Jul 29 2013
1776 lecturas

PolíticaSociedad

Bajo la atenta mirada de la NSA y el FBI

Estamos a pocas semanas de que se cumpla el quincuag√©simo aniversario de la Marcha Sobre Washington por el trabajo y la libertad de 1963, fecha en que se conmemora la hist√≥rica concentraci√≥n en que Martin Luther King Jr. pronunci√≥ su famoso discurso ‚ÄúTengo un sue√Īo‚ÄĚ. Mientras se aproxima esa fecha, es importante recordar hasta qu√© punto King estaba en la mira del aparato de espionaje interno del gobierno.

La operación del FBI contra King constituye uno de los episodios más vergonzosos de la larga historia de persecución de disidentes llevada a cabo por nuestro gobierno.

Cincuenta a√Īos despu√©s de aquella hist√≥rica marcha, Edward Snowden decidi√≥ correr un gran riesgo al exponer el alcance a nivel mundial de los programas de espionaje supervisados por el Presidente Barack Obama. Lo que revel√≥ sigue provocando indignaci√≥n y cr√≠ticas hacia Estados Unidos en casi todos los rincones del mundo.
En un memorando clasificado del FBI, emitido el 4 de enero de 1956 ‚ÄĒpoco m√°s de un mes despu√©s de que Rosa Parks fuera arrestada por negarse a ceder su asiento de autob√ļs a un pasajero blanco‚ÄĒ, la oficina del FBI de Mobile, Alabama, afirm√≥ que un agente ‚Äúhab√≠a sido asignado para averiguar todo lo que pudiera sobre el Reverendo Martin L King, ministro de color de Montgomery y l√≠der de los boicot a los autobuses‚Ķ para revelar toda la informaci√≥n negativa que se pudiera respecto a King‚ÄĚ.

En aquel momento, el FBI era dirigido por su director fundador, J Edgar Hoover, que hac√≠a uso de los vastos recursos que controlaba contra todo aquel que considerara cr√≠tico de Estados Unidos. La operaci√≥n clandestina de espionaje, infiltraci√≥n y desbaratamiento de amplio alcance que llev√≥ a cabo Hoover recibi√≥ el nombre de ‚ÄúCOINTELPRO‚ÄĚ, sigla que proviene del t√©rmino ‚Äúprograma de contrainteligencia‚ÄĚ.
Las actividades del programa COINTELPRO del FBI, as√≠ como operaciones ilegales llevadas a cabo por agencias como la CIA, fueron investigadas en profundidad en 1975 por el Comit√© Church, que estaba presidido por el senador dem√≥crata de Idaho Frank Church. El comit√© inform√≥ que el FBI‚Äúllev√≥ a cabo sofisticadas operaciones de vigilancia con el objetivo de impedir de manera directa el ejercicio de los derechos de libertad de expresi√≥n y asociaci√≥n que establece la primera enmienda de la Constituci√≥n¬Ľ. Entre las malintencionadas actividades del COINTELPRO estuvo el intento del FBIde amedrentar a Martin Luther King Jr con la amenaza de dejar al descubierto un presunto romance extramatrimonial, intento que incluy√≥ la sugerencia por parte del FBI hacia King de evitar la verg√ľenza quit√°ndose la vida.
Tras el informe del Comité Church, el Congreso impuso severas limitaciones al FBI y a otros organismos de inteligencia, las cuales restringieron el espionaje a nivel nacional. Entre estos cambios, figura la aprobación de la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA, por su sigla en inglés). La Ley FISA obligó al FBI y a otras estructuras del gobierno a recurrir a un tribunal secreto, el Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera, para poder intervenir líneas telefónicas dentro del territorio nacional.
Luego tuvieron lugar los ataques del 11 de Septiembre de 2001 y la aprobaci√≥n de la Ley Patriota, que otorg√≥ amplios nuevos poderes de espionaje a las agencias de inteligencia, entre ellas, el FBI. El art√≠culo 215 de esa ley ha sido muy criticado, en primer lugar, por permitir al FBI obtener registros de los libros que las personas llevan en pr√©stamo de las bibliotecas. Sin embargo, actualmente, a m√°s de 10 a√Īos de la aprobaci√≥n de la ley y gracias a la informaci√≥n filtrada por Snowden, podemos observar que el gobierno ha utilizado la Ley Patriota para llevar a cabo operaciones de intervenci√≥n de todas las comunicaciones electr√≥nicas, entre ellas, los ‚Äúmetadatos‚ÄĚ telef√≥nicos, que pueden ser analizados de forma tal que revelen datos √≠ntimos de nuestra vida. Sin dudas, estamos ante la legalizaci√≥n de un sistema de vigilancia total verdaderamente orwelliano.
En lo que se ha considerado una prueba de fuego para la posibilidad de reducir los programas de espionaje interno del gobierno de Obama, una coalición bipartidaria de republicanos libertarios y demócratas progresistas presentó una propuesta de enmienda al más reciente proyecto de ley de autorización de defensa. Justin Amash, republicano, y John Conyers, demócrata, ambos de Michigan, impulsaron conjuntamente la enmienda, que habría impedido que la NSA obtuviera financiamiento para recopilar los registros telefónicos y datos de personas que no se encuentran bajo investigación.
La casa Blanca se tomó en serio la posibilidad de que su facultad de espiar pudiera verse limitada por el Congreso. En la víspera del debate sobre la enmienda Amash/Conyers, el Director General de la NSA, Keith B. Alexander, el Director Nacional de Inteligencia, James Clapper, y miembros de la línea dura de los comités de inteligencia del Congreso ejercieron presión sobre miembros de la Cámara de Representantes.

Finalmente, la enmienda fue derrotada por un estrecho margen. Un proyecto de ley que, de manera similar a la enmienda Amash/Conyers, dejaría sin efecto el programa de la NSA se encuentra actualmente en tratamiento en eeuu edward snowdencomisiones.

Gracias a Edward Snowden y a los periodistas que redactan noticias basadas en sus denuncias, sabemos hoy que el gobierno de Obama recopila grandes cantidades de nuestra información. Martin Luther King Jr fue un disidente, un líder social y un crítico de las guerras de Estados Unidos en el extranjero y de la pobreza y el racismo en su país. Lo espiaron, y su tarea se vio afectada por el gobierno federal.

El quincuag√©simo aniversario de la Marcha sobre Washington es el 28 de agosto. Profundamente consternado por la represi√≥n de la disidencia que tiene lugar bajo el gobierno de Obama, el acad√©mico Cornel West, profesor de Filosof√≠a y Estudios sobre religi√≥n en Nueva York, se pregunta: ‚Äú¬ŅSaben que habr√° una marcha en agosto, no? Y lo ir√≥nico es que el Hermano Martin [Luther King] no estar√° invitado a la marcha en su honor porque hablar√≠a de los aviones teledirigidos, hablar√≠a de los delincuentes que est√°n al frente de Wall Street, hablar√≠a de la clase trabajadora, empujada a la marginalidad mientras que las ganancias van a parar a los bolsillos de los ejecutivos de las grandes empresas.

Hablar√≠a del legado de la supremac√≠a blanca. ¬ŅPiensan que los que van a ir a la marcha hablar√°n de los aviones teledirigidos? ¬ŅO del presidente teledirigido? ¬ŅPiensan que los que van a ir a la marcha hablar√°n de los v√≠nculos con Wall Street? Perm√≠tannos decir la verdad, salir del escenario montado por Obama y decir: ‚Äô¬ŅSaben qu√©? Nos enfrentamos a delincuentes all√° arriba y ac√° abajo. Basta de hipocres√≠a. Dejemos al descubierto la deshonestidad y seamos leales al legado de del hermano King‚Äô‚ÄĚ.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    1 Coment√°rio

    Comentarios

    1. Gabriel √Āguila Gama
      31 julio 2013 19:40

      Hola:

      1.0. La desigualdad social y económica a nivel mundial está pésima, no se diga en la américa latina (apapachada por el actual PAPA).

      2.0. La humanidad necesita l√≠deres de la talla de ¬ęMartin Luther King Jr.¬Ľ.

      !Un abrazo y saludos cordiales!