarias del Grupo Techint que encabeza Paolo Rocca, la petrolera Bridas controlada por los Bulgheroni, empresas del Grupo Soldati, un miembro prominente de la familia Eurnekian de Corporación América, la familia Blaquier dueños del ingenio Ledesma, y los propietarios de la empresa de seguridad y juegos Boldt son algunos de los empresarios vinculados a firmas offshore que aparecen en los Panamá Papers. También aparecen los hijos del expresidente radical Fernando De La Rúa  y la offshore Fleg Trading que tuvo al presidente Mauricio Macri en su directorio, más ViajeYa, otra offshore del grupo Macri.

La información disponible es más acotada que la ofrecida en los Panamá Papers o los Swiss Leaks. Si aquellas filtraciones permitieron evidenciar cómo operan dos eslabones fundamentales de la red global de servicios financieros offshore –los intermediarios en el caso de Mossack Fonseca y los bancos como el HSBC–, la publicación documentación del Registro de Compañías de Bahamas expone el rol que cumplen las jurisdicciones como el archipiélago caribeño para garantizar la impunidad y el secreto asociado a las guaridas fiscales.

Una primera búsqueda de los argentinos en esa base de datos arroja 543 resultados: se trata de los individuos que figuran como directores de esos instrumentos offshore pero también aparecen grandes empresas nacionales y firmas extranjeras instaladas en el país que crearon subsidiarias bahameñas para aprovechar el secretismo y los beneficios fiscales provistos por esa jurisdicción. A continuación, algunos protagonistas argentinos de los Bahamas Papers:

Techint: La empresa Techint International Construction Corp (Tenco) del grupo que hoy encabeza Paolo Rocca es la firma vinculada a la Argentina con más menciones en la nueva filtración. El uso de estructuras offshore no es novedoso entre los propietarios del holding que controlan la firma a través de una estructura que atraviesa guaridas europeas, fundaciones holandesas y algunos destinos caribeños. La firma Tenco tiene domicilio en Bahamas archipiélago caribeño y no es ningún secreto dentro de la firma, su nombre figura en distintos informes de Techint.

La filtración agrega algunos datos hasta ahora desconocidos de la historia offshore de ese miembro de la familia: la empresa nació en Panamá en 1952 a comienzos de la historia societaria, abrió una sucursal en Argentina en 1954, adoptó su nombre actual en 1983 y se mudó a las Islas Vírgenes Británicas, otra reconocida guarida fiscal, en 1991. De acuerdo a la información presente en la base de datos difundida ayer la empresa trasladó su dirección a Bahamas a partir 1997. Tal vez por esos viajes por el caribe desde el grupo calificaron a Tenco como “una heredera, hoy con actividad muy reducida” del área de ingeniería y construcciones. Ante la consulta de este diario informaron que la empresa “operaba básicamente en los países donde Techint no tenía sede permanente o donde necesitaba asociarse a compañías locales para poder calificar en obras de infraestructura con sus antecedentes técnicos”.

Otra curiousidad de Tenco es que a partir de agosto de 2011 su nomina de directores dejó de exhibir domicilios en Argentina y todos los responsables de la empresa pasaron a compartir el misma dirección en Uruguay.

Las razones para recurrir a las guaridas fiscales, explicaron los voceros de la empresa, radican en los beneficios impositivos y supuestas facilidades para solicitar fondos: “La modalidad offshore (Bahamas), además de las ventajas fiscales, permitía flexibilidad y un mejor acceso al crédito internacional”. Aseguran que en los últimos años su actividad se ha reducido “mucho, tan sólo participando en algunos contratos en Medio Oriente y en África”.

Gran parte de la información corresponde a listados de directivos que también formaban parte de la conducción de otras compañías del grupo. Desde la empresa indicaron que gran parte de los individuos mencionados “hace más de 20 años que no ocupan cargos en Techint”. Entre los nombres figura Agostino Rocca, el hermano de Paolo que falleció hace doce años.

– Grandes grupos empresarios locales: Con el cargo de director en las empresas Surpina LTD y Soleado INC figura Martín Francisco Antranik Eurnekian, uno de los sobrinos del titular de Corporación América, Eduardo Eurnekian. Los archivos de la nueva base de datos muestran que Martín desembarcó en el directorio de la bahameña Surpina en 2006 y que informó un domicilio en Bélgica. Al menos hasta septiembre del año pasado ambas empresas offshore estaban activas ya que la firma del directivo del holding hoy radicado en Uruguay aparece en dos actas idénticas autorizando modificaciones sobre el domicilio de las sociedades en la capital bahameña.

Blaquier, cómplice de la dictadura

Blaquier, cómplice de la dictadura

Los propietarios de Ledesma también figuran en la filtración divulgada ayer. Los Blaquier están a dos sociedades incorporadas al registro bahameño a finales de 2006: Financiere Translemanique SA y Derby Services Limited. Los datos asociados a esas compañías en la nueva filtración es escasa pero como ambas fueron montadas a través de Mossack Fonseca, los Panamá Papers corroboran la presencia de la familia. Otro empresario presente es Antonio Tabanelli, fundador de Boldt, la empresa dedicada a la explotación de juegos de azar y a brindar servicios, vinculada en sus inicios a la gestión de Eduardo duhalde al frente de la gobernación bonaerense. Las offshore bahameñas que lo tienen como accionista son Wastegate International GMBH y Automación Gráfica. Al igual que el caso de la familia Blaquier, su desempeño en esas compañías offshore se confirma con la documentación de Mossack Fonseca.

– Presencia permanente. La familia Smolarz aparecen en los Swissleaks, los Panama Papers y los Bahmamas Papers, una especie de triple corona en el uso de paraísos fiscales. La red de sociedades offshore utilizada por la familia Smolarz, un grupo de financistas que tuvo entre sus negocios al Banco de Servicios y Transacciones y el Banco Cetelem, se conoció con la filtración de la lista de clientes del HSBC Private Bank de Ginebra. Abrieron su cuenta en la sucursal suiza del banco en 1994 y realizaron depósitos por 29 millones de dólares que nunca fueron declarados correctamente. Aquella filtración reveló cómo los miembros de la familia aceptaron una recomendación directa del HSBC para incrementar el anonimato de su cuenta multimillonaria mediante la interposición de una empresa offshore llamada Stampa Commercial en Panamá donde no hubiera rastros de los Smolarz. La nueva filtración del Registro de Compañías de Bahamas revela la presencia de los mismos miembros de la familia (Moisés Aaron, Aida y Mina) en Davidson and Frye Copr. La offshore fue creada en 1997 pero los argentinos desembarcaron en 2009.

– Massera: Emilio Esteban Massera, el hijo del fallecido dictador, y figura en la base de datos como director del flamante Latam Fund creado el 7 de diciembre de 2015. Comparte la conducción de la empresa con otro argentino: Antonio Jesus Astinza. El hijo menor de Massera formó parte durante varios años del directorio de la financiera Puente Hermanos que hoy ostenta la categoría de banco y concentra sus negocios en la colocación de bonos de provincias y empresas actividades por las que es investigada en la justicia. Además los registros comerciales lo ubican a Massera como representante legal de Roseclair Investments y vicepresidente de Venexva Bursátil donde también convive con otros miembros de la familia, incluyendo su hermano Eduardo Enrique, quien también aparece en el directorio de Puente Hermanos.

Mssera: crímenes de lesa humanidad... y negocios

Mssera: crímenes de lesa humanidad… y negocios

Eduardo Enrique, ex capitán de corbeta, estuvo preso formar parte de la banda dirigida por su padre. Fue excarcelado y actualmente aguarda el jucio oral. Con el pretexto de la denominada guerra contra la subversión, Massera y sus cómplices se apoderaron de los bienes de las personas secuestradas en la Escuela de Mecánica de la Armada, entre ellos 26 hectáreas en Mendoza. Valuadas en 10 millones de dólares, pertenecían a la sociedad Cerro Largo, integrada por los detenidos-desaparecidos Victorio Cerutti, Conrado Gómez, Horacio Palma y Omar Masera Pincolini, quien no tiene parentesco con su verdugo. En la ESMA les obligaron a firmar documentos de cesión de sus bienes.

De ese modo creían comprar su supervivencia, pero una vez que entregaron todo lo que tenían los asesinaron. La causa contra Massera (h) por privación ilegal de la libertad, extorsión y asociación ilícita es instruida por el juez federal Sergio Torres y también incluye a varios oficiales del grupo de tareas de la ESMA. El ex almirante fallecido en 2010 quedó a salvo porque fue declarado incapaz para enfrentar un juicio, a raíz de un accidente cerebrovascular que padeció en diciembre de 2002. Según escribió el periodista Horacio Verbitsky en Página12, la banda vendió y revendió esas tierras a una serie de sociedades integradas por personas inexistentes que usaron documentos falsos, con la clásica técnica del lavado de dinero originado en actividades delictivas. Luego de una serie de transacciones ficticias fueron inscriptas a favor de otra compañía integrada, entre otros por Enrique Eduardo Massera y con domicilio en un local del Partido para la Democracia Social, que presidía el almirante.

Hasta ahora no hay investigaciones judiciales que tiendan a establecer si el producto de los bienes saqueados a los detenidos-desaparecidos forma parte del capital con que operan las empresas del Grupo Puente o la financiera Vanexva. Puente Hermanos además aparece mencionada con tres transacciones sospechosas en uno de los anexos del informe de la comisión parlamentaria sobre lavado de dinero que presidió la ex diputada radical Elisa Carrió en el 2001.

– Petroleras: Tener filiales en Bahamas es una práctica extendida en el sector hidrocarburífero que opera en Argentina. Se trata de subsidiarias donde figuran directivos argentinos o firmas creadas para explotar determinados yacimientos. Esso, Exxon, Puma, Bridas, Ultrapetrol y PanAmerican Energy son algunas de las petroleras directamente vinculadas al país que surgen del Registro de Compañías de Bahamas. Santiago Soldati y otros miembros del grupo figuran como directivos de IP y Puma dos empresas vinculadas al holding.

Las aventuras de los De la Rúa…¿y Shakira?

Fernando “Aíto” y Antonio de la Rúa, en los viejos tiempos con su madre, Inés Pertiné

Los inefables hermanos Antonio y Fernando “Aito” de la Rúa figuran en la filtración de los “Bahama Papers” como miembros de dos empresas: Bonds Cay Development y Furia Investments Holdings. Ambas firmas fueron abiertas en 2006 y en las dos los De la Rúa integran las sociedades junto a los también hermanos Arturo y Patricio Rubinstein, dos economistas argentinos dedicados a los negocios financieros por el mundo. En un intercambio de mensajes con este diario, Antonio confirmó su propiedad. “Hace muchos años que soy residente allá y he manejado muchas compañías desde allá”, respondió el hijo mayor del ex presidente Fernando de la Rúa.

De acuerdo a los papeles a los que accedió Página/12 por intermedio del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), Antonio figura como vicepresidente –”co-executive”– y con un domicilio en Bahamas: la House Shoreline Islands en Old Fort Bay, en Nassau. En cambio, su hermano Aito aparece domiciliado en Argentina y con el cargo de director –”management advisor”–.

Las empresas datan de la época de la relación de Antonio con la cantante colombiana Shakira, que estuvieron en pareja entre los años 2000 y 2010. Los hermanos De la Rúa forman parte de la saga de hijos presidenciales que la pasan bomba pero resulta difícil determinar a qué se dedican. Son abogados -el primer diario Perfil realizó una recordada investigación acerca de supuestos arreglos en sus exámenes universitarios– pero, que se sepa, nunca ejercieron.

Cuando se puso de novio con Shakira, Antonio se convirtió en su manager y en administrador de la plata que ella ganaba. Según aseguraría luego de la separación, la ayudó, porque por entonces la carrera de la exitosa cantante atravesaba problemas económicos. Furia Investment habría sido abierta directamente para administrar los fondos de Shakira mientras que Bonds Cay estaba dirigida a los emprendimientos inmobiliarios.

En 2006, circuló la noticia de que la cantante planeaba un emprendimiento conjunto con el ex líder de Pink Floyd, Roger Waters, para comprar una isla con ese nombre -Bonds Cay– en Bahamas por 16 millones de dólares donde construirían casas y condominios de lujo y un hotel boutique. Se planteaba como un proyecto de ultra lujo para estrellas del espectáculo y multimillonarios. “Podríamos decir que es una explosión de los sentidos. Es un concepto más relacionado al arte y a la cultura”, explicaba por entonces Arturo Rubinstein, que era presentado en los folletos como un inversor radicado en Miami.

Actualmente, Arturo -egresado de Ciencias Económicas de la UBA y con un máster en la Universidad de Chicago- es director de Blue Capital, una financiera con sede en Buenos Aires. En tanto, Patricio Rubinstein -que estudió en la Universidad de San Andrés– aparece como director del G2 Investment Group, también dedicada a los negocios financieros pero en Luxemburgo, un paraíso fiscal. Se mantienen en contacto. “Hola Pato. Feliz cumple brother. Te escribí por WhatsApp pero estás perdida. Llama cuando puedas!”, le escribió Antonio de la Rúa a “Pato” Rubinstein el año pasado en su Facebook.Resultado de imagen para antonio de la rua y shakira

Furia Investment continuó activa hasta 2010, más o menos la época de la separación. Bonds Cay se mantuvo hasta 2014 porque el negocio de Shakira y Roger Waters siguió. Según trascendió a través de medios de espectáculo, Shakira y Antonio de la Rúa iniciaron desde entonces una serie de demandas judiciales cruzadas por cifras millonarias. “Son todos temas del ámbito de mis actividades privadas que lo mantengo en privado. Está todo en regla”, respondió Antonio cuando este diario le pidió mayores precisiones sobre las empresas en Bahamas.

Según explicó, no se trataría de firmas offshore sino que Antonio y Shakira vivían en Bahamas y realizan emprendimientos comerciales en Bahamas.

“No tengo idea de los negocios de mis hijos porque nunca estuve involucrados en sus actividades comerciales en Bahamas ni en ninguna otra jurisdicción. Ellos ya no viven en la Argentina desde hace muchos años”, se desligó del entuerto el ex presidente De la Rúa ante una consulta del diario alemán Süddeutstche Zeitung.

Los hermanos De la Rúa también habían aparecido en los primeros meses del año involucrados en firmas con sede en Panamá, de acuerdo a lo que surgía del portal Open Corporates. Antonio de la Rúa figuraba como presidente de Furia SA –en la que Aito y Rubinstein eran directores- y de Supernova Productions SA, en la que aparecía como director Darío Lopérfido, el ex ministro de Cultura porteño y otrora integrante del Grupo Sushi que se formó alrededor de Antonio durante el breve mandato presidencial de su padre.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario